Las características de los signos del horóscopo chino: El dragón y la serpiente

El dragón y la serpiente.

Año del Dragón

Orden en el horóscopo chino: Quinto

Horas dirigidas por el Dragón: 7 a.m.  – 9 a.m.

Dirección del signo: Este – Sureste

Estación y mes principal: Primavera – Abril

Corresponde al horóscopo occidental: Aries

Elemento Fijo: Madera

Descendiente: Positivo

Años: 1904, 1916, 1928, 1940, 1952, 1964, 1976, 1988, 2000, 2012, 2024

La afinidad más grande: Rata, Mono

La enemistad más grande: Perro

 Soy el fuego intocable,

El centro de toda la energía,

El heroico corazón valiente.

Soy real y me enciendo,

Llevo a cabo la potencia y la gloria en mi flameo.

Mi presencia

Dispersa las nubes oscuras

Para domesticar los destinos.

Soy el dragón.

Mágico, sutil, intuitivo, artístico y muy afortunado. Alternativamente, puede ser obstinado, irritable e impulsivo. También puede que sea algo reacio y difícil para acercarse. Lleno de vitalidad, seguro de sí mismo, brillante y artífice del éxito. Algo orgulloso y temperamental, la personalidad del dragón es siempre atractiva.

El poderoso y magnífico Dragón del folklore mítico, nunca deja de encantar o de dar pie a la imaginación. La persona de Dragón es magnánima y llena de vitalidad y fuerza. Para ellos la vida es un resplandor de colores, y están constantemente en viaje.

Egotista, excéntrico, dogmático, o terriblemente exigente hasta la sin razón, nunca está sin embargo, sin una verdadera legión de admiradores. Orgulloso, aristocrático y muy directo, El Dragón lleva sus ideales a su vida y exige los mismos –o mayores- niveles de perfección que tiene para sí mismo.

El poderoso Dragón es difícil para disputar, a veces imposible. Tiende a intimidar a los que se atrevan a desafiarlo. Un dragón enojado o despreciado, podría ser como un lobo hambriento en su puerta. Soplará y soplará hasta que la casa caiga abajo.

En línea con este volcán de emociones, el Dragón no es muy sentimental, sensible o muy romántico. Toma el amor y la adulación como un cumplido: son su justa calificación. Pero mientras que quizás es obstinado, irracional y demasiado duro cuando está molestado, puede perdonar ciertas cosas y salir de sus arrebatos. Pero como supone que todo funciona así, él también cuenta con su perdón para sus errores.

Año de la Serpiente

 Orden en el horóscopo chino: Sexto

Horas dirigidas por la Serpiente: 9 a.m. – 11 a.m.

Dirección del signo: Sur – Sudeste

Estación y mes principal: Primavera – Mayo

Corresponde al horóscopo occidental: Tauro

Elemento Fijo: Fuego

Descendiente: Negativo

Años: 1905, 1917, 1929, 1941, 1953, 1965, 1977, 1989, 2001, 2013, 2025

La afinidad más grande: Buey, Gallo

La enemistad más grande: Jabalí

 La mía es la sabiduría de las edades.

Llevo a cabo el descubrimiento de los misterios de la vida.

Echando mis semillas en tierra fértil,

las cultivo con constancia y propósito.

Mi visión es fija.

Mi mirada no tienen cambios.
Es inflexible, inexorable y profunda,
Como yo, que avanzo constantemente sin frenar el paso.                    

Por la sólida tierra que hay debajo de mí.

Soy la serpiente.

 Filosófico, sabio, tranquilo y entendible, aunque a menudo soberbio e indulgente. Elegante al punto de ser ostentoso.

Puede comportarse sofisticadamente si está en su ámbito. Una dama de Serpiente también posee una personalidad encantadora, y vestidos elegantes. Ella es receptiva, con un pensamiento profundo, y le gusta juzgar por su intuición. Se siente afortunada por la abundancia que hay en su vida.

 Filósofo, teólogo, gran político, mago financiero, La personas de Serpiente son profundas pensadoras y un enigma en el horóscopo Chino.

Esta dotada con una sabiduría innata. Agraciadas y de suave hablar, aman los buenos libros, comidas, músicas, y teatros; gravitará en las cosas más sutiles de la vida. Las mujeres más hermosas y los hombres de gran atracción tienden a nacer bajo este signo. Si usted es alguien de Serpiente, estará en buena compañía.

 Una persona de este signo confía en su propio juicio y no se comunica generalmente bien con los demás. Tiene una profundidad religiosa o psíquica, y por otra parte, es totalmente hedonística. De cualquier manera, confía en sus propias vibraciones más que en los consejos del exterior. Y casi siempre… tendrá razón.