Home > Amor y sexo > Pareja

Reforzando la pareja

Recuperar al ser amado

¿Cómo puedo hacer para recuperarlo y lograr que se dé cuenta de que me ama?

Estoy enamorada de un hombre. Tuvimos varios encuentros muy hermosos. Pero su postura actual es: “quiero estar solo”, “tengo cosas para resolver”.

Me ha dicho: “te aprecio muchísimo”, “me pareces una excelente persona” y “disfruto mucho el sexo contigo”. Mientras mi sentimiento es que lo amo.

Nos vemos muy espaciadamente y sólo cuando él puede o tiene ganas, sin compromisos (él no los quiere). Yo sentí cosas tan profundas en nuestro encuentro, que no puedo creer que él no sienta lo mismo.

A veces, durante el día, siento un dolor repentino y creo que es él que se ha dado cuenta de cuánto me quiere, pero tiene el corazón cerrado para entregarse a este amor.

Yo estoy allí para él, cada vez que él está dispuesto a verme. Pero me duele que no haya presencia constante. Se lo pido, se lo explico, pero no hay caso. ¿Cómo puedo hacer para recuperarlo y lograr que se dé cuenta de que me ama?

Cientos de volantes y carteles por la ciudad prometen “ayuda espiritual”, “recuperación del ser amado”. Es decir: muchas personas buscan ayuda para que otras personas modifiquen su sentir por ellas.

En realidad, esta propuesta es cualquier cosa menos espiritual, es un intento de manipulación del campo emocional.

Cuando el amor existe, simplemente ES (como una planta, que crece sola, con el agua y la tierra que la vida le ofrece). Y cuando llega, ambos lo sabemos. Y no hay que “luchar” ni “esperar” ni “darle tiempo” al otro.

Es cierto que las personas y las relaciones van cambiando. Y lo que hoy es de una manera, mañana puede ser de otra. Pero eso sucede solo, sin esperarlo, sin apegarse a “esperar al otro hasta que esté listo”.

¿Y mientras tanto, la propia vida? ¿Pasaremos nuestra existencia esperando que el otro esté listo para amarnos? ¿Y si nunca lo está?


 


Creo que esta situación que estás viviendo ahora te muestra claramente que al menos hoy tu relación con él está teñida de apego (unilateral), porque tú quieres una cosa que él no.

Me parece muy saludable que escuches tu propia necesidad (tener una relación cercana, presente y completa) y puedas poner el límite para preservarte (porque la realidad hoy, es que él no quiere o no puede dártela). Él quiere una relación desapegada, sin compromisos y a su aire.

Tú necesitas otra cosa, que él no puede ofrecerte. La relación no se puede transformar, porque él puede (o quiere) esto en este momento. Creo que tu opción más saludable es retirarte y recuperar tu propia energía.

La relación hoy es así. Si no la aceptas, retírate, pero no le pidas nada, porque si no te lo da es porque no lo siente. Y si lo hicieras, te estarías poniendo en un lugar dañino para ti.

Las relaciones se van modificando solas, no por pedido de una de las partes. Quiero decir: no tienen actualmente una relación comprometida y están "trabajando" para mejorarla y sentirse más en armonía. Simplemente hoy aún no hay compromiso (ingrediente indispensable para hacer algún movimiento transformador).

En las relaciones amorosas verdaderas, el compromiso es interno y no externo. El compromiso es uno de los componentes del amor. Dentro del amor está el compromiso, honesto, poderoso, fuerte, libre y deseado. Y si bien el compromiso no es lo mismo que el apego, no puede haber amor sin compromiso.

Me parece que las palabras que tu amado te ha dicho son muy claras con respecto a sus sentimientos (por más que tú sientas otra cosa).

Todo lo que te dice, por más que te duela (y sé que te duele mucho), habla de que no siente por ti lo mismo que tú por él. Tú estás enamorada de él. Él no lo está de ti.

¿Para qué darle más vueltas? Reflexiona: ¿para qué quieres hoy estar con alguien que no quiere estar contigo hoy?

Si en algún momento se da cuenta de que siente otra cosa, entonces volverá, pero por decisión propia, no porque tú hagas algo para generarlo. Porque no podemos cambiar a nadie más que a nosotros mismos. Y se trata de que trabajes en eso: en ti misma.

En general, esta situación suele suceder con más frecuencia a las personas que se consideran más “espirituales”, que se sienten conectadas con el universo y con los demás. Lo cual es maravilloso, siempre y cuando no perdamos nuestro centro y nuestra conexión con la realidad.

A veces, esta apertura espiritual y disposición a conectarnos con los otros hace que confundamos nuestro amor y nuestra necesidad con lo que creemos que es del otro.

