Lo malo del presente

Si miras solo lo malo del presente, puedes perder la fe en el futuro y olvidar los medios que tienes para salir de la situación…

¿Para qué volver a hablar del presente si la mayoría ya conoce este amable consejo?, ¿A qué consejo me refiero? Al consejo que nos dice que nos concentremos a vivir el presente.

Considero que nunca está acabado ningún tema de estudio y siempre tendremos la oportunidad de aprender más, para poder vivir mejor. Hoy nos enfocaremos al estudio de lo negativo que nos acontece en ese periodo de la vida que llamamos el presente.





Encararemos lo negativo en nuestra área laboral o en nuestra área educativa, o en la amo- rosa, en la familiar, en lo social, en lo económico; es decir nos enfocaremos a nuestra vida actual.


Lo primero a preguntarse es: cuanto tiempo de vida quieres abarcar en tus reflexiones sobre el presente: ¿una hora?
¿Seis horas? ¿Un día? ¿Una semana?  ¿Un mes?  ¿Un año? ¿Cuánto tiempo quieres abarcar en tus reflexiones, en tus preocupaciones, en tus propósitos o metas?

No está de más, que puedas seleccionar varias opciones, por ejemplo una hora y todo éste día. O un día y toda una semana, o un mes, o todo éste año, lo que es aconsejable es que selecciones un tiempo. ¿Ya lo seleccionaste?


El siguiente paso es que te des permiso de pensar y encarar  las cosas buenas y  las malas que te están sucediendo en ese periodo de tiempo que escogiste.


Como no puedes saber qué es lo que te estará sucediendo durante toda la semana que está por venir, te darás cuenta que tan solo te puedes centrar en lo que te está sucediendo en éste preciso momento, y nadie te garantiza que lo que te esté sucediendo en este momento,  va a durar toda la semana, sea bueno o malo ¿o sí?

Bueno la verdad sí, tú y solo tú puedes pensarlo, asegurarlo y garantizarlo, pero eso ya está un poco salido de la realidad objetiva. Si te fijas bien, pueden ser cosas buenas o malas lo que te está sucediendo en el presente, sin embargo:





a)  No puedes garantizar cuánto tiempo va a durar.

b) la mayoría de lo que vivas, depende de lo que tú hagas, de lo que piensas y de lo que vayas reflexionando. Depende de ti, de tu carácter, de tu manera de pensar lo que haces, y secundariamente de lo que hacen contigo, incluso aunque no estés equivocado de tus interpretaciones


Para continuar, descarga ahora nuestro libro gratis Lo malo del presente, del Dr. Pedro Cortines Hernández



×

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click Add to Home

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click
& Select "Add to Home Screen"

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline

Just Click Responsive image
& Select "Add to Home Screen"