Home > Salud y Bienestar > Medicina

Enfermedades y síntomas

Lo que debe preguntar antes de una cirugía

Aprender más sobre su operación le ayudará a tomar mejores decisiones en cuanto a su cuidado médico

¿Le han dicho que necesita una operación? Usted no es el único. Millones de personas se someten a cirugías cada año. 
En la mayoría de los casos, las cirugías no son emergencias. Esto quiere decir que usted, como paciente, tiene amplia oportunidad de decidir si quiere someterse a la cirugía y en qué hospital hacerlo (la información en esta nota no se refiere a los casos de cirugía de emergencia).

Cuando la cirugía no es una emergencia, se la conoce como cirugía "electiva" y la más importante pregunta para el paciente es el por qué es necesaria y si existen otras alternativas de tratamiento. 
Si no es necesario que le hagan la operación, puede evitar las desventajas que podrían resultar de ésta. Todos los tratamientos médicos, incluyendo las cirugías, tienen ciertos beneficios y desventajas. Debe elegir un tratamiento sólo si éste ofrece mayores beneficios que posibles desventajas.

Su médico de cabecera -el que le brinda su atención médica regular- puede ser quien recomiende una cirugía y él mismo recomendará a un cirujano. Pero probablemente usted quiera consultar a otro cirujano que le brinde una "segunda opinión" (que evalúe su caso independientemente).

Le presentamos 12 preguntas para que le haga a su médico de cabecera y al cirujano antes de someterse a una cirugía. También le explicamos la razón por la que debe hacer estas preguntas. Las respuestas le ayudarán a estar informado acerca de sus opciones y le ayudarán a tomar la mejor decisión.

Sus médicos deben responder a todas sus preguntas. Si no entiende las respuestas, pida al médico que le vuelva a explicar la información. Los pacientes bien informados generalmente se encuentran más satisfechos con los resultados de los tratamientos médicos que han elegido.

1. ¿Qué operación me recomienda? 

Pida al cirujano que le explique el proceso quirúrgico (de la operación). Por ejemplo, si van a reparar o a extraer algo, pregunte por qué es necesario hacerlo. Su cirujano puede hacer un dibujo o enseñarle una ilustración en donde le explicará el proceso.

¿Existen otras formas de realizar la misma operación? A veces existen varias formas de realizar una operación, y algunas pueden requerir un proceso más extenso que otras. Pregunte por qué le recomiendan cierta manera de realizar la cirugía y no otras.

Tenga en cuenta también que las coberturas de salud a veces no cubren los métodos más modernos (sobre todo cuando son de reciente desarrollo). No olvide averiguar este punto. 

2. ¿Por qué necesito esta operación?

Existen muchas razones por las que es necesario realizar cirugías. Algunas operaciones reducen o previenen el dolor. Otras reducen los síntomas de alguna enfermedad, o ayudan al mejor funcionamiento de alguna parte del cuerpo. Algunas cirugías son necesarias para diagnosticar algún problema de salud. Las cirugías le pueden salvar la vida. Su cirujano le explicará el propósito de la operación. Es importante que usted entienda cómo este procedimiento forma parte del tratamiento para la enfermedad o condición que padece.

3. ¿Existen otras alternativas?

La cirugía no siempre es la única solución para un problema de salud. A veces los procedimientos no quirúrgicos, es decir las medicinas y otros tratamientos como una dieta especial o ejercicios, pueden beneficiarle igual o más que una operación. Hable con su cirujano y su médico de cabecera sobre estas alternativas y sus posibles desventajas. Debe saber todo lo posible sobre los beneficios y desventajas de cada tratamiento antes de poder tomar la mejor decisión para su caso.

Una alternativa podría ser la "observación médica sin tratamiento," es decir, que el médico le vigilará cuidadosamente para ver si su condición mejora o empeora. Si empeora, es probable que necesite la cirugía de inmediato. Pero si la condición mejora, probablemente podrá posponer la operación incluso por tiempo indefinido.

4. ¿Cuáles son los beneficios de la operación?

Pregunte al cirujano de qué manera le beneficiará la operación. Por ejemplo, reemplazar la articulación de la cadera puede ayudar al paciente a caminar mejor.

Pregunte sobre los beneficios a largo plazo. No es raro que algunas operaciones sólo brinden beneficios por un período corto de tiempo y que haya necesidad de realizar una segunda operación después de algún tiempo. Los beneficios de otras operaciones pueden ser permanentes (para toda la vida).