Una de las características del arraigo (o enraizamiento) es que cada uno se haga cargo de lo propio. Si sientes dolor en algún momento de tu día, en lugar de pensar que es él que siente el dolor (que podría ser, pero nunca lo sabrás a menos que él te lo diga explícitamente) date cuenta de que en ese momento es tu dolor el que sientes.

Entonces, cada uno es, literalmente, dueño de lo suyo. Y no estamos en la vida de nadie para ayudarle a atravesar ninguna situación difícil, ni a madurar, ni a crecer, ni a curarse de una enfermedad.

Estamos para compartir nuestra vida, nuestra experiencia, amarnos, elegirnos mutuamente. Lógicamente, cuando dos personas se eligen, cuando hay una pareja y un compromiso, si hay alguna (o muchas) de esas situaciones difíciles, uno está ahí para acompañar al otro. Eso está por descontado, porque parte del amor mutuo que hay.

Las relaciones son mutuas y recíprocas. Cuando un hombre quiere estar con una mujer (y viceversa), le gusta, la ama y la elige, simplemente está.

La busca, tiene tiempo para ella porque le apetece (no por obligación), está presente, la cuida. Y así se construyen las relaciones amorosas.

Sin que nadie tenga que reclamar nada al otro porque no hay nada para reclamar. Cada uno puede aceptar lo que el otro es y tiene para darle.

Cuando una relación es unilateral, eso es: unilateral. Y un vínculo amoroso no puede ser unilateral porque no se sostiene. La unilateralidad produce sufrimiento. Los reclamos también.

Creo que nos están poniendo todas estas situaciones profundamente dolorosas para que aprendamos a querernos a nosotr@s mism@s antes que a nuestr@s compañer@s (o en realidad a la idea que tenemos de ellos).

El amor, con alguien de fuera, vendrá por añadidura, lo reflejaremos desde dentro cuando nuestro propio amor esté completo dentro.

Y hasta que no lo sepamos hacer, nos van a seguir poniendo delante personas que dicen: “si, pero sólo cuando yo quiero y puedo. Quiero ser libre”. ¡Si el amor ES libre! El estar con el otro/la otra es un placer, un disfrute, nos hace plenos y felices. Si no es así, no es amor, sino otra cosa.

Sé que duele. En esta situación lo mejor que puedes hacer aceptar la realidad. Cuando estés nuevamente en tu centro, serena, tranquila y cuidándote, aparecerá sola la persona que pueda y quiera amarte completa, que tenga tiempo y espacio para ti y te acepte como eres.

Estamos en un momento de profundos cambios. Confía. Confía en que las situaciones que se te presentan son para tu aprendizaje espiritual profundo.

La sabiduría no está en querer cambiar la realidad (una relación siempre está formada por dos, que tienen que querer estar juntos) sino en aceptar que lo que vivimos es la mejor opción. Y que seguramente hay algo mucho mejor esperando por ti.

Respira profundamente. Y a seguir adelante. 

Por Lic. Verónica Kenigstein
www.campodeconciencia.com
Desarrollo personal, vincular y transpersonal
(011) 4586-1070
Buenos Aires - Argentina
Madrid – España

Próximo taller: Reconocernos desde el amor. Revelaciones para la pareja que quiero. Domingo 13 de septiembre 2009. Más información.

¿Quieres conocer los Pasos para Encontrar a la Pareja Perfecta?
Inscríbete ahora en nuestro curso gratis y comienza a buscar la pareja ideal, haciendo clic aquí.
Y luego, aprende cómo usar la ley de la atracción para encontrar a la pareja ideal

 

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

...

Por NPGC1987


pura realidad

Por LUISDMU


recuperar al ser amado

Por ROSSONERO


TODO ES POSIBLE...

Por ROSSONERO


recuperar?

Por HITZILI


FANTASTICO

Por ROSSONERO


Mas notas del autor:

La Redacción

Introducción a la alfarería

Introducción a la alfarería

¿Cuánto sabe realmente sobre alfarería? Si esta interesado en conocer más sobre este arte, no deje de leer la siguiente nota, donde se describen los diferentes tipos de cerámicas, sus artistas y escuelas más reconocidas, y su valor.

Cámaras digitales con 3D

Cámaras digitales con 3D

El avance del 3D llega cada vez a más lugares, y las cámaras digitales han comenzado a incorporar esta característica

¿Conviene invertir en una segunda vivienda?

¿Conviene invertir en una segunda vivienda?

Una casa de fin de semana o para las vacaciones es una aspiración de muchos, pero ¿es conveniente para tus finanzas?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: