Home > Amor y sexo > Sexualidad

Sensualidad

Secretos para un gran primer beso

Si quieres que ella se quede a tu lado, debes aprender a dar un buen primer beso

La mayoría de nosotros —los hombres— no conseguimos darnos cuenta de la importancia que tiene un primer beso la mujer.

Bueno, esto debería darte una idea: cuando besas a una mujer por primera vez, ella decidirá en ese preciso instante si volverá a besarte alguna vez. 

Recurre a los siguientes consejos para asegurarte que ella quede siempre pidiendo más... 

1.      Hazlo en privado

La privacidad es la clave. Un gran error que muchos hombres comenten es buscar el beso en la situación equivocada. Las mujeres quieren que el primer beso sea especial, y ellas prefieren compartir el momento únicamente contigo.

En consecuencia, si te encuentras en un evento o situación social y sientes que es el momento adecuado, llévala al cuarto interior o, incluso mejor, a un lugar completamente distinto y más personal.
 

2.      Aprende a retirarte

No hay mejor forma de hacerle saber que eres especial que retirarte en el momento indicado. La mayoría de los hombres buscan la medalla de oro en el primer intento, y rara vez lo consiguen.

Al ser quien baje la velocidad de las acciones, estarás demostrando que estás en control y, lo más importante, la dejarás deseando mucho más.
 

3.      Asegura el terreno

Cuando sientas que es el momento adecuado, acércate y tócale el cabello mientras hablan, y haz un comentario al respecto. Algo como “Tu cabello luce tan suave” al tiempo que tocas las puntas del mismo estará bien.

Si ella sonríe, entonces vuelve a la carga luego de algunos minutos, pero esta vez mirándola directo a los labios y a los ojos repetidamente. Si ella te deja seguir tocándole el cabello, sabrás que está lista para ser besada.
 

4.      Sé una constante provocación

¡Último momento!: No hay nada que guste más a las mujeres que ser provocadas, así que hazles saber quién está en control de la situación volviéndolas locas con tus labios.

Acércate como si fueras a besarla, y luego, en el último segundo, aléjate y regálale una sonrisa malévola. Utiliza esta técnica para encenderla y para ponerla de rodillas ante ti.
 

5.      Distiende las cosas

¿Todavía te sientes un poco nervioso y no te animas a dar el paso? Distiéndete y relaja la situación acercándote y oliendo el cuello de tu presa.

Llena tus pulmones y dile: “Mmm..., que rico se siente”. Luego, deja que tu nariz suba lentamente hasta llegar a su oreja, y luego retírate algunos centímetros y realiza un contacto visual. Cuando los ojos se encuentren, ve por el beso.
 

6.      Muestra algo de pasión

Toda mujer fantasea con ser sometida o forzada a tener sexo, así que ¿por qué no hacer realidad su fantasía? Mientras la estás besando, empuja su cabeza hacia atrás tomándola suavemente del cabello.

Comienza a besarla por el cuello, empújala un poco más hacia atrás, dale un suave mordiscón, y respira fuerte sobre su cuello o su oreja. Asegúrate que tus pantalones estén bien sujetados, ya que a esta altura ella estará haciendo todo lo posible por sacártelos.
 

7.      Sujétala fuerte

Si el clima es apropiado, agrega un poco de sensualidad y caballerosidad a tu primer beso, toma entre tus brazos a tu mujer y realiza un poco de presión.

Nada demasiado fuerte. Sólo algo para que sienta un ligero apretón. No hay mejor manera de hacerte ver como un hombre poderoso y confiado. Hazlo en forma adecuada y ella nunca olvidará el momento. 
 

8.      Usa las manos

Las mujeres aman ser acariciadas, especialmente cuando están siendo besadas. Comenzando por sobre una de sus orejas, desliza tus dedos hacia su cabello, pasando por el cuello y llegando a la zona de la espalda.

Luego vuelve tus manos arriba y vuelve a empezar. Usa ambas manos y alterna el tipo de caricia usando las manos o la punta de los dedos. De esta forma, el primer beso se convertirá en una experiencia difícil de olvidar.
 

9.      Sazona las cosas

Una vez que el contacto inicial ha sucedido, sazona las cosas con algo de variedad. Pasa de los besos cortos y suaves a otros más largos y profundos, y luego vuelve a los cortos y suaves.

No uses tu lengua en forma exacerbada. Simplemente busca usarla tanto como ella. Cambia el ángulo moviendo tu cabeza hacia el otro lado, y luego chupa alternativamente su labio inferior y su labio superior.

Asegúrate de detenerte a respirar después de unos cuantos besos. Estos pequeños movimientos le dirán que sabes exactamente lo que haces.
 

10.  Explora su cuerpo

Cuando estés listo verdaderamente para pasar a otro plano, bésala en el cuello y mueve tus labios lentamente por sobre los lóbulos de sus orejas —si quieres puedes darle un pequeño mordisquito—.

No te sorprendas si en pocos segundos su respiración comienza a acelerarse y a hacerse más fuerte.
 

¿Quieres conocer los Pasos para Encontrar a la Pareja Perfecta?
Inscríbete ahora en nuestro curso gratis y comienza a buscar la pareja ideal, haciendo clic aquí.
Y luego, aprende cómo usar la ley de la atracción para encontrar a la pareja ideal

 

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

primer beso

Por WEK1


Mas notas del autor:

La Redacción

Incorporando la ergonomía a su espacio de trabajo

Incorporando la ergonomía a su espacio de trabajo

A la hora de planificar su espacio de trabajo, considere todo lo que la ergonomía, -la disciplina que busca ajustar el ambiente de trabajo al individuo-, tiene para decirle.

Recetas para el domingo a la noche

Recetas para el domingo a la noche

Las tres “R” que gobiernan las cenas del domingo son: rápido, rico y retazos (de lo que sobró de otras comidas). Aquí le damos algunas ideas para facilitarle la vida...

Claves para ahorrar dinero todos los meses

Claves para ahorrar dinero todos los meses

Te contamos cuáles son los pequeños detalles que hacen la diferencia a final de mes

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: