¿Conoces la astrología védica?

La astrología védica, o Jyotish, es la astrología practicada en la India. La palabra Jyotish significa literalmente la ciencia de la luz, lo que se refiere implícitamente a la conexión entre los seres vivos y el resto del universo. Te invitamos a conocerla más de cerca
  

La diferencia más significativa entre
estas la astrología occidental y la hindú, es la manera en que tratan los
diferentes “aspectos”. Por “aspectos” (llamados drishti en Sánscrito)
se entiende la capacidad de un objeto celeste para influir sobre puntos del
zodiaco externos al lugar dondeese objeto se localiza (acción a la distancia).

En la astrología Jyotish, los aspectos
futuros son diferentes que los pasados. Sucede que los aspectos localizados 45
grados al frente de un planeta, generalmente no son los mismos que los
localizados 45 grados detrás. En el sistema Occidental, esto no se considera.
Relacionado con esto, los aspectos en Jyotish son dependientes del planeta, así
como en el sistema occidental se asignan los mismos aspectos a cada planeta.

El Jyotish coloca el foco en los mapas o
cartas armónicas, llamados vargas. Vargas representa las diferentes maneras de
dividir el zodiaco para concentrarse en los aspectos específicos de un gráfico,
como por ejemplo el camino moral, de carácter, o de carrera. El sistema
Occidental no utiliza vargas.

Finalmente, los planetas exteriores (Urano,
Neptuno, y Plutón) generalmente no son parte de Jyotish pero sí lo son del
sistema occidental. El sistema occidental también utiliza asteroides y
estrellas, lo cuales no tienen ninguna contraparte en el Jyotish tradicional.

Se debe tener en cuenta que todo lo
referido anteriormente, son sólo generalizaciones. Algún astrólogos
occidentales justifica la presesión, mientras que otros más vinculados al
Jyotish (llamados jyotishis) utilizan los planetas exteriores. Esta es una más
de las razones por las cuales los principios del Jyotish necesitan ser
susceptibles a pruebas rigurosas.

La
permanencia de la astrología


Pero sea cual sea la concepción astrológica
que las sociedades posean, es interesante detenerse en el hecho de cómo la
astrología ha sobrevivido a cientos de generaciones.

Un supuesto básico de la astrología señala
que los acontecimientos que influyen en el cosmos, de formas críticas y
sutiles, influyen también en la tierra. En otras palabras, la astrología
afirma que puede predecir los acontecimientos, basada en las posiciones de
varios objetos celestiales en el nacimiento.

Este es generalmente el punto que la mayoría
de la gente poco racional acepta, y que hace que otros etiqueten a la astrología
como tontería. Hay dos razones principales para este rechazo. Primero, no
tenemos experiencia directa de las estrellas ni de planetas que influyen en
nuestra vida. Segundo, no existe ningún principio físico conocido que explique
tal conexión.

¿Por qué, entonces, la astrología, en
cualquier forma, todavía sigue en práctica, especialmente en las sociedades
modernas científicas como la oriental? Parte de esta razón es histórica.
Existe una tradición muy vieja de utilizar las posiciones de los elementos
celestiales para predecir los acontecimientos del mundo. Por ejemplo, esto se
puede ver en el informe meteorológico.

Otra razón para la persistencia de la
astrología en nuestras sociedades es su aparente éxito continuado, por lo
menos en las mentes de alguna persona. Muchas personas que tienen hechas sus
cartas natales por algún astrólogo, fueron impresionadas por el nivel de
detalle que él mismo fue capaz de discernir acerca de su vida. Pero si esto es
el resultado del trabajar de la astrología o de los esfuerzos de alguien que
es, honestamente o casualmente, apto para leer bien a la gente, es otro asunto.