Cómo hablar con un hijo que puede estar teniendo un problema

Por varios motivos, muchos padres vacilan en discutir con sus hijos aquellas situaciones que temen, como el alcohol o el consumo de drogas. Pero sus hijos necesitan exactamente lo contrario...

Muchos piensan que es imposible que ellos se involucren con esas substancias. Otros se niegan por no saber que decir, o tienen temor de poner ideas raras en la cabeza de sus chicos.

No espere a que su hijo tenga un problema, muchos jóvenes relatan en centros de tratamiento, que pasaron 2 años antes de que sus padres se enteren de su adicción. Mantenga las líneas de comunicación abiertas y empiece temprano.

No tenga miedo de admitir no tener todas las respuestas, hágale saber a sus hijos que usted está preocupado y que lo mejor es estar juntos para buscar las respuestas.

Sea un buen oyente, asegúrese de que el joven este cómodo contándole sus problemas. Escuche atentamente lo que él le dice y no lo interrumpa hasta que termine. Si es necesario tómese 5 minutos para calmarse antes de proseguir. Detecte que es lo que no le esta diciendo y si su hijo no le cuenta sus problemas, tome la iniciativa y pregúntele acerca de sus actividades.

Este disponible para discutir sobre diferentes temas. La gente joven necesita saber que puede acudir a sus padres para obtener cierta información sobres diferentes temas. Si no tiene tiempo para discutir, asegúrese de tenerlo luego.

Dele merito a las cosas buenas que los jóvenes hacen, no resalte solo los defectos. Eso acercará mas el vinculo entre los dos. Para eso también es necesario dar mensajes claros, especialmente cuando se hable del uso de alcohol o drogas.

Sea un buen ejemplo de comportamiento, los chicos se fijan mucho en eso, especialmente en la etapa de formación. Muéstrese honesto, integro, y buena persona.

Tipos de comunicación

La relación entre padres e hijos, no siempre es fácil. Las diferentes sintonías pueden alejar a ambas generaciones.

Para mejorar la comunicación se debe escuchar, prestar atención, no interrumpir, no preparar un discurso mientras el chico habla, etc. Detecte la preocupación de sus hijos en el comportamiento o expresión, en sus movimientos, cuando come, o si mira muy seguido el reloj.

Durante la conversación, capte lo que su hijo le esta diciendo, incline su cuerpo hacia delante si esta sentado, toma su hombro si esta caminando, o toque su cabeza, mantenga el contacto visual.

Muéstrese comprensivo de la situación particular (“entiendo lo que decís…” o “si, a veces es difícil”) y si le cuenta algo que usted no quiera saber, aguante el momento y no lo ignore. No de un consejo a cada cosa que le cuenta, escuche el problema global y trate de descubrir lo que hay detrás de las palabras.

×

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :
Y selecciona Agregar a la pantalla principal

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado

SOLO HAZ CLIC EN : Responsive image
Y selecciona Agregar a la pantalla principal