Home > Salud y Bienestar > Terapias alternativas

Fitoterapia

Recursos naturales para el cuidado de la vista

El avance de la edad puede repercutir en nuestra vista. La degeneración macular, el glaucoma y las cataratas son algunos de los nuevos enemigos de nuestra vista. Por suerte, existen recursos naturales que pueden ayudar a nuestra salud visual.

Aunque pocos lo sepamos no solamente se pueden tomar complejos medicamentos para mejorar y prevenir los males de la vista. A medida que pasa el tiempo, la salud de los ojos se ve deteriorada y muchos desconocen que existen alternativas naturales y menos invasivas que los tradicionales medicamentos adquiridos en las farmacias. 

Frecuentemente, la pérdida de la visión tiene cuatro formas de presentarse: Degeneración Macular relacionada con la Edad (AMD, por sus siglas en inglés), cataratas, glaucoma y Retinopatía Diabética. Pero a no desesperar puesto que el Instituto Nacional del Ojo (National Eye Institute) de los Estados Unidos reportó que la mitad de los casos de ceguera pueden prevenirse.  

Los principales especialistas aseguran que la prevención es clave para evitar la pérdida de visión. La ceguera y el daño visual provocados por algunas enfermedades  pueden ser reducidas con una detección temprana y el tratamiento adecuado. 

Los ojos son uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo y necesitan de extremo cuidado. Es evidente entonces por qué la pérdida de la visión es uno de los mayores temores en lo que respecta a la salud, luego del cáncer, según una encuesta. 

El grupo de los Baby boomers (personas nacidas entre 1946 y 1964) es el de mayor riesgo de perder la vista, lo que representa un potencial enorme para producción de medicamentos para los ojos. Y el estilo de vida actual, las computadoras e iluminación fluorescente en el trabajo, los alimentos cargados de azúcar y el gusto por el sol, de ninguna manera ayuda a los ojos. 

Además de los tratamiento tradicionales, como alternativa hay un serie de productos naturales que pueden ayudar, muchas personas están abiertos a estas alternativas. De hecho, el Instituto de Marketing Natural (Natural Marketing Institute) de los Estaods Unidos reportó que el 46 por ciento de la población usaría suplementos vitamínicos para tratar problemas de visión y un 44 por ciento dijo que los usaría para prevenirlos. 

Degeneración Macular relacionada con la Edad (AMD, por sus siglas en inglés) 

Los ojos, como cualquier tejido del cuerpo, son vulnerables al ataque de radicales libres que se pueden neutralizar con antioxidantes. Aunque muchos antioxidantes poderosos pueden ser obtenidos de los alimentos, la prevención o la cura de los padecimientos del ojo podría requerir de cantidades adicionales, a través de la ingestión de suplementos con antioxidantes. 

Una de las investigaciones más reconocidas  sobre antioxidantes y la salud de ojo es el Estudio de Enfermedades Oculares Relacionadas con la Edad (AREDS, por sus siglas en inglés). En el estudio sobre AMD, donde participaron 3.600 pacientes, fueron seguidos durante 6,3 años, en los que tomaron una combinación de vitamina C (500 mg/d), vitamina E (400 IU/D), vitamina A (precursora de la beta-caroteno (15 mg/d)), zinc (80 mg/d) y cobre (2 mg/d). Estos tuvieron mayores chances de detener la progresión de AMD, en comparación con lo que tomaron un placebo.  

Pese a los resultados prometedores del estudio, no todos parecen seguir los buenos consejos. En una investigación siguiente, los especialistas eligieron 108 enfermos de AMD del estudio de AREDS para verificar si aún tomaban los suplementos. Del 79 por ciento que aún los tomaba, las dosis suministradas estaban por debajo de los recomendado por AREDS. 

La vitamina A parece ser la gran promesa en el salud de la vista. El ácido retinoico, derivado de esta vitamina, es esencial para el desarrollo de la retina. Curiosamente, la vitamina A tiene una relación simbiótica con la vitamina E. En exámenes realizados con ratas, ante una dieta deficitaria en vitamina A, la vitamina E cumplió el papel de protector de los daños en córnea y conductos conjuntivos causados por la deficiencia de la vitamina A.

Por sí misma, la vitamina E no puede reducir el riesgo de AMD. En un estudio en que se investigó la relación entre la vitamina E, las cataratas y la Maculopatía relacionada con la Edad (VECAT, por sus siglas en inglés), 1.200 voluntarios, de entre 55 a 80 años, tomaron 500 IU/D de vitamina E o un placebo durante cuatro años. La incidencia de inicio temprano de AMD no era considerablemente diferente: el 8.6 por ciento de los que tomaban vitamina E contra el 8.1 por ciento del grupo de placebo. 

Otra investigación indica que la terapia antioxidante a corto plazo -en forma de compuestos de 20 mg/d de vitamina E y 18 mg/d de nicotinamida (forma de la vitamina B3)-, puede influir en la función de la mácula en la Maculopatía temprana (ARM, por sus siglas en inglés), un estadio anterior de la Degeneración Macular relacionada con la Edad (AMD). 

En otro estudio, los investigadores compararon los efectos de un suplemento de luteína sobre la densidad del pigmento óptico macular en un grupo de pacientes con ARM y otros normales. Cabe aclarar que los pacientes con ARM  presentaban una baja densidad de pigmento macular en comparación con los pacientes normales. Luego de 12 semanas de tomar un suplemento de luteína, los pacientes normales tenían un densidad mayor que los pacientes con ARM. Sin embrago, los ojos de éstos últimos respondían de la misma manera, aún con el suplemento de luteína, sugiriendo que al menos en la etapa temprana de ARM , la enfermedad no impide el depósito de luteína en la retina. 

