El Lido y otras islas de Venecia

Capital del glamour desde la filmación de “Muerte en Venecia”, Lido es solo una de las islas que rodean a la ciudad de Venecia y que hay que conocer sí o sí
  
  

Lido

Famoso centro de
turismo balneario ya desde finales del S. XIX, el Lido de
Venecia debe la
admiración que provoca a las elegantes villas y hoteles en estilo líberty y
árabe, a las calles arboladas y a las playas frente a las cuales se asoman los
imponentes edificios del ex Casino Municipal, del Palazzo del Cinema y del Hotel
Excelsior.

En el Hotel des Bains
Luchino Visconti rodó la célebre "Muerte en Venecia". Un tiempo fortificado y
usado con objetivos militares, escenario de la Guerra de Chioggia entre
genoveses y venecianos (S. XIV), el Lido fue y es todavía hoy lugar de una de
las más importantes fiestas de la tradición de la Serenísima: aquí se desarrolla
la antigua ceremonia del Sposalizio del Mare (Los Desposorios del Mar), que
reúne en gran número a los venecianos.

El Lido fue además
lugar de acogida de los huéspedes más ilustres de la Signoria. Testimonio de
este pasado es la iglesia de San Nicolo di Lido (plano general V/1), fundada en
el S. XI y reconstruida en el XVII, que conserva columnas y capiteles corintios.

El Planetario de
Venecia abrió recientemente sus puertas al público. Este es uno de los
planetarios más importantes de Italia por su grandeza y características.
Interesante también el Forte di Sant”Andrea, construido en el S. XVI bajo
proyecto de Michele Sanmicheli, que se admira al día de hoy desde el canal a la
altura de San Nicoló.

De notable interés el
Cimitero ebraico y sus lápidas, la primera de las cuales se remonta a 1389
(Visita con reserva tel. 041715359). Antes de alcanzar la bellísima zona de los
Alberani, caracterizada por amplias playas y dulces dunas, se encuentra el
antiguo burgo de Malamocco (plano general H/3).


Pellestrina

La isla de Pellestrina
es constituida por los centros de San Pietro in Volta, Portosecco y Pellestrina.
La historia de la isla comenzó en el S. XIV, en época de la Guerra de Chioggia,
quando la citada isla fue dividida entre cuatro familias nobles que favorecieron
a otros tantos barrios (Vianello, Busetto, Zennaro, Scarpa).

 Sobre la isla, que
se puede recorrer en bicicleta, se admiran las numerosas ermitas, palacetes y
las casas de los S. XV y XVII.


Murano

Dividida en nueve
isletas, atravesadas por un amplio canal, Murano es la isla del vidrio bufado:
una tradición antigua, todavía vivísima, que ha visto empeñados en esta mágica
elaboración enteras generaciones de muraneses.

El Museo del Vetro
Museo del Cristal– (horario: de noviembre a finales de marzo 10.00-16.00; de
abril a octubre 10.00-17.00. Cerrado miércoles) es hoy meta irrenunciable para
los que quieran documentarse sobre el arte de la producción de cristal en
Venecia.

En Palazzo Giustiniani,
tiempo atrás prestigiosa sede de los Vescovi di Torcello (Obispos de Torcello),
el museo presenta una riquísima colección de objetos y cristales decorados
producidos desde el S. XV hasta nuestros días, testimonio de la evolución del
gusto y del estilo y de la experimentación de nuevas técnicas de una tradición a
la que la isla debe la propia riqueza y notoriedad.

A distancia del museo,
la
Basilica
dei Santi Maria e Conato (horario: de lun. a sab.
9.00-12.00/154.00-18.00, dom 14.00-18.00) representa uno de los mejores ejemplos
de estilo veneto-bizantino: interesantes las decoraciones externas del ábside y,
en el interior, los mosaicos del suelo con motivos ornamentales que se remontan
a la época de la construcción de la basílica (1140).

De las originales
decoraciones internas se conserva un mosaico bizantino, mientras la bovedilla
sobre la puerta del Baptisterio hace de marco a una pintura de L. Bastiani
(1484).

Burano – Mazzorbo

Las dos islas gemelas
son centro agrícola y de pesca. Burano renombrada por el arte del encaje del
bolillos: una elaboración que requiere paciencia y habilidad para crear con
aguja e hilo sutiles diseños y motivos de gran fineza, muchos de los cuales
ideados por los venecianos ya en los S. XV y XVII: el Museo del Merletto -Museo
del Encaje- (horario: de noviembre a marzo 10.00-16.00; de abril a octubre:
10.00-17.00.

