Cómo prevenir una hernia de disco

Tres consejos prácticos que te ayudarán a prevenir las hernias de disco, que puedes comenzar ahora mismo a poner en práctica
  
  



Mientras te esfuerzas por prevenir una
hernia de disco, es esencial que estés
haciendo las cosas apropiadamente. Si no lo haces, las consecuencias pueden ser
terribles. Corres el riesgo de terminar exagerando, o tal vez dañándote
causándote una hernia de disco.


Consejos prácticos para prevenir una hernia de disco:


1. Tomar mucha agua


Tendrás que beber mucha cantidad de agua para evitar que el
tejido blando se
deshidrate. Si evitas hacerlo constantemente puede resultar en un tejido blando
quebradizo incluido los discos vertebrales. Entonces ten cuidado de cometer un
error omitiendo este importante detalle! Es muy simple de hacer.


2. Deja de fumar o reduce la cantidad drásticamente


Casi tan vital como tomar mucha agua siempre que estés trabajando con esfuerzo
para prevenir una hernia de disco es dejar de fumar. Te lo digo, esto no es para
pasar por alto. Esto ayuda a prevenir que se sequen los tejidos blandos como los
discos, y eso es algo que todo aquel involucrado en la prevención de hernia de
disco quiere.


3. Elonga y haz ejercicio regularmente


Como punto final, cuando te esfuerzas para prevenir una hernia de disco deberías
hacer ejercicios y elongar regularmente. Esto puede alentar la resistencia de
tus músculos de la zona media y mantener la distancia entre los discos, y esto
es un componente critico en la prevención de una hernia de disco. Si no lo
haces, la posibilidad de tener hernia de disco incrementan riesgosamente— y esto
no puede nunca ser algo bueno!


Como señale al comienzo, sobre el esfuerzo de prevenir una hernia de disco,
quieres desesperadamente no cometer ningún error que te haga terminar exagerando
– respecto de entrenar muy duro o levantar mucho peso, o tal vez causándote una
hernia de disco tu mismo.

Lo que necesitas es tomar mucha agua, dejar de fumar,
y hacer ejercicios y elongar regularmente. Puedes alcanzar esa meta tomando nota
de los tips previamente mencionados.


¿Y si ya apareció la cíatica?

La
ciática es un dolor
producido por una irritación en uno de los nervios ciáticos, y se debe por lo
general a un proceso que lo comprime al pasar a través de la columna vertebral
(siendo la hernia de disco una de las causas más frecuentes).

Este es un dolor en la
espalda baja que baja hasta la cadera y por cada pierna hasta llegar a los pies
y dedos de los pies, en algunos casos el nervio ciático es el nervio mas largo
de nuestro cuerpo.

Recorriendo hacia abajo
por la espina hacia la cadera, el nervio ciático va bajando hacia las rodillas y
tobillos. Cualquier daño o presión en este nervio da como resultado un dolor en
la ciática lo cual hace necesario investigar las probables causas de los
síntomas para proveer un alivio al paciente con carácter permanente.

A diferencia de otras
enfermedades o dolencias donde los doctores pueden diagnosticar la causa de los
síntomas y proveer alivio a través de drogas o terapia, la ciática presenta un
problema respecto a esto.

Es común ver pacientes de
ciática confiar en sus propios tratamientos, un remedio casero o ejercicios
prescriptos por doctores como cura para esta condición. Así como hay tantos
resultados de causas para esta dolencia, también hay numerosos métodos o curas,
pero estaría mal llamarlas curas.

Los pacientes se adhieren
a cualquier método que parezca traerles alivio pero estas medidas son temporales
y el dolor de ciática regresa y puede ser mas intenso que antes. Es importante
notar que la efectividad de cada remedio depende de cuan relacionado este a la
cusa que genera el dolor que puede ser diferente dependiendo el paciente.

Es prudente diferenciar
entre curas y alivios como muchos tratamientos no son más que una medida para
aliviar el dolor. Esto se refleja en el hecho que el dolor empeora o regresa mas
fuerte que cuando dejas de realizar las medidas de alivio.

Además, la mayoría de
estas medidas solo traen alivio y no tienen nada que ver con la causa real del
dolor. Estas medidas no atacan o hacen nada acerca de la ciática en si, y
cualquier atraso en el diagnostico de la causa del dolor podrían llevar a que
esta condición empeore.

Es fácil ver porque un
paciente que sufre este agudo y agonizante dolor de ciática  se adhiere a tales
medidas como si se estuviesen ahogando y quisieran agarrarse de cualquier cosa
para salvarse.

La mayoría de esta medidas
para aliviar el dolor suelen ser de corto plazo y pueden empeorar la afección  o
al menos dejan al paciente donde estaba antes de llevarlas a cabo. 

El dolor de ciática es tan
irritante que hasta la tarea mas común del día se convierte en imposible de
realizar y quienes sufren este dolor aceptan cualquier cosa que parezca una cura
mientras que esta le permita sobreponerse a la agonía de no ser capaz de
realizar las tareas diarias.

Entonces, si tu medico no
es capaz de encontrar la causa del dolor que estas sintiendo en tu espalda baja
después de hacerte todas las pruebas, lo que puedes hacer es comenzar con
algunos ejercicios que sean apropiados.

Aquí debes entender que
apropiado es una palabra muy importante porque cualquier ejercicio mal hecho
puede empeorar la condición. Dos métodos de ejercicios como pilates y yoga
tratan el dolor de ciática con resultados positivos para todo tipo de pacientes
con dolor de ciática.

Hay muchos que creen que
no hacer ningún tipo de ejercicio diariamente es una causa para desarrollar
dolor de ciática.

Estos expertos sugieren que hacer ejercicios para mantener los
músculos tonificados es vital para mantener una postura correcta lo cual permite
que no se desarrolle la ciática en primer lugar  en los casos en que la
enfermedad no comienza con cualquier otra condición médica subyacente, como los
tumores en la médula espinal.


El
 libro "Cure
su Ciática
", te presenta los mejores tratamientos naturales para aliviar
el dolor ciático. Encuéntralo haciendo
clic aquí