El Feng Shui en el comedor

Lineamientos para hacer del comedor un lugar cálido y en el que se exprese el amor por nuestra familia.

Ubicación

 El comedor es un sector social, que debe estar en la sección delantera de la casa, que es el que está  más cerca de la calle, del movimiento y el ruido.

 Colores

Los colores deben favorecer la buena alimentación: verde, naranja y rojo claro. Son adecuados los objetos de celeste para ayudar a encontrar la paz espiritual durante las comidas, pues encarnan nuestro respeto por “el pan de cada día”.

Materiales

 El metal contrarresta los trastornos de salud vinculados con la alimentación.

Lo ideal es que la mesa y las sillas sean de este material. En caso contrario, la solución más práctica es utilizar objetos decorativos de metal encima de la mesa y en sus alrededores.

Una buena alternativa es un reloj de pared con un péndulo metálico: el metal en movimiento ayuda a eliminar los efectos negativos de la energía de lugar.

Entre los otros elementos, la madera provocará relajación y comodidad, el cristal promoverá inquietud y actividad, un poco de prisa.

 Muebles

  • Mesas ovaladas o circulares, de manera que todos puedan interactuar y convivir al comer. Si no se puede, que al menos tengan tengan las puntas redondeadas.

  • La mesa del comedor debe estar en un espacio mucho mas grande que ella. Tiene que estar cerca de la cocina, pero no de la puerta principal, pues sino los invitados comerán rápido y se irán pronto. La mesa no debería estar en línea recta o diagonal a la puerta.

  • Un centro de mesa con frutas naturales en cantidad apreciable, para generar una sensación de abundancia.

  • La vajilla de cerámica o porcelana refleja mayor actividad, mientras que los utensilios de madera dan romanticismo y un ambiente más informal.

  • Si quiere mayor elegancia, utilice accesorios de cristal, porcelana y metal en la mesa, y para lograr algo más “décontracté” recurra a la madera y el bambú. Evite el plástico y los accesorios sintéticos.

  • El color de los manteles y servilletas se debe usar para generar algo en particular: el color crema para la relajación, blanco para una atmósfera estimulante, verde para dar vitalidad, azul para la comunicación, violeta para la pasión, negro para sentir seguridad, rojo o naranja para favorecer el romance, gris para una impresión de  formalidad, y amarillo para lograr calidez.

  • Un espejo que refleje la mesa al comer multiplicará la abundancia en esa casa.