¿La vida empieza a los 50???

¡50 AÑOS! ¡Qué horror! ¡Nooo, QUE MARAVILLA!!!

Sí, he cumplido 50 años. ¡Dios mío como estoy de vieja! ¿Vieja??? No, quien dijo, si yo no me siento así. Hoy, cuando tengo ya 50 años de edad, miro mi vida en retrospectiva y a pesar de algunas cosas que cambiaría de ella, en términos generales, está bien!

 

Sí, la he vivido bien… y sobre todo tengo un muy buen resultado: Tres maravillosos hijos. Tres personajes, cada uno tan distinto del otro, pero cada uno un ser humano precioso!

 

He contribuido con la humanidad, aportado tres seres que están creciendo y llegando a ser lo que me parece a mí más importante: PERSONAS DE BIEN… BUENAS PERSONAS! Por eso, doy gracias a Dios!

 

Y ahora???? Qué sigue ahora que cumplí 50 años??? Se acaba la vida??? Ahora soy una “viejita” que debe quedarse en casa (sin tejer pues mis habilidades manuales dejan mucho que desear??)

 

O por el contrario y como lo he venido pensando en los últimos tiempos.. LA VIDA EMPIEZA A LOS 50!!!

 

Sí, jajaja ‘yo creo que así es! Mejor dicho, LO SÉ!!! Soy FELIZ!!! Y tengo ganas de disfrutar la vida! Tengo ganas de amar y ser amada!

 

Asombroso: Estoy sana, si, no tengo ningún “achaque” de los que se supone debo empezar a tener, o que digo empezar, debería tener pues soy una “adulta mayor” jajaja .

 

Esto de “adulta mayor” lo traigo a colación, pues hace mucho tiempo quería tomar clases de natación, y en alguna oportunidad lo había averiguado, pero su costo era muy alto para mis pequeñas posibilidades (siempre había alguna necesidad que cubrir, algo de comida que comprar, o algo para los tres hijos, entonces nunca pude hacerlo), pero hace un mes, una amiga me comentó que ella estaba nadando todas las mañanas una hora diaria… yo la miré y le dije:

 

– ¡Pero yo no tengo plata! A lo que contestó, es que es superbarato para los mayores de 50! Genial! Y yo ya tengo 50 años… entonces a aprovecharlos! Inmediatamente me inscribí y empecé mis clases de natación!!! Qué maravilla tener 50 años!

 

Y el agua por las mañanas es tan agradable, la piscina es fabulosa, la profesora es una chica (podría ser mi hija), muy dulce y los compañeros son todos como yo (la verdad un poco más viejitos), y mis hijos se burlan de mí pues soy una “adulta mayor” pero igual, yo lo estoy disfrutando!!!

 

Bendito sea Dios por haberme permitido llegar a mis 50 años y estar así como estoy, superjoven y con ganas de disfrutar la vida al máximo!!! Bueno, ahora que tengo mis 50 años y sigo revisando mi vida, me doy cuenta que hay algo que siempre quise hacer y no he hecho, bueno, al menos no lo he hecho en forma ordenada y constante… y es escribir!

 

Sí, me encanta escribir, he escrito cuentos, poesía), escribo cuando algún hecho (muerte, cumpleaños) de alguien conocido sucede… y siempre recibo los mejores comentarios, pero no he sabido aprovechar o canalizar ese Don que Dios me ha dado…

 

Entonces ahora, aprovechando que estoy estrenando computador con acceso a Internet, voy a empezar a escribir en forma más constante y a buscar por este medio la forma de que lo que escribo no se quede aquí, guardado, si no que circule y se difunda, pues escribir para uno mismo no tiene gracia, lo delicioso es que otros lo lean, verdad?

 

Pues bien, el que sepa que pasos debo seguir, el que quiera enseñarme o guiarme en este camino de las letras y las publicaciones, bienvenido sea. Mi correo electrónico es [email protected] y agradezco cualquier consejo o comentario al respecto!

 

Si ven, las maravillas de cumplir 50 años, hasta me atrevo a hacer mis sueños realidad!

 

La vida no se ha acabado… por el contrario, empieza HOY, en este mismo instante y tenemos la obligación de vivirla de la mejor manera posible:

 

AMANDONOS LOS UNOS A LOS OTROS Y A DIOS POR SOBRE TODAS LAS COSAS… HACIENDO EL BIEN A QUIEN PODAMOS Y… SIENDO FELICES!!!

Con todo el cariño de mi corazón, que Dios los bendiga…

Si quieres aprender a escribir, inscríbete ahora gratis en nuestro Taller Literario haciendo clic aquí.