Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Cómo hacer juguetes educativos caseros

¿Cuáles son los mejores juegos educativos?¿Cómo reemplazar con elementos caseros los que son muy caros?
  
  


Cuando
los padres compramos juguetes a nuestros hijos, o los educadores a elegir
juegos
educativos
para equipar una ludoteca o un aula, es normal que experimentemos
sentimientos de indecisión por no saber qué tipos de juegos comprar; y
frustración por darnos cuenta de que nuestro presupuesto no nos permite adquirir
el tipo de juguetes que necesitamos.

Sin
embargo, se puede disponer de una ludoteca original y muy completa si buscamos
materiales y recursos que nos permitan ofrecer experiencias a los niños, tal y
como hacen los videojuegos que tanto adoran.

Como
siempre digo, para conseguir que a un niño le guste hacer cualquier cosa, lo
único que hace falta es estudiar sus gustos y presentarle una propuesta de forma
atractiva.

Pero, no te preocupes, porque no vas a tener que hacer un estudio de
las preferencias de todos tus usuarios o alumnos, ya que voy a contarte algunas
ideas que te harán triunfar con los niños con una garantía de éxito del 100%.

Prepara
cajitas de malabares

Compra o
fabrica tus propias pelotas para hacer malabares y prepara cajitas con
diferentes niveles de dificultad. A los niños les encanta colocarse retos, así
que si saben que ellos empiezan con el “kit de iniciación”, con tres pelotas y
que pueden llegar al “kit de experto” con cinco, conseguirás haber puesto de
moda los malabares.

Si
quieres darle una imagen aún más profesional, puedes
grabar un vídeo en el que
salga algún amigo malabarista explicando cómo hacer un par de trucos e incluirlo
en tus diferentes kits.

Acuérdate
de subir el vídeo a internet y no sólo te habrás convertido en alguien bastante
“cool” para tus usuarios o alumnos, sino que te podrás dar a conocer y atraerás
a más familias interesadas en tu original forma de trabajar.

Fabrica
sets de repostería

La
mayoría de todos los adultos pedimos alguna vez para Reyes un juego de “haz tus
propios bombones” o algo por el estilo. ¿Sabes una cosa? Los niños del siglo XXI
también lo hacen.

Sin embargo, este tipo de juego posee más desventajas que
ventajas, ya que aunque se presentan como una propuesta muy original y
atractiva, suelen ser caros, utilizan demasiado material fungible y perecedero;
y muchos de sus utensilios son demasiado frágiles para el trato que le dan los
niños.

Si
quieres fabricar tus propias propuestas de cocina para niños, simplemente
acércate a cualquier tienda que venda
moldes de repostería hechos con silicona y
colócalos en pequeñas cajas transparentes de bombones junto a un par de recetas.

Los
ingredientes los puedes tener disponibles en la cocina colocados en unos
estantes “tamaño niño” para que ellos mismos se sirvan cuando lo necesiten. Te
aseguro que les encantará esta idea.

Diseña
sets de decoración de camisetas

Puede que
a partir de ciertas edades no a todos los niños les guste pasar el rato
pintando, pero lo que sí es seguro es que a todos los niños y niñas les encanta
decorar su ropa.

Una forma
divertida de presentarles este tipo de actividad es preparar unas bolsas
transparentes que contengan la camiseta, una propuesta creativa en una hoja
junto con la foto de cómo quedará al final y el material para realizar la obra
de arte en cuestión.

A los
niños les encanta la variedad, así que sería una buena idea que todas las bolsas
contuvieran propuestas diferentes.

Por ejemplo, una podría ser para decorar la
camiseta con Batik, otra con purpurina, otra con pintura para tela y otra con
transfers.

Bueno,
estoy segura de que después de haber leído estas ideas, se te habrán ocurrido
muchísimas más. Pues bien, si quieres sorprender a los niños con los que
trabajas, simplemente date una vuelta por cualquier juguetería y observa si ya
existe una empresa que oferta algo parecido.

Puedes observar el juego de esta
empresa para darle forma a tu idea o incluso comprarlo y utilizarlo como fuente
de inspiración para realizar tus propias propuestas. ¡Buena suerte!


Por Jenny
Guerra Hernández


www.facilmente.org

¿Tu hijo no quiere estudiar? Inscríbete ahora
en nuestro curso gratis Ayúdame a entender cómo estudiar