James Bond, el último de los galanes

Conoce su nombre: Bond; James, Bond. Conoce su bebida preferida: el Martíni. Conoce sus autos: los Rolls Royce. Pero… ¿conoce toda su historia fílmica?

No son pocos quienes piensan que el primer James Bond fue el actor escocés Sean Connery, quien 40 años atrás interpretó al refinado agente creado por Ian Fleming en “Agente 007 contra el Doctor No”, una película dirigida por Terence Young en 1962.

Sin embargo, ocho años antes, más precisamente el 21 de Octubre de 1954, la cadena de televisión norteamericana CBS, emitió, dentro de la serie semanal “Climax Mistery Theater”, un episodio de nombre “Casino Royale”, donde aparecía el, verdaderamente, primer James Bond, interpretado por el actor Barry Nelson.

Pero más allá de la repercusión del personaje, debieron pasar varios años para que los productores pudieran llegar a un acuerdo con las compañías fílmicas, y recién en 1962, – infarto de Fleming mediante, a raíz del nerviosismo-, el productor Harry Saltzman, junto con Albert R. Brócoli, pudieron convencer a la United Artist, de comprarle a Fleming los derechos cinematográficos de su agente con licencia para matar.

40 años más tarde, James Bond cuenta con 20 películas en su haber, en las cuales fue interpretado por cinco actores que protagonizaron sus historias plagadas de intrigas, hermosísimas “chicas Bond”, grandes malvados, autos increíbles, y fabulosos inventos.

Cinco actores, cinco historias

El primero de todos los actores que interpretó a James Bond, -considerado por los críticos especializados como el mejor de todos- fue el escocés Sean Connery, quien interpretó al atractivo detective en siete oportunidades. Las primeras seis fueron entre 1962 y 1971, mientras que la restante fue un regreso “homenaje” doce años después, en 1983, con “Nunca digas nunca jamás””.

Al respecto, algunas versiones comentan que, en 1971 y al finalizar el rodaje de “Diamantes para la eternidad”, Connery juró que jamás volvería a interpretaría a Bond para no encasillarse con el personaje. Por eso, cuando en 1983 volvió a hacerlo, a modo de broma, le pusieron ese título a la película.

El segundo actor que trató de imponer al bien sobre el mal, fue George Lazenby, que solo intervino en “007 al servicio de su majestad”, filmada en 1969.

Lazenby era un auténtico desconocido al momento de ser contratado para interpretar a Bond, y su híbrida interpretación del personaje no tuvo mayor repercusión, por lo que no volvió a ser llamado para las siguientes versiones.

Luego, fue Roger Moore quién tomo la posta, y, al igual que Connery, participó en siete películas, aunque sin poder obtener el tremendo grado de aceptación del que gozó Connery. Moore, fue uno de los actores que se presentaron a los primeros castings para interpretar a Bond, por lo que debió esperar once años para tener su dulce revancha.

El cuarto Bond, fue el actor de teatro Timothy Dalton, quien protagonizó “007 Alta tensión” y “007, licencia para matar”. Sin embargo, y a pesar de su gran experiencia, no logró conformar al público, que parecía no poder despedirse de Connery.

Pero seis años más tarde, el traje de Bond pareció ser finalmente otorgado al verdadero sucesor de Connery: el muy apuesto Pierce Brosnan. El actor irlandés, que había logrado una gran repercusión por su papel de detective privado en la serie de televisión “Remington Steele”, hizo su primer interpretación del agente inglés en “Goldeneye”, durante 1995.

Según afirmó en cierta oportunidad, Brosnan siempre soñó con interpretar a Bond, su héroe de la infancia. Como dato curioso, se destaca el hecho de que Cassandra Harris, una de las “chicas bond” de la película “Sólo para sus ojos”, fue la esposa de Brosnan hasta 1991, año en que falleció de un cáncer.

Actualmente Pierce Brosnan se encuentra filmando, junto a la actriz ganadora del oscar Halle Berry, su cuarta película sobre Bond, “Muere otro día”, la cual se desarrollará en Cádiz, Londres, y Hawai. El éxito obtenido en las tres anteriores hace suponer que James Bond seguirá combatiendo el mal por varios años.