Las pensiones y los menores de edad: la tutela

En esta nota analizaremos un tema que consideramos de gran importancia. Nos referiremos a aquellos trámites de pensión en los casos en que, habiendo fallecido un afiliado, existieren hijos menores de edad huérfanos de padre y madre.

En el caso en que no existieren los padres, que son los que detentan la patria potestad de sus hijos, para el ejercicio de cualquiera de sus derechos los menores deberán ser representados por un tutor en la tramitación de la prestación previsional.

Trámite Judicial de Designación de Tutor

El trámite para la designación de un tutor se debe realizar ante la Justicia Civil y para la gestión de dicho trámite es necesario contar con el patrocinio de un abogado. Cuando no se cuente con los medios necesarios para afrontar esos gastos, es posible solicitar la intervención de los servicios jurídicos gratuitos que existen en todos los tribunales.

El proceso judicial demanda un tiempo considerable y el juez determinará con una sentencia quién será el tutor del menor. La persona designada deberá aceptar el cargo y tendrá como obligación representar al menor en todos los actos civiles.

Asimismo, el juez deberá autorizar expresamente al tutor a percibir los haberes devengados y a devengar de la prestación previsional.

Tramitación del Beneficio Previsional

Para solicitar la prestación previsional, se deberá presentar ante la Administradora-además de toda la documentación personal del beneficiario y la laboral del afiliado- copia de la sentencia indicada en el punto anterior y fotocopia del documento de identidad del tutor.

En caso que el juez aún no se haya expedido, es indispensable una constancia del juzgado en el que se tramita la tutela y en la que se certifique la iniciación del respectivo juicio y designación de un tutor provisorio a los fines de la tramitación del beneficio.

Pago de Haberes del Beneficio Previsional

A los fines de la percepción de las prestaciones previsionales por parte del tutor, es indispensable la presentación de fotocopia autenticada del testimonio de la sentencia judicial por la cual se designa al tutor y fotocopia certificada de la aceptación del cargo.

Si del testimonio de la sentencia que otorgó la tutela no surge la autorización para percibir los haberes devengados y a devengar del beneficio previsional, será necesario presentar una ampliación de la misma indicando tal hecho.

Si en el momento de realizarse el pago del beneficio previsional no se hubiese presentado la totalidad de la documentación antes indicada, los haberes devengados hasta esa fecha, como así también los pagos mensuales posteriores, serán depositados judicialmente a la orden del juzgado en que se encuentra radicada la causa y hasta tanto no se presente la documentación respectiva no podrán ser percibidos por la persona designada como tutor.

Es por estas razones que recomendamos, a quienes se encuentren bajo esta situación, tramitar la tutela con la mayor premura posible a fin de no incurrir en demoras en la percepción del beneficio de los menores.

Fuente: Mensajes de Arauca Bit


Compartir |