Helados diet, cuando el sabor es un aliado de su silueta

No se prive del placer de un helado por temor a los “kilitos de más”. Tan ricos que hasta los que no hacen dieta se lo agradecerán.

Helado de naranja en un santiamén

Ingredientes (para 4 porciones)

½ l de jugo de naranjas exprimido
1 cucharada de gelatina dietética de naranja
Cáscara rallada de ½ naranja
250 g de queso blanco dietético
Unas gotas de esencia de naranja
Edulcorante a gusto

Preparación

Licuar el jugo de naranjas junto con la gelatina dietética, la cáscara rallada y el queso blanco durante unos segundos.

Volcar la preparación en una cacerola y cocinar hasta que se caliente, revolviendo con un batidor. Retirar y dejar enfriar. Agregar la esencia de naranja y endulzar a gusto.

Verter en cubetas y congelar a frío máximo durante 30 minutos. Retirar, mezclar bien y continuar la congelación hasta lograr punto de helado.

Servir en copas, decorando con una rodaja fina de naranja.

Helado de té

Ingredientes (para 5 porciones)

¼ litro de infusión de té
1 taza de jugo de naranja
1 cucharadita de ralladura de limón
10 g de gelatina sin sabor
1 taza de agua
2 yemas de huevo
1 clara de huevo
200 g de queso petit suisse descremado
Edulcorante a gusto

Preparación

Mezclar la infusión de té con el jugo de naranja, la ralladura de limón, la gelatina en polvo sin sabor diluida con el agua y las yemas batidas.

Llevar a fuego moderado revolviendo hasta que la preparación se caliente. Retirar y dejar enfriar. Agregar el queso petit suisse y endulzar a gusto.

Aparte, batir la clara a punto nieve bien firme y unir de a poco a la preparación de té, mientras se mezcla con el batidor.

Verter en cubetas y dejar enfriar en el congelador durante 20 minutos. Retirar y revolver. Colocar nuevamente en el congelador hasta enfriar a punto helado.

Helado de crema a la vainilla

Ingredientes (para 5 porciones)

3 yemas
10 g de gelatina sin sabor
½ taza de agua
½ litro de leche descremada
4 cucharaditas de esencia de vainilla
Edulcorante en polvo o líquido
3 cucharadas de queso blanco dietético

Preparación

Batir las yemas durante 5 minutos. Aparte, disolver la gelatina sin sabor con el agua y mezclarla con la leche descremada. Colocar sobre el fuego y calentar revolviendo los ingredientes con cuchara de madera.

Añadir las yemas batidas, unir bien y retirar. Perfumar con la esencia de vainilla y endulzar a gusto. Dejar enfriar. Verter en cubetas y llevar al congelador a frío máximo durante 30 minutos.

Retirar, pasarlo a un recipiente, batir muy bien y agregar el queso blanco. Mezclar, volver al congelador y mantener hasta que la crema tome punto de helado.

Para variar el sabor, se puede reemplazar la esencia de vainilla por ananá, frutilla, cereza, etc.

Si quieres conocer las dietas que realmente funcionan, descarga ahora nuestro libro gratis Adelgacemos con salud-Las dietas que funcionan, haciendo clic aquí.