¡Mensaje a quien quiera ser feliz!

En cualquier momento, en cualquier circunstancia…

En cualquier momento, en cualquier circunstancia, cuando la vida te golpee, cuando te sientas solo, traicionado, abandonado, derrotado, vencido, aférrate a la esperanza, llénate de agradecimiento por lo que tienes, sea lo que sea, así sea la vida misma, no olvides que tras la noche más oscura, siempre llega el más luminoso amanecer…
 

Recuerda que estás vivo, y mientras lo estés, siempre habrá algo que puedas aprender, algo que puedas hacer que te cause alegría y satisfacción, o mejor aún, algo de ti que seguramente puedes compartir con otro ser que lo va a agradecer, pues debes saber que hay mucha más alegría en el dar que en el recibir…
 

Entonces, ¿qué esperas? Sal de ese momento de tristeza y desaliento, piensa y seguro encontrarás muchas cosas por las cuales sentirte agradecido.

 

Deja de preocuparte por tus zapatos rotos, agradece que tienes pies para calzar y aprende de ese hombre que sonríe feliz y agradecido con Dios y con la vida, pues tiene sus manos para cargar y acariciar a su hijo, aunque no pueda caminar ni correr y mucho menos usar zapatos, pues le amputaron las piernas.

 

Vive cada minuto como el ser afortunado que eres, siéntete feliz por todas las bendiciones de las que disfrutas, se consciente de lo importante que eres, repítete mentalmente que eres feliz y afortunado y te aseguro que poco a poco, sin darte cuenta te vas a convertir en ese ser feliz y afortunado que siempre has querido ser… sino te funciona, habrás vivido ese momento sintiendo que lo eres.

Y ¿de qué está compuesta la vida?

De momentos, solo de momentos, ¿entiendes lo que te digo?

 

Vamos, ponlo en práctica desde este mismo instante, sonríe, solo por la siguiente hora deja a un lado tu amargura, tus afanes, disfruta la compañía de los niños, su sonrisa sincera, su abrazo desinteresado, mírate en los ojos de quién te ama, o simplemente contáctate con la naturaleza, respira profundo, deja que la belleza penetre tus sentidos… si en una hora te sientes mejor, pues repite… haz el intento, no es fácil, pero nada pierdes con intentarlo…

 

Animo, ¡tú puedes SER FELIZ! ¡Solo debes QUERER serlo!

 

Con mucho cariño, Anam50

 

Y si quieres superar tus temores y mejorar tu calidad de vida, te sugerimos inscribirte ahora en nuestro curso gratis de Superación Personal, haciendo clic aquí.