Cuando pida información sobre los beneficios de una operación, trate de ser realista en cuanto a los resultados. Una operación no resuelve todo, y a veces los pacientes esperan demasiado y luego se desilusionan con los resultados. Pregunte al médico si existen libros o literatura científica sobre los resultados de la operación.

5. ¿Cuáles son las desventajas de la operación?

Todas las operaciones tienen alguna desventaja. Esta es la razón por la que usted debe sopesar los posibles beneficios contra las posibles desventajas, complicaciones, o efectos secundarios (molestias) de la operación.

Las complicaciones generalmente suceden durante o cerca del tiempo en el que se realiza la operación. Las complicaciones son eventos que no se habían previsto como una infección, hemorragia (sangrados), una reacción negativa a la anestesia, o una lesión accidental. Algunos pacientes tienen mayor riesgo de sufrir complicaciones debido a que padecen otros problemas de salud.

Además, la operación puede causar efectos secundarios (molestias). En la mayoría de los casos, se pueden anticipar y tratar los efectos secundarios. Por ejemplo, su cirujano sabe que habrá inflamación y dolor en el lugar de la operación.

Hable con el cirujano sobre las posibles complicaciones y efectos secundarios de la operación. Casi siempre hay dolor después de una cirugía. Pregunte cuánto dolor sentirá y lo que harán los médicos y enfermeras para reducir este dolor. Controlar el dolor le ayudará a sentirse menos molesto mientras se repone de la operación, permitirá que sane más pronto y mejorará los resultados de la operación.

6. ¿Qué sucedería si no me opero?

Después de informarse sobre los posibles beneficios y desventajas, probablemente decidirá que no quiere que le operen. Pregunte al cirujano qué sucedería si no se opera ahora. ¿Tendrá más dolor?, ¿empeorará su condición?, ¿desaparecerá el problema?

7. ¿Dónde puedo obtener una segunda opinión?

Obtener una segunda opinión de otro médico es una buena manera de asegurarse que la operación es su mejor alternativa.

Muchas compañías de seguro de salud requieren que los pacientes obtengan una segunda opinión antes de someterse a ciertas cirugías que no son de emergencia. Aunque su seguro de salud no tenga este requisito, probablemente le convenga obtener una segunda opinión. 

Pregúnteles si cubrirían el costo de ésta. Si decide consultar a otro médico, asegúrese que le envíen toda la información médica existente, de tal manera que no se tengan que repetir los exámenes médicos.

8. ¿Cuánta experiencia tiene el médico en este tipo de operación?

Una manera de reducir las posibles desventajas de una operación es eligiendo a un cirujano que tenga amplia experiencia y capacitación en el tipo específico de procedimiento.

Puede preguntar al cirujano sobre su experiencia y su índice de éxito y de complicaciones con los pacientes a quienes ha operado. Si hacer estas preguntas le parece difícil, puede pedir a su médico de cabecera que averigüe esta información.

9. ¿En dónde harán la operación?

La mayoría de los cirujanos realizan operaciones en uno o dos hospitales o clínicas locales. Pregunte si la cirugía que usted va a tener se realiza comúnmente en ese hospital.

Algunas operaciones tienen un índice de éxito mayor en los hospitales donde se realizan con frecuencia. Pregunte sobre el índice de éxito de su operación específica en ese hospital y, si el índice de éxito es bajo, debe considerar cambiar la cirugía a otro hospital.

Hasta hace algunos años, la mayoría de los pacientes se internaban en el hospital por uno o varios días para que les hicieran una operación.

Sin embargo, hoy en día pueden hacerse la operación como "pacientes externos" (ambulatorios) en el consultorio de un médico, en un centro quirúrgico especial, o en la unidad de cirugía ambulatoria de un hospital. La cirugía ambulatoria es menos costosa porque el paciente no tiene que pagar por quedarse en el hospital.

Pregunte si su cirugía se realizará como paciente internado o como paciente ambulatorio. Si el médico recomienda que se interne para una operación que comúnmente es ambulatoria o, por el contrario, recomienda que no se interne para una operación que comúnmente es hospitalaria, pregúntele por qué.

Es importante que usted sepa qué tipo de operación le harán y cuál es el lugar más adecuado para realizarla.

