¿Cuánto cuesta mudarse al extranjero?

El precio variará mucho dependiendo del tamaño del contenedor, del trayecto que deba realizar el transporte escogido y de los servicios extras que se decidan contratar. ¿Cómo calcular el costo de la mudanza internacional?

 Las mudanzas más complejas son aquellas que se deben efectuar fuera del país y cuyo traslado es definitivo. Los traslados intercontinentales pueden hacerse por tierra, mar o aire.

El precio variará dependiendo del tamaño del contenedor, del lugar adonde haya que trasladarlo y también de los servicios extras que se contraten.

Muchas empresas realizan el trabajo de desmontaje y embalaje del mobiliario, transportan todo hasta el puerto o aeropuerto, realizan los trámites de aduana y luego desembalan y montan los muebles y los artículos necesarios en el domicilio de nuevo origen.

Cómo proceder si se debe realizar una mudanza internacional:

1.- Realizar un inventario de todo lo que se tiene que llevar a la nueva residencia. Se debe calcular el valor de cada pertenencia ya que es importante a la hora de pedir el presupuesto a la compañía y así poder definir si la mudanza vale realmente la pena.

2.- No quedarse únicamente con un solo presupuesto. Hay muchas páginas web que ofrecen el servicio de mudanza intercontinental o internacional.

3.- Determinar la urgencia que se tenga por trasladar las pertenencias ya que de ello dependerá que se escoja llevar a cabo la mudanza por tierra, aire o mar.

La diferencia entre un medio de transporte y otro es el tiempo que se demora en llegar al destino elegido. No hay que desestimar los costos ya que una mudanza completa es cara.

En barco el contenedor más pequeño puede costar unos tres mil euros si se parte de Europa y tarda unos cuarenta días en llegar a Sudamérica. En avión, el costo podría alcanzar los diez mil euros y demorarse unos quince días.

Según lo que se pueda pagar, se preferirá una u otra opción. No se debe olvidar que una vez que la mercancía está en el puerto o aeropuerto, debe pasar un control de aduana.

Consejos prácticos:

1.- Exigir un contrato una vez que se sabe a qué empresa solicitar los servicios. En él se debe establecer el plazo de entrega y la garantía.

2.- Contratar un seguro en estos casos, dependerá de lo que se traslade, pero en general merece la pena para estar resguardado frente a la mala manipulación.

3.- Una empresa seria debe poder dejar que se haga un seguimiento de las pertenencias por Internet. Esto brinda tranquilidad a los contratantes.

4.- La empresa debe poder contar con un socio en el país de destino con el que se pueda contactar para poder realizar gestiones o solucionar los inconvenientes que puedan surgir durante el proceso.

5.- Tener en cuenta los gastos extras que se originan ya que no solamente habrá que pagar por un contenedor sino habrá que hacer frente a los gastos de aduana y si se contrata el servicio de contenedor hasta el puerto o aeropuerto, luego habrá que trasladarlo al domicilio y pagar por este servicio de entrega y recogida. Hay que informarse muy bien sobre estos gastos.