3 remedios caseros para la gastritis

Opciones naturales que sirven como remedios para el dolor de gastritis
Remedio 1: Llantén

El llantén tiene importantes propiedades curativas por ser astringente, cicatrizante, antihemorrágico, expectorante y purificador de la sangre.

A nivel digestivo las propiedades del llantén abarcan una amplia variedad de patologías como: gastritis, úlcera péptica, diarrea, disentería, síndrome del intestino irritable, hemorragia, hemorroides y muchas otras.

Su preparación: Para prepararlo en infusión hay que hervir 3 cucharaditas de llantén en 3 tazas de agua durante unos minutos. Dejar en reposo, colar y tomar una taza tres veces al día. Si las hojas de llantén son frescas es aún mejor.

Las hojas cocidas también las puedes agregar a tus comidas o ensaladas con otras vegetales de hoja verde. Son nutritivas y curativas.

Remedio 2: Diente De León

La planta de diente de león cocido es muy efectiva para fortalecer el estómago y los intestinos. También para impartir mucha vitalidad a nivel general.

Los efectos de esta planta es alcalinízante, incrementa la secreción de las glándulas digestivas mejorando la digestión. Facilita el vaciamiento de la vesícula biliar para  descongestionar el hígado y estimular la desintoxicación. Es  eficaz en casos de acidez, diurético y depurativo, ya que favorece la eliminación de sustancias ácidas de desecho.

Su preparación: Para su consumo pueden utilizarse todas las partes de la hierba, excepto las flores. Pueden comerse cocidas con verduras o se consume seco en forma de té (de preferencia tibio y  inmediatamente después de la comida).

Remedio 3: Flotaciones Corporales Rápidas Y En Caliente

Estas aplicaciones ayudan a movilizar sustancias estancadas. Reducir el dolor, ardor, inflamación y reparar los tejidos internos dañados.

El agua de jengibre caliente: Se utiliza una pequeña toalla empapada con agua caliente (que no queme) y bien escurrida, se pasa por la piel de la zona adolorida e inflamada del vientre. La piel debe estar seca, NO MOJADA. Hacer estas flotaciones siempre en pequeños círculos en dirección al corazón.

Estas flotaciones deben hacerse por las mañana (en ayunas) y por la noche.

Comprensas de jengibre: Se hacen aplicaciones de compresa con una toalla mojada colocándola sobre la zona afectada, durante unos 15 minutos. Cada dos minutos se debe remojar y exprimir la toalla y volverla a colocar. En caso de no tener jengibre, solo puede aplicarse con agua caliente o un empaque con sal tostada.

Brenda Anderson es autora del método “Basta De Gastritis”, que propone curar la gastritis con un método 100% natural