Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cómo comprar un anillo de compromiso

Todo lo que tienes que saber a la hora de comprar un anillo de compromiso sin hipotecar tu futuro
  
  



Ya sea que estés planificando una sorpresa para tu futura esposa o vayan a
comprar el anillo de compromiso juntos, es posible que te encuentres ante la
compra más importante del año (o de toda tu vida). Ten en cuenta que no hablamos
de finanzas, sino de sentimientos.


Hemos hablando con expertos en finanzas y en piedras preciosas sobre la compra
del anillo de compromiso. A continuación, echamos un vistazo a lo que debemos
buscar y a las formas de dar el mejor valor al dinero invertido.


Siéntete libre de romper las tradiciones en anillos de compromiso


La regla tradicional señala que el novio debería gastar entre uno y tres
salarios mensuales en el anillo de compromiso. Pero a medida que las prioridades
cambian, esta regla se ha vuelto a nuestro favor.

De hecho, son muchas las
novias que no querrán que su novio gaste tanto dinero en un anillo. En
consecuencia, al tomar la decisión, deberás pensar primero en la
importancia del
anillo
para tu novia.


El anillo tradicional de oro y diamantes ya no es un elemento de rigor.
Actualmente existen muchas otras
alternativas más accesibles los excesivamente
costosos oro, plata, y platino.

En este sentido, cada vez son más las personas
que usan acero quirúrgico, que es mucho más económico y luce tan bien como la
plata, y que encima no se pone negro y dura virtualmente para siempre. Otra de
las ventajas: no deberás estar limpiándolo a cada rato.


Otras personas están optando por anillos de compromiso hechos de turquesa y
ónice. Los anillos de metales mezclados también están ganando terreno,
dado que la combinación de oro y plata es más versátil y combinará a la
perfección con cualquier reloj u otra pieza de joyería que decidas usar.


Aparte de los metales no tradicionales, algunas parejas están optando por
comprar a través de canales no tradicionales.

De hecho, son muchos los novios
que consiguen anillos posiblemente inaccesibles a través de remates. Si tienes
acceso a los remates, puedes encontrar oportunidades más que convenientes con
respecto a los anillos.

Es posible que no encuentres exactamente lo que estás
buscando, pero si encuentras un diamante cautivador, puedes emplearlo en la
confección de un anillo a medida.


Ten en cuenta el estilo de vida antes de comprar una joya


Un diamante grande y solitario puede ser impresionante en la vidriera de una
tienda, pero en una de esas no sea del todo práctico para el uso diario, sobre
todo si se trata de una persona activa.

¿Será ésta la clase de joya que quieras
usar o dejar en el cajón de la mesita de luz? ¿Será conveniente dejarla en un
sitio seguro, como una caja fuerte o caja de seguridad?


Si aún así quieres tu diamante, pero eres una persona activa y haces uso
constante de tus manos, tal vez prefieras una banda plana de diamantes en lugar
del solitario tradicional. Éste no va a hacer bulto debajo de tus guantes y será
realmente práctico para la persona activa.


Asimismo, un grupo de pequeños diamantes suele ser menos costoso que una piedra
grande. El costo del diamante aumenta exponencialmente con el tamaño.

Puedes
obtener un diamante de un quilate, pero si buscas diez pequeños diamantes, éstos
van a costarte una fracción del grande. Otra idea: piensa en un anillo de tres
piedras en el que cada piedra sea un poco más pequeña.


La regla de las cuatro C´s:



Dado que el diamante suele ser la parte más costosa del anillo (son cientos de
dólares por la banda y miles de dólares por el diamante), algunas parejas eligen
piedras alternativas o una banda decorativa en cambio.

Pero si tienes en la
cabeza el tema del diamante, deberás tener en cuenta la regla de las cuatro C´s:
Quilate, Corte, Claridad, y Color.


·

Quilate (carats en inglés)
El Quilate es la medida del peso que tiene un diamante. Muchas veces se
confunden los quilates con el tamaño del diamante, pero una cosa no
necesariamente tiene que ver con otra.

Porque un diamante sea más grande que
otro no necesariamente tiene más peso en quilates y por ende más valor.

Cuando
estés de compras, presta más atención al peso que al tamaño y recuerda que 1
quilate equivale a 200 miligramos de peso.

