Home > Dinero > Economía personal

Finanzas personales y economía familiar

El verdadero valor del dinero

En el uso diario del dinero, solemos manejar cantidades pequeñas que nos hacen perder de vista su verdadero valor. Conocerlo le ayudará a planificar mejor sus finanzas.


¿Alguna vez se puso a mirar detenidamente un billete, y preguntarse cuál es su verdadero valor? ¿Es lo que dicen sus inscripciones? ¿O es el tiempo y el trabajo que cada uno de nosotros debemos invertir para conseguirlo?

Si nos tomáramos el trabajo de pensar de cuánto cuesta algo, en referencia al tiempo que nos tomamos para pagar ese producto o servicio, posiblemente no tendríamos tantas deudas y, todo el dinero en su conjunto, tendría un nuevo significado.

Uno sabe que el dinero tiene un cierto respaldo, tanto en dólares como en oro. Pero en muchos momentos de la historia, tanto pasados como presentes, el dinero se imprimió y circuló sin su adecuado respaldo, es decir sin la cantidad de dólares, euros, acciones u oro que los respalden.

De hecho, un billete por sí solo, es un papel que puede no costaría más de unos pocos centavos, aunque la gente lo entregue y reciba como algo mucho más valioso.

En otras palabras, una moneda es sólo un símbolo, que se basa en la confianza que cada nación tiene entre sus conciudadanos y sus gobernantes. Así, se podría decir que el dinero es tan sólo una forma de trueque, sin necesidad de arrastrar enormes cantidades de productos en cada transacción.

Lo que queda demostrado, entonces, es que el dinero es un concepto mucho más profundo del que solemos adjudicarle a diario. Y de este modo debemos tenerlo en cuenta al gastarlo.

Así, por ejemplo, si uno gana $ 4 por hora, y gasta $ 2 en una gaseosa, en realidad, habrá trabajado media hora para comprar esa gaseosa. O si, con el mismo sueldo, se compra un walkman que cuesta $ 80, se habrá trabajado 20 horas para lograr ese aparato. ¿Tienen sentidos estos gastos? Usted sabrá.

Podríamos incluso hablar de casos más puntillosos. Si una persona gana $ 7 la hora, y, al final del mes, debe pagar $100 en concepto de intereses por los gastos de su tarjeta de crédito, lo REAL es que está trabajando más de 14 horas sólo para pagar ese interés.

Y la lista podría seguir. Si otra persona que gana $ 4 la hora, paga $ 48 mensuales por su abono al cable de televisión, está trabajando, anualmente, 144 horas, tal vez solo para ver TV durante unos pocos minutos, en el exiguo tiempo que le queda al salir del trabajo.

Ahora piense en sus ingresos y en sus gastos. Saque estas mismas cuentas. Estamos seguros de cambiara radicalmente su visión de sus ganancias y de su consumo. Y muy probablemente, a partir de allí, será mucho más cauteloso en el manejo de su dinero. Así, el dinero podrá trabajar para usted, y no usted para el dinero.

 

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Las publicidades de cerveza más graciosas

Un poco de alcohol libera la creatividad, sobre todo la de los publicitarios...

Cómo lidiar más saludablemente con la enfermedad

Cómo lidiar más saludablemente con la enfermedad

2 principios clave y los pasos que te pueden ayudar a lidiar con la enfermedad y a recuperar la paz en tu vida…

Cómo hacerlo en la primera cita

Cómo hacerlo en la primera cita

3 claves para aumentar las posibilidades de que ella quiera hacerlo contigo

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: