Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Los estrógenos y la caída del pelo

¿Sirven los estrógenos para combatir la caída del pelo en las mujeres?
  
  

Los estrógeno son hormonas naturales producida por hombres
y mujeres, pero en el hombre el nivel de producción es muy bajo.
En realidad, no se trata de una única hormona sino de una familia de hormona,
los “estrógenos”, que se convierten en nuestro cuerpo en diferentes tipos por
la acción de varias enzimas, siendo el estradiol es el mas común de los
estrógenos.
Los diferentes tipos se diferencian por sutiles cambios de estructura química y
pueden tener diferentes modos de actividad dentro del sistema corporal, pero en
general, los estrógenos tienen similares características y cumplen similares
funciones.

Existe un gran número de productos con estrógenos, tanto puros como combinados
con otras hormonas. Alguno de las más comunes son:
 

Estradiol: es un
estrógeno común y uno de los más usados como tratamiento de complemento o
reemplazo. 

Etinil
estradiol: es
accesible y usado generalmente como anticonceptivo oral para suprimir la
ovulación y la producción de gonadotropina. Suele combinarse con progesterona
en esos preparados.  

Otras variantes de
derivados de estradiol son el Valerato de Estradiol y el Cipionato de Estradiol.

Los estrógenos son
antagonistas indirectos de los andrógenos, pues disminuyen los andrógenos
disponibles en el organismo, por un complicado mecanismo de feedback
(retroalimentación).
Básicamente, el exceso de estrógenos reduce la producción de testosterona, y
afecta la producción de una molécula llamada SHHG, que se une a la
testosterona, la vuelve inactiva, y hace que no pueda ser convertida a
dihidrotestosterona, combatiendo de este modo la aparición de alopecia
androgenética.
Por otro lado, las células en los folículos capilares tienen receptores para
los estrógenos, que a su vez posibilitan una acción directa de estos sobre el
crecimiento del cabello. 

Los hombres no pueden
tomar estrógenos orales sin correr el riesgo de sufrir efectos secundarios. Los
mas típicos pueden ser un patrón de distribución femenino del vello corporal,
pérdida del libido, y posiblemente la hipertrofia de las mamas.
Por otro lado, los estudios disponibles sobre el empleo de estrógenos en la
alopecia androgenética masculina, indican que el uso de estrógenos puede ayudar
a mantener el cabello pero no a hacerlo crecer nuevamente. 

En las mujeres, el uso
de estrógenos para la alopecia suele indicarse cuando la pérdida del pelo
comienza alrededor de la menopausia. La terapia de reemplazo con estrógenos puede
ayudar a controlar los altos niveles de concentración de testosterona que
suceden en la menopausia.
Sin embargo, existe cada vez más evidencia sobre los efectos colaterales de la
terapia de reemplazo hormonal en la menopausia, por lo que tampoco es aconsejable
comenzarla solo para combatir la caída del pelo.