Kurozu, el milagroso vinagre negro japones que adelgaza y baja la presion

El vinagre negro, también conocido como Kurozu es muy popular entre los japoneses. Tanto hombres como mujeres están asombrados por sus efectos benéficos para la salud...
Secretos dietéticos japoneses


El kurozu es un vinagre negro tradicional producido en base a arroz integral, y es comúnmente utilizado en Japón como condimento y como suplemento dietético.

El kurozu se produce principalmente en Kagoshima, Japón, mediante la fermentación de vinagre con varios bacilos durante más de un año, en recipientes de barro.

Del resultado, lo que queda en la superficie es el kurozu, y el sedimento que queda en el fondo de los tarros se llama kurozu moromimatsu (kurozu-M), y contiene altos niveles de aminoácidos, minerales, materiales orgánicos, etcétera.

Beneficios del kurozu:

· Reduce la presión arterial elevada

Se ha demostrado que el ácido acético, el principal componente del vinagre negro, ayuda a prevenir enfermedades y promover la longevidad.

Uno de los beneficios específicos del vinagre negro es que ayuda a reducir la presión arterial. Estudios realizados en Japón sugieren que beber sólo 15 mililitros por día puede ayudar a disminuir la elevada presión arterial crónica.

· Brinda energía por su alta concentración de ácido cítrico.

· Promueve la secreción saliva, que contribuye a la digestión.

· Ayuda a combatir trastornos como la hiperlipidemia, la hipertensión y el cáncer

El kurozu y la pérdida de peso



Lo realmente interesante acerca del Kurozu es que puede hacer que la gente pierda grasas sin que realmente cambien su dieta, simplemente agregando Kurozu a una ensalada en lugar de otros aderezos.

De acuerdo con un estudio realizado por un profesor de Kyushu, el Kurozu redujo el tamaño de las células grasas, llamadas adipocitos, en ratas. El estudio utilizó Kurozu concentrado líquido (KCL).

Los resultados fueron los siguientes:

En el grupo que ingirió KCL, el tamaño promedio de los adipocitos en los tejidos adiposos subcutáneos y perirrenal se redujo significativamente.

Las ratas a las que se les había administrado KCL presentaron un mayor número de pequeños adipocitos en los tejidos adiposos subcutáneos, perirrenal y mesentéricos que las ratas de los otros grupos.

En el grupo de KCL, aumentó significativamente el contenido de ADN en el tejido adiposo subcutáneo. La tasa de excreción de ácidos grasos fue significativamente mayor en el grupo que ingirió KCL.

En español simple, las células de grasa se redujeron.

Las células grasas se componen de ácidos grasos que, cuando las células de grasa los segregan, son utilizados como una forma de energía, dejándonos con células grasas más pequeñas, menos tejido graso y un aspecto más delgado.

Lo mejor del Kurozu es que es rico en aminoácidos, que son los componentes básicos de las proteínas.

Ingerir suficientes aminoácidos también promueve el crecimiento de tejidos magros, como el músculo, ya que el músculo necesita proteínas para crecer.

Otra manera de aumentar la tasa de excreción de ácido graso es ayunando durante cortos períodos de tiempo, de entre 16 y 36 horas.

Isabel de los Ríos, nutricionista certificada, es autora de "Comer para perder", una obra que utiliza un enfoque original y alternativo para adelgazar en forma permanente y saludable. Encuéntralo haciendo clic aquí