Los antioxidantes, combinados con luteína, pueden ser de ayuda en esta enfermedad degenerativa. De hecho, un suplemento de luteína administrado en dosis de 10mg/d durante 12 meses, más una mezcla de vitaminas, ayuda a la recuperación del brillo, del contraste y la agudeza visual, además de la recuperación de la densidad del pigmento macular. 

Según investigadores de Harvard, los carotenoides retinales -tanto como la luteína como la zeaxantina previenen la muerte de las células fotorreceptoras. De acuerdo con estudios en codornices en las que los carotenoides retinales habían sido extraídos de su dieta, “la primera evidencia [encontrada] fue que la zeaxantina retinal protege a los fotorreceptores contra la muerte de células causada por la luz, un factor en la AMD.

La ciencia indica que los niveles de carotenoides maculares son más bajos en las personas con degeneración macular. La luteína y la zeaxantina pueden tener una relación inversa con la densidad óptica de la lente y la densidad óptica del pigmento macular, y estos ingredientes pueden retardar el envejecimiento de la lente.

El riesgo de AMD puede ser resultado de niveles bajos de luteína y de zeaxantina en la dieta, el suero o la retina, y la exposición excesiva a la luz azul. 

El carotenoide astaxantina también trabaja como antioxidante, previniendo el daño al ojo. En una investigación con ratas que lo recibían, los animales experimentaron una atenuación en la formación de opacidad, lo que indica que el suplemento tenía acciones antioxidantes potentes en las lentes oculares. 

Las plantas medicinales que influyen en la salud ocular son el Ginko biloba y el arándano. En un estudio en humanos, el extracto EGb761 del ginkgo ayudó a pacientes afectados por AMD, con la visión deteriorada debido a la vejez. Se les suministró a unos 240 mg/d y a otros 60 mg/d de EGb761, durante seis meses y luego de cuatro semanas de tratamiento, todos los participantes estudiados mejoraron su visión, con mejoras más pronunciadas para los que tomaron dosis mayores. 

Y el arándano, una planta medicinal siempre asociada con la mejora de la visión nocturna de los pilotos, podría también ayudar a reducir el riesgo de AMD. Investigadores de la Universidad de Columbia divulgaron que el arándano, junto con la vitamina E, mitiga la “camiseta” de oxígeno, responsable de los factores que conducen al AMD. Según la empresa Indena de Milán, Italia, los pacientes que sufrían de varias enfermedades del ojo tales como glaucoma y retinopatía diabética fue beneficiada por los efectos de las antocianósidos de esta planta sobre los fotorreceptores retinales.  

En un estudio donde se utilizó un extracto estandarizado de la fruta del arándano que contiene un 36 por ciento de antocianósidos, se demostró que dicho extracto ayudó a recuperar la función visual reducida causada por el esfuerzo ocular, mejorando síntomas tales como visión con chispas, oscurecimiento de la vista y la fatiga ocular en operadores de computadoras, oficinistas y estudiantes comparados con los pacientes tratados con un placebo. 

Los antocianósidos tienen la capacidad de reticular las fibras del colágeno, de tal modo que consolida la matriz del colágeno en el ojo y previene el goteo capilar. Por esta razón, el arándano puede ser eficaz en la protección de los ojos contra el AMD, el glaucoma y las cataratas, que son causados por la interrupción del colágeno en las paredes capilares y en otros tejidos finos de los ojos, y el goteo de los vasos sanguíneos en la región macular del ojo. 

Otro nutriente que ayuda a la salud del ojo es un derivado de los ácidos grasos no saturados (EFAs, por su sigla en inglés) tanto de ciertas plantas medicinales como de los peces.

La función metabólica retinal asociada con el AMD mejora con una terapia antioxidante que incluya vitamina E o EFAs. En pacientes que recibieron 200 mg/d de vitamina E y otros 1.000 mg/d de ácidos grasos poliinsaturados, recuperaron la agudeza visual en tiempo más cortos en ambos grupos con sendos tratamientos, después de 20 días de suplementación, comparados con quienes fueron sometidos a la terapia fotodinámica solamente.  

En otro estudio que incluyó a 350 pacientes de entre 55 a 80 años, el ácido graso Omega-3 fue asociado a un menor riesgo de AMD.
Y la prevalencia de ARM era mayor en las personas de 49 años y más que menos Omega-3 consumían.
 

Claves para tener en cuenta 

- Los Baby boomers son los de mayor riesgo de pérdida de visión.

- Los antioxidantes, presentes en vitaminas, minerales o en forma de caroteinoides, muestran condiciones promisorias en cualquier condición de pérdida de visión.

- Los ácidos grasos Omega-3 podría ayudar a quienes sufren de sequedad ocular.

 

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

"expresando ideas"

Por


Mas notas del autor:

La Redacción

Baños de leche para suavizar la piel

Baños de leche para suavizar la piel

Aprende a preparar baños de leche para embellecer la piel como las princesas de la antigüedad

Jugo para la memoria

Jugo para la memoria

Un batido a base de arándanos con propiedades ideales e imprescindibles para mantener tu memoria y cerebro al 100%...

Azulejos que cambian de color

Azulejos que cambian de color

Las innovaciones en cuanto a decoración no dejan de sorprender. Esta vez la idea más novedosa se trata de azulejos que cambian de color gracias al calor logrando así un efecto muy interesante y original...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: