Home > Dinero > Economía personal

Finanzas personales y economía familiar

Lo que debes recordar a la hora de pedir dinero prestado

La palabra préstamo, ciertamente, genera aprensión. Sin embargo, la única forma de perder este temor genuino es con información. Aquí la tienes, y en cantidades...

Ya sea que estés comenzando un pequeño negocio, remodelando tu casa o sólo pagando algunas facturas, de tanto en tanto, deberás pedir dinero prestado. Ya sea que utilices tu línea de crédito o que saques provecho de algún capital propio, querrás saber en qué te estás metiendo antes de cerrar el acuerdo. A continuación, algunas cosas para considerar. 

Compra a la mejor tasa de interés 

Lo más importante que debes comparar, a la hora de solicitar un crédito, son las tasas de interés, conocidas más comúnmente como “el precio del dinero”. Por eso, lo más importante es hacer la tarea. Pregunta en distintos bancos por las cuotas y luego haz lo mismo con los agentes. De esta manera, tomarás conocimiento del rango de precios.  

No tengas miedo de decirle al agente de precio más bajo que crees que puede ofrecerte algo mejor, especialmente si otras propuestas se le acercan. Desde ya, debes asegurarte de estar comparando manzanas con manzanas, así que averigua con seguridad si las cuotas reflejan la misma cantidad y período de tiempo. Asimismo, ten en cuenta los aranceles. 

Consolida tus préstamos 

La consolidación de préstamos tiene dos ventajas:

  • Es más fácil manejar una factura al final del mes en lugar de tres o más.
  • Tú puedes cerrar en una tasa de interés baja.  

Por supuesto, tú asumes un riesgo, si la tasa de interés continúa cayendo, es factible que no puedas volver a reconsolidar. De modo que estarías pagando más por tu dinero. Pero si las tasas suben, estarás muy feliz. 

Utiliza tu capital 

El capital de tu casa es tu dinero, y a veces puede ser beneficioso usarlo. Por ejemplo, puedes abrir una línea de crédito en contra de tu capital (utilizando tu casa como garantía para el préstamo). Dado que éste es un crédito asegurado, deberías conseguir una mejor tasa de interés que con la tarjeta de crédito. Pero, por otra parte, si no cumples con tus obligaciones, podrías perder tu casa. Si tomas un préstamo de capital sobre tu casa, asegúrate que sea para financiar un proyecto que valga la pena.       

Utiliza tu línea de crédito

Si no tienes una casa o no deseas utilizar la capital de tu hogar, puedes emplear tu línea de crédito. En pocas palabras, esto es tu tarjeta de crédito. En primer lugar, éstas son grandiosas durante una emergencia. Segundo, no tienes que justificar tu plan a ninguna persona antes de gastar, lo que quiere decir que tienes una amplia flexibilidad.  

En contraposición, pagarás tasas más elevadas. Sin embargo, siempre deberías intentar negociar tasas más bajas con tu compañía de tarjeta de crédito. Recuerda que el negocio de las tarjetas es muy competitivo y nunca está de más preguntar por un trato.  

Revisa la letra chica 

Siempre que firmes un documento de préstamo, será necesario que revises los detalles. Dos cosas a tener en mente son el incumplimiento y la cancelación anticipada. El incumplimiento significa no pagar en término y, seguramente, querrás saber cuándo estarías técnicamente incumpliendo (30, 60 ó 90 días), y qué es lo eso significa. Por otra parte, querrás saber acerca de la cancelación por anticipado.  

Puede sonar extraño, pero algunos prestamistas cobran recargos a quienes quieren cancelar antes de tiempo. Después de todo, mientras más rápido pagues, menos intereses se generarán. Por lo tanto, averigua si puedes cancelar sin penalización. 

Evita los préstamos instantáneos 

Las empresas que publicitan préstamos instantáneos (a sola firma) suelen centrar su negocio en el gran volumen, en las tasas exageradamente altas (por sobre el 300%), y en las penalizaciones. Estas compañías se benefician de las personas desesperadas y deben ser evitadas a cualquier costo. 

Maximiza el puntaje de tu crédito 

El precio que pagas por el préstamo depende, en gran parte, de tu crédito. Por lo tanto, si estás planeando pedir en un futuro inmediato (en seis meses, por ejemplo), revisa tu puntaje y ve qué puedes hacer para mejorarlo.  

Si has omitido pagos en la tarjeta de crédito, asegúrate de hacerlo regularmente durante los próximos seis meses. Y tómate el tiempo para limpiar cualquier error o mancha de tu reporte de crédito.   

Pedir dinero... 

Salir en busca de un préstamo puede ser una tarea agotadora, especialmente si nunca antes lo has hecho. Pero, de muchas maneras, un préstamo es como comprar un auto; todos tienen distintas características y precios.  

Una vez que hayas superado el factor de la intimidación, verás que puedes comparar manzanas con manzanas, aunque sean de distintos árboles. Ahora que ya sabes lo más importante, es tiempo de salir a la calle. 

¡ Aprenda cómo ganar más dinero haciendo que el dinero trabaje para usted !! (que es lo que hacen los inversores)
Para ello, le invitamos a inscribirse ahora en nuestro curso gratis Aprenda a Invertir y Administrar su dinero

 

Recomendar a un amigo:

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: