Search

Cómo se realizan los implantes dentales

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]
Todos los pasos, desde que va por primera vez al dentista hasta el mantenimiento a largo plazo.


Cuando acuda a su dentista por primera vez para hablar de la posibilidad de una
terapia mediante implantes, se le hará una historia clínica y una exploración
exhaustiva de su boca. Se tomaran radiografías de forma que el dentista pueda
determinar el tipo, cantidad y situación del hueso disponible.

 En la mayoría de
los casos una radiograma panorámica es indispensable; este estudio se puede
completar con un TAC (Tomografía computarizada, Escáner). Su dentista empleará
en cada caso las técnicas diagnósticas que considere adecuadas.


La toma de modelos de su boca aportará información de gran valor
.


Su especialista decidirá la necesidad de Rehacer pruebas complementarías como
un estudio radiográfico postoperatorio, etc…


 Con todas estas pruebas su especialista lo que está valorando es si usted es un
candidato ideal para los implantes y qué tipo de terapia es  la  mas adecuada
para su caso concreto.


EL tratamiento quirúrgico consta habitualmente de dos fases, aunque en algunas
situaciones podría realizarse en una sola. Para simplificar las cosas
explicaremos de qué consta un tratamiento tradicional en dos fases.


La cirugía se puede realizar en el consultorio de su dentista, con anestesia
local y quizás con sedación. También se puede realizar en un hospital con
anestesia general. Si ésta se realiza en un hospital, se precisará la estadía
durante una noche después de la intervención
.


El campo donde se ha de realizar la cirugía será estéril.

Primera fase quirúrgica


E
sta
primera intervención es cuando se colocarán los implantes dentro del hueso
maxilar
.


La duración de la intervención es de una hora a hora  media dependiendo del
número de fijaciones. Estas Permanecerán enterradas en el hueso y cubiertas por
la encía durante toda la fase de cicatrización ósea o fase de osteointegración.


Este período suele durar de 6 a 7 meses.


El Post-operatorio no es doloroso, al día siguiente de la intervención aparecerá
con la cara levemente inflamada e incluso en algunos casos con un hematoma en la
zona de la intervención que durará 4 ó 5 días.


En el interior de la boca también estará inflamada el área la incisión.


Es de suma importancia que en esta fase postoperatoria siga al pie de la letra
todas las instrucciones de su cirujano:


Tomar la medicación.


–    Dieta líquida o blanda .


No hacer deporte esos días….

Como vemos, todas estas indicaciones son muy razonables, pero si tiene cualquier
duda o ante cualquier situación que le parezca anómala, póngase sin falta en
contacto con su especialista


Las puntos se le removerán, en caso de no ser reabsorbibles, a los 7 ó 10 días


L
a prótesis.


Si usted lleva una prótesis muco soportada removible (de quita y pon), ésta
deberá ser modificada por su dentista, poniéndole un material que haga de
almohadilla.


En cualquier caso, es más recomendable que no utilice dichas prótesis durante
los 10 días siguientes a la intervención, pero este aspecto es totalmente
personal, todos los casos son diferentes.


Habitualmente, a los 2 ó 3 días después de una Intervención, usted podrá
reincorporarse a su vida normal si se trata de una prótesis completa, y si la
intervención es para colocar una prótesis parcial, al día siguiente estará
haciendo vida normal, o incluso esa misma tarde,


A los 15 días lo habitual es que no quede la mínima molestia y que usted se
olvide que lleva unas raíces artificiales.

Pero no se olvide del todo, sí lleva
una prótesis removible es muy importante para el éxito de la osteointegración
que no sobrecargue esta zona con alimentos muy duros, o si usted tiene el hábito
de apretar los dientes, su dentista le dará instrucciones concretas.

Si en esta
fase viera algún tornillo de los implantes expuesto no se alarme, no tiene
ninguna importancia, pero consulte con su dentista.

