Home > Dinero > Emprendimientos

Motivación

¿Frutos o semillas?

El éxito no es una mercancía que se compre en el mercado. Entenderlo, es el primer paso para alcanzarlo

Cuenta la antigua anécdota de una mujer buena que hacía siempre el bien a los demás. Parece ser que Dios le comunicaba sabiduría a través de los sueños. Y en uno de ellos ella se vio entrando en una hermosa tienda. Estaba muy iluminada, aunque no se veían luces eléctricas por ninguna parte.

Lo que se vendía, la gente lo solicitaba con mucho fervor. Se dio cuenta de que el mismo Dios estaba despachando solícitamente a los clientes tras el mostrador. ¡De ahí emanaba la luz que hacía de ese lugar algo tan especial!

Era su oportunidad de conseguir todo lo que había anhelado. Con toda humildad habló con Dios: “Señor de los Cielos, ¿qué vendes en esta tienda que pudiera yo comprar?

Él contestó con voz fuerte, pero cariñosa: “Todo lo que tu corazón desee”.

Ella meditó por un momento y exclamó:

“Deseo una gran fuerza interior que me ayude a dominar todas mis inseguridades. Deseo un gran amor que me haga olvidar todos mis odios y resentimientos. Quiero una luz inmensa en mi mente, que me despeje todas mis dudas y mis confusiones internas. Y finalmente, quiero una enorme paz de espíritu y una felicidad que no se me acabe con mis desánimos y mis desalientos...”.


Y tras un momento de vacilación, añadió: “y esto lo quiero también para todo el mundo”.

Dios sonrió. Mostrando una enorme comprensión ante la urgencia con que esta mujer pedía esas cosas buenas.

“Hija mía, creo que no has comprendido. Aquí, en esta tienda, no se venden frutos, únicamente vendemos semillas. Quien las compra debe ser él mismo tierra apropiada para sembrarlas en su corazón, y cuidarlas, regándolas con sinceridad todos los días, y entonces crecerán los árboles que traerán los frutos que tú tanto anhelas. ¿Me explico?”.


La mujer comprendió entonces la sabiduría de Dios.
 

LO NEGATIVO: Dejarnos llevar por la falsa idea de que el éxito ya está hecho y sólo hay que encontrarlo.

LO POSITIVO: Comprender que el éxito tenemos que cultivarlo, sembrando amor para ahogar nuestros odios y resentimientos; adquiriendo conocimientos que eliminen nuestras dudas y confusiones, desarrollando auto confianza que acabe con nuestras inseguridades.


Y si quieres vencer tus miedos y mejorar tu autoestima y calidad de vida, te sugerimos inscribirte ahora en nuestro curso gratis de Superación Personal, haciendo clic aquí.

 

Emilio Santamaría S.

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Emilio Santamaría S.

¿Supersticioso?

¿Supersticioso?

¿Piensa usted que al romperse un espejo atraerá siete años de mala suerte...?

Un obstáculo, una oportunidad

La historia está llena de ejemplos de cómo los obstáculos han representado retos para quienes quieren hacer algo para superarlos...

¿Vale la pena convertir los sueños en realidades?

¿También usted hace propósitos de año nuevo?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: