Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Editando videos desde su propio hogar

Actualmente, basta con tener una PC y el hard y soft adecuados para poder editar videos, tanto en formato analógico como digital. Aquí, todo lo que necesita saber para comenzar ya mismo
  
  

Si
durante mucho tiempo soñó con darle un toque más personal o bien editar mejor
las secuencias de su archivo audiovisual, -se componga este de sus videos hogareños,
la colección de goles de su equipo de fútbol favorito, sus series de televisión
preferidas, o cualquier otro tipo de video o disco compacto con imágenes que
despierten su pasión-, debe saber que gracias a las actuales tecnologías, hoy
en día esto puede ser realmente muy sencillo, y estar muy al alcance de su
mano.

En efecto, ya no se
necesita tener un diploma de cineasta o productor audiovisual, ni tener una gran
fortuna en su cuenta bancaria para comenzar a editar y manipular las imágenes
que ya tiene o planea grabar.

De hecho, actualmente
alcanza con tres simples elementos, que están al alcance de cualquier usuario
de PC hogareña, para tener una verdadera isla de edición en su propio hogar.
Los mismos son:
 

  1. Una computadora
    (que debería ser, idealmente, como mínimo una Pentium III, con 128 MB de
    Ram, y 10 giga de disco rígido)
  1. Una placa para
    ingresar el video, tanto para el caso de que cuente con imágenes analógicas,
    es decir las de las cintas de los videos, o digitales.
  1. El software
    necesario, que viene acompañando a estas placas o cámaras, o se pueden
    bajar gratuitamente de Internet.

Como
se puede observar, conseguir este software no resulta ningún problema mayor, y
con respecto a la computadora, es muy probable que ya posea una. Por eso, la
cuestión principal a tener en mente, será conseguir el dispositivo que inserte
las imágenes grabadas en las computadoras, es decir las placas para ingresar
video a la que hacíamos referencia, tanto para el caso de los VHS como para las
grabaciones en formato digital.

Videos hogareños

Claro que, antes que
nada deberá contar con las imágenes. Las mismas podrían ser de un video o de
una grabación casera. Si todavía no tiene una cámara, lo ideal es comprar
directamente una cámara digital, que tienen conexión directa con la PC y no
pierden calidad al pasar al rígido, pues comparten el formato digital. Claro,
siempre y cuando tenga los recursos necesarios para hacerlo, pues ninguna de
estas cámaras baja de los 300 dólares.

En
estos casos, debe saber que la cámara que adquiera seguramente tendrá un pequeño
puerto de conexión denominado IEEE 1394 o bien fireware o i-link, el cual será
el punto de partida para transmitir los bytes de sus videos al disco rígido,
pues mediante estos puertos se conectará el cable que va hacia la PC.

Si el modelo de cámara
que compró no cuenta con estos conectores para la PC, deberá adquirir uno
(cuestan alrededor de 50 dólares).

Pero
si la situación es la de alguien que ya cuenta con una cámara analógica y no
desea gastar más dinero, o bien la de una persona cuyo mayor interés es editar
la colección de videos VHS que ya tiene, el proceso tampoco resultará mucho más
complejo, al margen de que se necesitará una tecnología más sofisticada.

En
este caso, se deberá comenzar conectando la cámara analógica o la misma
videocasetera a la CPU, mediante un cable con salida de audio y video y fichas
RCA.

Las placas, el camino
necesario   

Pero tanto si se
tienen imágenes con formato digital como analógico, se necesitará adquirir
una placa especial, lo cual es un reemplazo para la falta en la PC de 
conectores IEEE 1394 (aunque en algunos casos sí las traen).

Existen
tres tipos de placas para ingresar video:
 

  1. Placas
    capturadoras

Su
mayor ventaja es que pueden grabar desde un dispositivo externo a la PC, así
como también desde la PC hacia un dispositivo externo, lo que en otras palabras
quiere decir que pueden convertir el formato analógico en digital y el digital
en analógico. Por lo tanto, son ideales para quienes tienen imágenes analógicas.

Continúa
en la página siguiente
…