Cerrado martes. Cerrado el 25 diciembre, 1 enero, 1 mayo) recoge
hoy los ejemplos más significativos de un arte todavía difundido en la isla.

Además del museo, se
puede visitar la iglesia del S. XVI de San Martino (horario:
8.00-12.00/15.00-19.00) que conserva una pintura atribuida a J.Palma il Giovane,
y el cercano Oratorio di Santa Barbara. La isla de Mazzorbo sufrio en los S. XIV
Y XV un verdadero periodo de esplendor. Testimonio de ello es la Chiesa Santa
Caterina (S. XIV). Hoy la isla posee vastos viñedos y frutales.

Torcello

Pequeña y antiquísima
isla de gran interés, un tiempo sede episcopal, hoy destino irrenunciable para
quien quiera disfrutar de la belleza de la laguna.

Paseando a lo largo de la
calle que trascurre a lo largo del canal, se alcanza el centro de la isla, una
pequeña plaza donde se alzan importantes monumentos que testimonian la
importancia histórica del lugar.

La Cattedrale di Santa
Maria Assunta (horario: de marzo a octubre 10.30-17.30; de noviembre a febrero
10.00-17.00) es la construcción más antigua presente en la laguna. Fundada en
639, es un magnífico ejemplo de estilo véneto-bizantino.

De particular interés,
el pórtico y los motivos ornamentales de la fachada, así como los revestimientos
de mármol y los espléndidos mosaicos en el interior. De frente a la Basilica se
encuentran restos del antiguo Battistero (Baptisterio), S.VII, y junto a este,
la iglesia del S.XIV de Santa Fosca.

Los Palazzi del
Consiglio e dell’Archivio (Palacios del Consejo y del Archivo), que es alzan en
la misma plaza, albergan hoy en el Museo dell’Estuario; el segundo esculturas,
bajorrelieves e importantes colecciones arqueológicas.

Del campanario se tiene
una esplendida vista sobre la laguna y sobre tierra firme veneciana.

Sant”
Erasmo

Ocupada ya e época
romana, la isla viene explotada también en el medievo por su posición
estratégica respecto al puerto del Lido.

 Alberga también algunos edificios
militares, como la Torre Massimiliana (1813), de forma circular y que toma el
nombre del emperador de Austria que se refugió aquí durante un motín popular. La
isla, en cualquier caso, fue y es todavía un gran centro agrícola, el principal
abastecedor del mercado veneciano.

San Franceso del Deserto

Alcanzable desde Burano
sólo con medios privados, la pequeña isla alberga un convento franciscano
circundado por cipreses .

 En 1228 viene
edificada una iglesia cuenta la leyenda,  se paró aquí de retorno de un viaje a
Palestina. Hoy las construcciones son completamente restauradas, mantenidas por
los frailes que las ocupan y que albergan a los visitantes que desean vivir
momentos tranquilos en este oasis de verde silencio.

San Lazzaro degli
Armeni

Situad a en la pequeña
isla que lleva el nombre del patrón de los leprosos, de origen gótico, fue
reconstruida en el S. XIX. La iglesia es anexa al convento de los Padres
Armenios (teI.0415260104, horario visitas guiadas 15.25-17.25 todos los dias).

La biblioteca del
convento conserva un bello fresco de G. B, Tiepolo, además de obras de J. Palma
il Giovane e S. Ricci.

San Servolo

La isla albergaba un
antiguo convento benedictino que fue transformado para hospedar estructuras
hopitaleras de varios géneros: hospicio para militares enfermos en 1715,
"manicomio" primero para nobles, después también para 101 enfermos más pobres de
la ciudad desde 1725 hasta 1978, año de la aprobación de la Ley n° 180 que
decretó la clausura.

Actualmente se
encuentra en curso de un proceso de recalificación y restauro por parte de la
Provincia di Venezia, que ha llevado a la isla a albergar un instituto de
investigación social, un centro de formación profesional, la escuola, ,
internacional de neurociencia y la Venice International University.

Todos los viajes dejan en nosotros huellas
imborrables, que reviven al transmitir a otros nuestras experiencias.
Y, al hacerlo, podemos ayudar a otros a alcanzar su viaje soñado.
¡Hazlo tú también !!

Envíanos ahora tus experiencias, consejos -o el relato completo- de ese
viaje que tanto recuerdas,
a
[email protected]