10. ¿Qué tipo de anestesia necesitaré?

La anestesia se utiliza para poder realizar una cirugía sin causar dolor innecesario. Su cirujano le dirá si su operación requiere anestesia local, regional o general y la razón por la que este tipo de anestesia es indicada en su caso.

La anestesia local adormece sólo una parte de su cuerpo por un período corto de tiempo. Por ejemplo, un diente y las encías alrededor del diente. Este tipo de anestesia no siempre hace que el procedimiento no cause dolor.

La anestesia regional se usa para adormecer por varias horas una porción mayor de su cuerpo. Por ejemplo, de la cintura hacia abajo. En la mayoría de los casos, el paciente bajo anestesia regional está consciente durante la operación.

La anestesia general adormece el cuerpo totalmente durante el transcurso de la operación. El paciente bajo anestesia general se encuentra inconsciente.

Para la mayoría de los pacientes, la anestesia no es peligrosa. Generalmente la administra un médico especializado conocido como "anestesiólogo" o por una enfermera especializada en esta área. Ambos han recibido la capacitación adecuada para administrar la anestesia.

Si decide someterse a la operación, solicite una consulta con la persona que le dará la anestesia. Hable con él sobre su capacitación en el área y sobre los posibles efectos secundarios que podrían suceder en su caso.

Asegúrese de decirle sobre todos sus problemas de salud, incluyendo alergias, y cualquier medicamento que esté tomando; ya que todo esto puede afectar su reacción a la anestesia.

11. ¿Cuánto tiempo llevará recuperarme?

El cirujano hablará con usted sobre su posible reacción a la operación y le dirá lo que puede y no puede hacer durante los primeros días, semanas o meses después de la cirugía. Pregúntele cuánto tiempo tiene que permanecer en el hospital. 

También pregunte sobre los materiales o equipo médico que podría necesitar y qué tipo de ayuda necesitará una vez que regrese a casa. Saber lo que puede esperar le ayudará a recuperarse mejor después de la cirugía.

Pregunte qué tan pronto puede volver a hacer ejercicio y cuándo puede regresar a trabajar, pero recuerde que no debe hacer nada que pudiera retardar su recuperación.

Levantar una bolsa de papas de 5 kilos probablemente no le parecerá mucho después de una semana de su operación, pero en efecto sí podría ser demasiado y afectar su recuperación. Debe seguir las recomendaciones del cirujano para así recuperarse completamente lo más pronto posible.

12. ¿Cuánto costará la operación?

Los gastos que cubren las compañías de seguro de salud varían, y pueden haber costos que usted tenga que pagar. Antes de que le hagan la operación, llame a su compañía de seguro de salud, mutual o prepaga y pregunte cuáles costos cubrirán y cuáles otros tendrá que pagar usted.

Pregunte cuánto cobra el cirujano y qué es lo que hará por ese costo. El precio puede incluir varias visitas del cirujano después de la operación.

También le enviarán una cuenta por cargos de hospitalización o cuidado ambulatorio, el costo del anestesiólogo, y otros profesionales que participaron en la cirugía.

Pregunte sobre todo por los materiales descartables, acompañantes durante la internación y cuántos días de terapia intensiva cubren ante cualquier eventualidad. 

Fuente: Agency for Healthcare Research and Quality

¿Te han dicho que debes dejar de fumar, pero no sabes cómo lograrlo?
Comienza por nuestro curso gratis para Dejar de fumar. Inscríbete ahora haciendo clic aquí.

 

Marcelo Rubinstajn

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Marcelo Rubinstajn

Todo lo que debe saber sobre la enfermedad de Alzheimer

Todo lo que debe saber sobre la enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer se ha transformado en uno de los grandes fantasmas de nuestro tiempo, pero eso no quiere decir que si se olvidó las llaves del auto ya está destinado a padecerla. Aquí le presentamos una completa guía que responderá a todas sus dudas sobre el Alzheimer y los problemas que se le asemejan.

¿Cómo prevenir un ataque al corazón?

¿Cómo prevenir un ataque al corazón?

Nuestro cuerpo habla por nosotros, y siempre debemos escucharlo. Tome nota de los signos y síntomas de un ataque cardiaco…

¡¡¡Psicoterapia!!!, ¿Para qué?

¡¡¡Psicoterapia!!!, ¿Para qué?

Algunas precisiones sobre la tan meneada psicoterapia.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: