Aumento de pecho sin cirugía

Te contamos cómo aumentar la talla de sujetador sin tener que pasar por el quirófano
  
  

El eterno complejo femenino sobre la
talla de los pechos sigue siendo un tema que ha despertado la investigación de
más de un especialista al respecto. Así es que muchos profesionales proponen
alternativas para lograr lucir hasta dos tallas más, sin tener que someterse a
incómodas intervenciones que no siempre se pueden pagar o que provoca miedo en
las protagonistas.

Actualmente hay varios modelos de sujetadores que cumplen la
labor de aumentar el tamaño del busto, realzándolo y haciéndolo lucir firme,
turgente y natural. Los entendidos explican cuál es el sujetador que mejor le
sienta a cada tipo de mujer ya que, según un estudio reciente, el 70% de ellas
usa una talla incorrecta de sostén.

La lencería ha avanzado tanto que se ha
convertido en una opción al quirófano. Hoy cualquier mujer con algún complejo en
su busto puede encontrar productos que le cambien esa visión y sin pasar por el
cirujano. Los resultados son muy buenos y mucho más accesibles y sin riesgos de
los que implican una operación mamaria”
, comenta la diseñadora de ropa
interior argentina Cecilia Luján.

La variedad es amplia. Hay sostenes con
siliconas, sin tirantes, con agua o aire, con almohadillas de geles que se ponen
y quitan y demás productos más específicos para cada necesidad.

La gimnasia también es otra variante
que lleva más tiempo hasta ver los efectos positivos, pero que sirve y mucho. Si
mejora el tono muscular de los senos, éstos se verán más firmes y se tendrá una
impresión visual de que han aumentado su tamaño a parte de verse cuidados y
sanos.

Algunos ejercicios recomendados
para aumentar los pechos

Colocar los brazos a la
altura del pecho. La posición puede ser recostada o de pie. Sostener mancuernas
de un kilo cada una y ponerlas en contacto.

Presionar una mancuerna
con la otra al tiempo que se contraen los músculos pectorales. Repetir 30 veces.

El masaje mientras se
toma un baño con agua templada, tirando a fría, es beneficioso. Los movimientos
deben ser circulares. Aplicar luego una crema especialmente para reafirmar el
busto. Ésta debe colocarse dos veces al día.

La constancia es
imprescindible para lograr resultados.

Trucos para no achatar el busto

No dormir boca abajo.

Intentar mantener
siempre el mismo peso, ya que el aumento o reducción hace que los senos
adquieran flaccidez.

La postura al sentarse y
caminar es muy importante para mantener un busto firme.

Aprende los
tratamientos contra la celulitis, flaccidez
y otros problemas
comunes con nuestro curso gratis de Tratamientos
corporales
.
Inscríbete ahora haciendo
clic aquí
.