Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

El médico y la jubilación

Estoy llegando al punto en que empiezo a pensar en jubilarme, luego de cerca de 50 años años de ejercicio profesional, y les aseguro que no hay nada más dificil y comprometedor con uno mismo.
  
  

Jubilarse
viene Del latin, que significa
jubilo.- Felicidad.- vida en paz.-

Pero
tambien sabemos que en nuestra sociedad, eso no es real, ya que la contencion
psiquica y economica, queda librada al azar, o sea,que se las arregle quien
quiera y como quiera.

El
termino pareciera que dijera "basta" al trabajo.- Pero no existiria
nada mas desagradable que el basta.- Seria haber recorrido y llegado.-Pero el problema es ¿a
dónde?.-

A esperar que se consuma el resto de energia vital ¿.- Jamas se debe
dejar nada que signifique una parte importante de nuestro hacer diario, sin
tener otros planes de vida.-Y no es facil, porque no nos hemos preparado

Otros
planes de vida, significa que uno no se detiene, sino que permanece activo en
otras cosas.- Que uno puede dedicarse a ese hobby que siempre soño.- O a la
granjita, o a la familia.-

Esto
tampoco es cierto en su plenitud.- Al llegar a ese momento, el cuerpo no
responde en la forma que habiamos pensado.-

Es mas dificil todo, pero todo es
posible, con una dosis de esfuerzo, que según cada uno, puede ser leve o muy
pesado.- En este punto, los medicos a veces no sabemos mas que ser medicos,en lo
que respecta a lo laboral.- Que es nuestra mayor o mas importante actividad.-

JUBILARSE
NO ES QUIETUD.- ES INQUIETUD DE OTRAS COSAS DE LAS HABITUALES.-

Los
medicos, hemos sido adictos a nuestro trabajo.- Un ansia de conocimientos, de
temores, de jugarnos en cada consulta, o ante cada emergencia, de querer
atragantarse de internet , libros o revistas, para que no aparezca el caso que
lo teniamos "ahí", guardado en la biblioteca o en esa cajita
brillante que nos hace recorrer el mundo.-

Y

asi pasamos horas y horas, congresos tras ateneos.- Si hicieramos el calculo de
cuantas horas y porcentaje de nuestra vida, dejamos en esas condiciones, veriamos lo enorme de la vida que esta metida ahí.-

Entonces
pensamos ¿y ahora que?.- Los hijos se van yendo con sus vidas individuales, con
sus amistades.- "Los hijos no son nuestros, son hijos de la vida ",
dijo el poeta.- Seguir estudiando para que.- Y ahí aparece el fantasma del
temor a dejar nuestra profesion.-

Y
no hablemos de lo economico, cada vez mas dificil, con esa globalizacion, que
hace que el mundo sea para los que lucran con el hombre.-

¿Para que sirve un
jubilado, si ya no los pueden manejar para que rindan mucho y por muy
poco?.-Entonces, sabes, si es que no te hiciste en la vida un capital de ayuda,
al mendrugo que te tiran para que vivas bien los años que te quedan,…
ajustate el cinturon.-

Y algunos hemos vivido y gastado para aprovechar la
hermosura de la vida, casi todo lo mucho que hemos ganado, y te encontras, en
este tiempo, con un problema peor que el seguir trabajando.-

Y
no te olvides que los laboratorios, que te llenaban de cortesias, y cuando
dejaste de rendirles, y en el momento en que mas remedios tomas, no te conocen
mas.- Y de paso seguis teniendo que pagar la obra social que usaste como medico,
como si estuvieras ejerciendo.-

Te
cuento todo esto, joven galeno, para que pienses y saques tus propias
conclusiones, de la experiencia ajena, y comiences a elaborar los planes desde
hoy, para determinar que es lo que mas te gusta o conviene, en esa fabulosa inversion de "tiempo y
dinero".-

Porque el paso del reloj es inexorable, y si hay que cambiar
algo, en lo personal o lo social, todavia estas con las pilas llenas para poder
hacerlo,-

Cuentan
de un hombre muy ocupado, que en un momento en que se miro atentamente al
espejo, se sorprendi de ver un viejo en el otro lado del espejo.