Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Dermatitis Seborreica

Un problema que afecta a gran cantidad de personas, pero que tiene solución…
  
  

Esta enfermedad tiene diferentes nombres y diferencias
en su forma de escribir, y también se la llama eczema seborreica, seborrea
oleosa, y pityriasis capitis.

El diagnóstico de esta condición es generalmente
directo, y los diagnósticos diferenciales incluyen una variedad de condiciones,
como la psoriasis vulgaris, dermatitis atópica, tiña capitis y candidiasis, así
como algunas otras condiciones más raras.

La dermatitis seborreica es ante todo una condición
de la piel, pero también puede provocar ocasionalmente la caída del pelo, si
está ubicada en el cuero cabelludo.

La dermatitis se manifiesta con una inflamación de la piel, que hace que las
glándulas sebáceas comiencen a producir un sebo muy fuerte que contiene pocos
ácidos grasos pero con mayores cantidades de triglicéridos y colesterol.  El disparador para esto es la hipersensibilidad
a los esteroides andrógenos.

Cuando las hormonas fluctúan, como en la pubertad, se inicia la dermatitis
seborreica, que también puede ser observada en bebes recién nacidos, cuando los
andrógenos maternos pasan a través de la placenta.

La causa exacta, sin embargo, no es aún conocida
pero es probable que tenga componentes genéticos, y su prevalencia cambia en
diferentes lugares y comunidades, alrededor del mundo.
Los más susceptibles a ella son los hombres caucásicos y la gente descendiente
de la comunidad celta en particular. Las personas con Parkinson también lo es,
en parte por tomar suplementos de L-dopa.

El hongo Pityrosporon ovale (también llamada
Malassezia furfur) prolifera según la intensidad de la dermatitis,
provocando inflamación e irritación, que no necesariamente se dirige al
folículo pero que, si está en cercanías de las células inflamadas, sí puede ser
afectado.
Si el folículo se inflama, la piel circundante se enferma. Pero esta condición
no necesariamente provoca la caída del pelo, que puede ser revertida con la
reducción de la inflamación existente.

Tratamiento contra la
dermatitis seborreica

Existen varios tratamientos, pero el más simple consiste
en el uso de champúes del tipo anti-caspa para controlar la descamación de la
piel. Las indicaciones varían según sus propiedades especificas, y pueden ser
recomendables para usar en determinados días.

Algunos, compuestos por sulfuro y alquitrán o aceite de Cade, están a la venta
desde hace años. Los más recientes, como los basados en Nizoral, están
disponibles sin receta medica. Otros contienen Fluconazol, y todos pueden ser
efectivos en el tratamiento de esta enfermedad.

Algunos dermatólogos prescriben antibióticos para
controlar la descamación de la piel y a la vez reducir la inflamación, que
puede ser tratada directamente con cremas que contengan corticoides.

Cuando la producción de andrógeno es excesiva en las mujeres, puede ser tratada
con antiandrógenos. Algunos dermatólogos usan tratamientos con estrógenos o
bajas dosis de isotretinoína para curar la dermatitis seborreica.

¿Te han dicho
que debes dejar de fumar, pero no sabes cómo lograrlo?
Comienza por nuestro curso gratis para Dejar de fumar.
Inscríbete ahora haciendo clic
aquí
.