Las Orientaciones Favorables en el Feng Shui

Tu trigrama personal y cómo utilizarlo para canalizar mejor tu energía y la de tu entorno

Existen ocho tipos de energía en el universo, esquematizadas por los chinos hace milenios en el celebre I Ching o Libro de las Mutaciones. Cada energía, representada en un Kwa o “Trigrama” está asociada tanto a uno de los 5 Elementos (tierra, metal, agua, madera y fuego) y a una dirección geográfica específica.  

Los seres humanos somos energía y en consecuencia, el Chi de nuestro cuerpo también tiene orientación. Nuestra fecha de nacimiento determinará las características de nuestro chi vital y como reaccionamos ante las 8 direcciones geográficas de la tierra;  el feng shui considera que cada persona está asociada a uno de  los 8 Trigramas el cual representa su Ming Kwa o Trigrama personal.  

Si conocemos este Trigrama, estaremos en capacidad de saber como nos pueden afectar los diversos tipos de energía y  usar esta información como referencia para optimizar nuestro desempeño.  

Formula para calcular el Ming Kwa o trigrama personal 

Antes de explicar la formula de cálculo es importante señalar, que los trigramas personales están basados en el Calendario Chino que suele empezar hacia el 4 de febrero; o sea que el año chino transcurre de febrero a enero y no de enero a diciembre como nuestro calendario.   

Los nacidos entre el 1 de enero y el 4 de febrero, deben tomar el año anterior para calcular su Trigrama Personal. Por ejemplo para alguien nacido el 01/02/1950 debe calcular su Trigrama con el año 1949 

Para los hombres: Sumar todos los números del año de nacimiento hasta reducir a un dígito; el número obtenido se resta de 11 y el resultado será el Trigrama Personal de la persona.  Ejemplo: Hombre nacido el 20/09/1957. Sumamos los números del año 1+9+5+7= 22.  

Seguimos hasta reducir a un dígito: 2+2=4.  Restamos de 11 este resultado: 11-7= 4.  La persona le corresponde el Trigrama o Ming Kwa Nº 4 asociado al elemento Madera.  

Para las Mujeres: Sumar los números del año de nacimiento hasta reducir a un dígito. Al resultado obtenido se le suma 4 y nos dará el Trigrama de la persona. Ejemplo: Mujer nacida el 20/09/1957. Sumamos los números del año 1+9+5+7= 22.  

Seguimos hasta reducir a un dígito: 2+2=4.  Sumamos 4 a este resultado: 4+4= 8.   La persona le corresponde el Trigrama o Ming Kwa Nº 8, asociado al elemento Tierra. 

El número 5 no tiene dirección; si el resultado diera 5, entonces para los hombres lo convertiríamos en 2 y para las mujeres en 8. 

En la Tabla siguiente podrán observar los Trigramas, su elemento asociado y las orientaciones. Cada Trigrama tiene 4 orientaciones geográficas favorables, indicadas con la letra F y 4 desfavorables indicadas con la letra D.  


Por ejemplo, una mujer con Trigrama 6 absorberá energía positiva cuando enfrente las direcciones O, NE, SO y NO. En consecuencia, su habitación, puerta principal y los sitios donde realice actividades importantes deberían estar ubicados en cualquiera de esos cuadrantes de la casa.

Cuando nos orientamos en la dirección correcta nuestro chi vital se fortalece, nuestro cuerpo funciona mejor y el chi de la tierra nos favorece ayudándonos en nuestros esfuerzos de vida.

Caso contrario, si la mujer del ejemplo se orienta hacia el S, E, NE y SE,  su chi vital se debilita por que las energías que vienen de esas direcciones le son adversas y con toda seguridad encontrará muchos obstáculos en su vida.

Una vez que identificamos nuestro Trigrama Personal, el siguiente paso es aprender a orientarnos; al principio esto puede parecer difícil; sin embargo, usar una brújula para tomar la orientación de la puerta de nuestra casa por ejemplo, es relativamente sencillo.

Después que hemos ubicado nuestras 4 orientaciones favorables, la  prioridad será obtener la energía que recibimos de la Orientación F1 y evitar, a toda costa la energía de la Orientación D1.

La Orientación F1  es la más favorable de todas; nos ofrece bienestar, prosperidad y éxito. Cuando enfrentamos esta dirección geográfica, ya sea trabajando, estudiando o realizando negociaciones importantes, el Chi de la tierra nos favorece facilitándonos el éxito.

Ubicar nuestro escritorio de manera tal que al sentarnos quedemos enfrentados hacia nuestro F1, incrementará nuestro desempeño profesional. F1 es además, la orientación ideal para la puerta de nuestra casa y para la estufa o aparato de cocina.

Al contrario de nuestro F1, de la orientación D2 nos viene una energía peligrosa y destructiva. Si la enfrentamos, su fuerza negativa puede ocasionarnos problemas en los negocios, enfermedades, dificultades en nuestras relaciones y hasta enfermedades.

Debemos evitarla principalmente en la puerta principal de nuestra casa, en la orientación de la cabecera de la cama, del escritorio y de la estufa. El significado del resto de orientaciones es el siguiente:

F2 es favorable para la construcción de relaciones personales sólidas, ya sea familiares, románticas, de trabajo, amistosas, etc.

F3 también se conoce como Salud Celestial. Ayuda en todo lo relacionado con la salud. Debemos orientar hacia F3 nuestra cama y estufa o aparato de cocina si tenemos problemas de salud

F4 brinda paz, armonía, crecimiento personal y éxito en los estudios.

D2 puede traer daños corporales, accidentes, robos u operaciones médicas

D3 trae Chi negativo referente a malentendidos, peleas, divorcios y problemas legales.

D4 puede causar obstáculos en las relaciones personales, frustraciones, caos interior y depresiones. 

Las personas que están interesadas en aprender a utilizar la brújula para encontrar sus orientaciones favorables pueden escribirme a [email protected] y gustosamente les enviaré explicaciones detalladas de cómo hacerlo.


Y ya que estamos hablando de lograr el hogar que siempre soñaste, ¿has pensado en el feng shui?
Inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Feng Shui, haciendo clic aquí.