Segunda fase quirúrgica

Como ya hemos comentado, a los 3 ó 4 meses en la mandíbula y 6 ó 7 meses en el
maxilar superior, podemos comenzar la segunda fase. En este tiempo los implantes
se habrán ido integrando y 1º habitual es que no haya habido ninguna molestia.


Esta segunda intervención es mínima y consiste en hacer un pequeño ojal en la
encía para conectar los implantes dentro del hueso y cubiertos por la encía, en
la cavidad oral. Atornillaremos al implante un componente de titanio que se
denomina transepitelial. Como su nombre indica irá unido al implante
atravesando el epitelio (encía).

Esta intervención se realiza siempre con
anestesia local nuestras consultas. En algunas ocasiones será necesario dar unos
puntos de sutura.

La operación es senilla y podemos incorporarnos inmediatamente
a nuestra actividad diaria. La duración es normalmente inferior a una hora,
dependiendo del número de implantes Según el caso, su especialista le recetará
la medicación que deberá tomar.

Por lo general se trata de una pequeña
intervención que no nos obliga a cambiar nuestro ritmo de vida.


Una radiografía será también necesaria para comprobar el perfecto estado de los
implantes y el correcto ajuste de los componentes
.


Los puntos se retirarán a los 4 ó 5 días en caso de que hayan sido necesarios.


El tiempo que transcurre entre esta fase y la colocación de la prótesis varía
dependiendo del caso: si es una prótesis parcial, total, estado de la
encía……


Habitualmente, en un corto período de tiempo, su dentista podrá comenzar la
corrección de su prótesis provisional (en algunos casos se podrá colocar de
inmediato)
.

Prótesis y su colocación


 Este apartado es el que podrá sufrir más vacaciones, dependiendo del tipo de
tratamiento que necesite.


Toda esta fase normalmente se realizará sin anestesia, lo que quiere decir que
no es en absoluto molesta. Su dentista desmontará los elementos transepiteliales
de cicatrización y los sustituirá por los componentes que considere oportunos
(hay una gran variedad.

 También le tendrá que tomar impresiones (medidas), para
lo que atornillará los Componentes que se denominan copings de impresión. Todo
ello con ayuda al obtener unos modelos en escayola que serán una copia exacta de
su situación bucal.

Dichos modelos se montan en unos aparatos :Lucen denominados
articuladores, que reproducen exactamente sus movimientos mandibulares.


Este momento, el dentista y sus técnicos de laboratorio comenzarán la confección
de la prótesis nueva. En muchos casos le harán una prótesis profesional para
restaurar la situación y la estética lo antes posible. Estas dentaduras
provisionales les servirán de paso intermedio para realizar las definitivas.


– Atornillada


– cementarla provisional,


– fija-remisible (por medio de clips y otros sistemas de retención)


 La posibilidad de desmontar la prótesis en las revisiones es una gran ventaja
para un correcto mantenimiento. Además, recordemos que con este tipo de
tratamiento lo que perseguimos es  recuperar la función y la estética, y que el
resultado sea definitivo.

Controles periódicos. Mantenimiento


 Una vez terminado el tratamiento ya puede comprobar las ventajas que le han
aportado los implantes, por lo tanto usted es el más interesado en que el
resultado sea muy duradero. Este es el momento en que su  colaboración es
decidir acudir a las revisiones periódicas es fundamental. 

Depende en una gran
medida de que este punto se cumpla dentista es el primer interesado en que todo
funcione bien. Pero recuerde, no el único. Necesitará su colaboración diaria con
la higiene.


Si notara cualquier anomalía en su prótesis (rotura de un fragmento,
aflojamiento, movilidad), no dude en acudir a su especialista inmediatamente.


La cartilla de mantenimiento que le entregarán tiene varias finalidades:


-Datos técnicos sobre el tipo de prótesis que usted lleva.


-La fecha de su última Visita y de la próxima revisión.


-La techa de su última y su  próxima revisión.

 

 

 

 

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]