Los nuevos dominios de Internet han llegado para quedarse

15 empresas españolas han solicitado nuevos dominios con extensiones propias, transformándose en la punta de lanza de una tendencia que ha llegado para quedarse. ¿De qué se trata?

En el mes de junio del año que acaba de terminar, la Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (Icann) hizo públicas las casi 2.000 solicitudes que había recibido de diferentes empresas que estaban interesadas en adquirir un dominio propio.

Es decir, que quieren que sus páginas webs tengan como extensión algo relacionado con su labor y no los habituales .com, .net o .es en el caso de España.

De esas 2.000 solicitudes, quince provenían de empresas españolas. Zara, La Caixa, BBVA o Terra son algunas de ellas.

Esto quiere decir que, en cuanto la corporación comience a dar los nombres de las empresas que finalmente serán las beneficiarias de estas nuevas extensiones, podremos encontrarnos con páginas, por ejemplo, como camisas.zara, prestamos.lacaixa o hipotecas.bbva.

El precio de estas nuevas extensiones es de 185.000 euros más un pago anual de 25.000 euros.

De ahí, que no sean muchas las empresas españolas que las hayan solicitado habida cuenta de las apreturas económicas que, quien más quien menos, está viviendo en la geografía española. Además, el coste es bastante alto.

Según las informaciones dadas hace ya más de seis meses por la Icann, el propósito era comenzar en enero del 2013, es decir, ya, a dar estos nombres en grupos de 500.

Aquellos dominios que hayan recibido más de una solicitud irán a subasta. Es el caso de .app.

Una de las extensiones más solicitadas es .poker, debido a la gran cantidad de empresas que trabajan en este sector.

Cada vez son más las páginas online de este famoso juego de cartas y serán las más potentes las que tengan el privilegio de hacerse con este dominio tan solicitado.