Por otro lado, debes entender que los
gemólogos dividen 1 quilate en 100 puntos. Por ejemplo, si un diamante tiene 65
puntos, quiere decir que tiene .65 quilates (de peso).


·

Corte


El corte se refiere principalmente a los ángulos y proporciones de la piedra. El
corte de un diamante se diseña para que refleje la luz internamente en un efecto
espejo entre los diferentes “picos”, brindándole brillo y destello a la pieza.

Fíjate que un buen corte coloca a cada una de las “caras” del diamante en una
relación geométricamente exacta a las demás, así dándole un brillo y belleza
superior.

Lograr esto requiere muchísima precisión y paciencia por lo que debes
ser sumamente precavido al escoger el diamante: actualmente pocos diamantes son
cortados con las proporciones correctas.

Muchas veces, le hacen menos cortes al
diamante para darle más peso. Sin embargo, esto resulta en menos brillantez, por
lo que estarás comprando menos belleza a mayor precio. Un diamante bien cortado
se puede ver a 20 metros de distancia.


No confundas el corte con la forma. La forma, que se conoce como talla, puede
ser de muchas maneras incluyendo la talla marquesa, princesa, cuadrada o de
carré, corazón, pera, oval, triangular, corte esmeralda y la más popular que es
la talla en forma redonda llamada brillante.


·

Claridad


Es extremadamente raro encontrar un diamante perfecto (aquel que no presenta
ninguna mancha, línea, trozos de carbón, o grieta). Las inclusiones
(imperfecciones) más comunes, rastros de minerales y fracturas, muchas veces son
de tamaños microscópicos.

Aunque influyen al ponerle valor al diamante, siempre
y cuando no obstaculicen significativamente el paso de la luz a través de la
piedra, no afectarán su belleza.

La claridad es la escala de perfección que tiene un diamante y se clasifica
entre el mas puro FI (sin inclusiones) a PIII. Siempre hay que examinarlos con
un lente de aumento potente.


·

Color


Este también es un factor importante al determinar precio ya que afecta la
brillantez y belleza del diamante.

Técnicamente mientras más incoloro, más bello
y valioso el diamante, ya que la ausencia de color permite que la luz atraviese
el diamante y se refleje perfectamente en un arco iris de colores. Para ver el
verdadero color del diamante, obsérvalo diagonalmente contra un fondo blanco.

Hay ciertas tonalidades como los rosas, azulejos y el rojo que por ser tan raras
le añaden gran valor al precio, muchas veces miles de dólares. No obstante para
los anillos de compromiso, las clasificaciones más populares son la G – H y la
J-K-L.


Dáte tiempo antes de comprar el anillo de compromiso


Simplemente como algunas personas no tienen problemas para encontrar “el
anillo”, otras podrían pasarse la mayor parte de sus vidas buscando.

Lo cierto
es que no hay un límite de tiempo para comprar un anillo o sortija de
compromiso. Es bueno decir que es muy posible que no encuentres lo que estás
buscando en una sola tarde.

En este sentido, es factible que debas visitar
varias tiendas hasta encontrar lo que estás buscando. Si tienes una fecha
límite, esto sólo servirá para crear tensión.


Es aconsejable que los compradores visiten varias joyerías y formulen todas las
preguntas posibles, incluyendo si se trata de un diamante real, si es de una
zona conflictiva, si ha sido tratado, etcétera.


No es una decisión sencilla. Deberás mirar cientos de piedras, y es posible que
muchas se vena fantásticas. Es posible que te pases horas decidiendo entre un
puñado de piedras.


Seguramente se trata de una de las compras más importantes que has hecho, así
que no tengas miedo de negociar o preguntar por las ofertas venideras.


Dado que los diamantes son commodities, es casi seguro que podrás negociar. Las
personas tienen a agregar una dosis de romanticismo en la dosis de un diamante.
Y si tenemos en cuenta que se trata de un gasto mayor, lo recomendable es
mantener siempre la cabeza sobre los hombros.

¡ Aprenda cómo ganar más dinero
haciendo que el dinero trabaje para usted !!
(que es lo que hacen los
inversionistas)

Para ello, le invitamos a
inscribirse ahora en
nuestro curso en Internet para Inversores gratis
Aprenda
a Invertir y Administrar su dinero