Cómo evitar que se pierdan tus fotos digitales

5 consejos prácticos para que esas imágenes imborrables que quieres capturar… realmente no se borren


Borre las imágenes no deseadas de inmediato


A menos que usted vaya a sacar varias fotos seguidas de la misma escena, mire
las fotos tan pronto como las ha tomado. Usted sabrá de inmediato si necesita
sacar otra.

Si necesita hacerlo, elimine la que no le gusta. Si usted espera y revisa todas
las fotos juntas y elimina las que no desea mantener, la
cámara probablemente
insertará nuevas fotos en los espacios que quedaron vacíos.

Esto puede hacer que resulte más difícil clasificar y organizar sus imágenes.

Maximice el espacio de almacenamiento

La mayoría de las cámaras cuentan con una pequeña tarjeta de memoria. Cámbiela
por una más grande, y mantenga la anterior como una reserva de emergencia.

Usted podrá almacenar más fotos en su tarjeta bajando la resolución o aumentando
la compresión de las fotos.

Incluso si su cámara tiene una cantidad de megapíxeles elevada, puede
configurarla manualmente para que tome imágenes de una calidad un tanto menor.

De todas maneras, usted podrá realizar impresiones de tamaño medio prácticamente
con la misma calidad.


Transfiera sus fotografías

Después de tomar fotografías con su cámara digital, el siguiente paso es
transferir la información de la tarjeta de memoria a la computadora.

Dependiendo de la cámara, usted deberá retirar la tarjeta y colocarla en un
lector de tarjetas o conectar la cámara directamente al puerto USB de su
computadora o al puerto
FireWire.

Algunas personas esperan hasta que la tarjeta de memoria esté casi llena, pero
es recomendable copiar las imágenes inmediatamente después de tomarlas.

De esta manera, usted no perderá las fotos si algo le sucede a la cámara, y
puede ordenar y compartir sus imágenes mientras todavía están frescas en su
mente.

También es aconsejable hacer una copia de sus fotos en un CD-ROM o DVD-ROM.

Muchas cámaras digitales vienen con un software que le ayudará a gestionar sus
imágenes. A menudo, el programa le mostrará “thumbnails” o versiones en
miniatura de sus imágenes, para que pueda navegar rápidamente a través de sus
fotos.

Usted puede utilizar el programa para clasificar sus fotos por fecha, tema o
tipo. Muchos programas también permiten realizar correcciones de básicas de las
fotos, como eliminar los ojos rojos.

Si lo prefiere, también puede usar software más avanzado, como el Adobe
Photoshop, para cambiar la apariencia de sus fotos por completo.


Conozca las opciones de impresión


Usted puede imprimir sus fotografías en su casa, en una impresora de fotos, o
puede enviarlas a una casa de impresión. Ambas opciones tienen algunas ventajas
y desventajas.

Si usted compra una impresora, podrá imprimir sus fotografías de inmediato.
Muchas impresoras son portátiles, así que usted podrá llevarla con usted a sus
vacaciones e imprimir las fotos de inmediato.

Pero el costo de la impresora, la tinta y el papel son considerables, por lo que
esta opción suele resultar demasiado costosa.

En la mayor parte de los casos, recurrir a un servicio de impresión profesional
es una opción más económica. Usted puede realizar impresiones de tamaño estándar
por unos pocos centavos cada una, e impresionas más grandes por unos pocos
pesos.

Por lo general, uno puede crear una cuenta gratuita en internet, subir las fotos
que desea imprimir y enviar su pedido. También puede armar un CD con las
imágenes y llevarlas a un local para que las impriman.

Recurrir a un servicio profesional suele resultar más barato que comprar su
propia impresora, y sus impresiones probablemente serán de mayor calidad.

Sin embargo, cargar las imágenes puede llevarle bastante tiempo, ya que usted
querrá enviarlas en un tamaño adecuado y en alta resolución. Además, tendrá que
esperar unos días para recibir las impresiones.


Comparta sus fotos en internet



Si usted va a compartir sus fotos por correo electrónico, es recomendable
cambiarles el tamaño antes de enviarlas. Las cámaras digitales suelen crear
archivos de imagen muy pesados que pueden tardar mucho tiempo en descargarse.

Para reducir el tamaño de sus imágenes, utilice un software de edición de
imágenes. Existen dos formas para achicar los archivos:

• Reducir la resolución, que se mide en puntos por pulgada (DPI). La resolución
mínima para una visualización de buena calidad es de 72 DPI.


• Reducir el tamaño de la imagen, que se mide en pulgadas, centímetros o
píxeles. Una foto de 7,6 x 12,7 centímetros (3 x 5 pulgadas) puede enviarse sin
problemas por mail, y son lo suficientemente grandes como para visualizarlas.


Guarde la imagen resultante como un archivo nuevo, y mantenga la imagen original
en alta resolución.

Si prefiere compartir sus fotos en una galería en internet en lugar de enviarlas
por correo electrónico, puede abrir una cuenta en un sitio de intercambio de
imágenes como Flickr, Fotki o Snapfish.

El software de su cámara también puede incluir la opción de subir las imágenes
automáticamente a la web.

Muchos de estos servicios son gratuitos, pero algunos establecen un límite
máximo de imágenes que se pueden subir por mes o un espacio máximo de memoria
que puede utilizar.

Si deseas
transformarte en
un experto en computadoras
y comenzar a ganar dinero con esos conocimientos,
te sugerimos el curso "Como
aprender a diagnosticar y reparar PC”s y Laptops
" que encontrarás haciendo
clic aquí