Home > > Viajes y turismo

Destinos turísticos

Florianópolis, Camboriú y Torres; consejos para el viaje en auto

El sur de Brasil se presenta como una de las oportunidades más interesantes para las vacaciones veraniegas de 2001, sin embargo hay que tener en cuenta ciertos aspectos referentes a las rutas y los controles policiales.

Quienes decidan disfrutar de las bondades económicas que presenta el país del norte deberán tener en cuenta que este verano aumentarán los controles policiales en las rutas que llevan a los principales balnearios del sur brasileño.

Y que en caso de cometer una infracción, ésta deberá ser abonada en el momento, ya que en caso de negarse, se prohibirá la salida del auto del país.

Las rutas —sobre todo las del Estado de Río Grande do Sul— están malas y poco señalizadas. Y todo un trayecto de la BR-101 de Santa Catarina (una ruta que fue calculada para 5 mil vehículos por día y circulan 35 mil), tiene un sólo carril por sentido.

Vialidad Nacional recomienda a quienes viajen en coche dos alternativas: la primera es atravesar el paso Colón—Paysandú, cruzar parte de Uruguay y entrar a Brasil por Santana do Livramento. La otra es ir hasta la frontera Paso de los Libres—Uruguayana y entrar directo a Brasil.

En ambos casos, la primera parte del viaje será común: Panamericana y rutas nacionales 9, 12 y 14. Esos caminos están en buen estado. Pero en la 14 deberá manejarse con mucha precaución porque, hay un carril por sentido y mucho tránsito.

Quienes elijan la primera opción, hasta la localidad de Colón se gastarán 9,10 pesos en peaje. Luego, ya en la frontera con Paysandú, deberán pagarse otros 4 pesos de peaje.

Este camino es 140 kilómetros más corto que por Paso de los Libres. Pero tiene contras. Una es que las rutas uruguayas encuentran en peor estado que las argentinas.

Otra: los empleados aduaneros uruguayos están en conflicto y pueden hacer sorpresivos paros de una hora. La última es que en lugar de dos trámites fronterizos —lo que ocurriría por Paso de los Libres— deberán hacerse cuatro: los argentino—uruguayos y, luego, los uruguayo—brasileños.

Apenas se entra a Uruguay, deberá tomarse la ruta 26. Y de ahí derecho hasta Tacuarembó, donde nace la ruta 5.

En total hay que recorrer 363 kilómetros para llegar a la frontera brasileña. Los primeros 200 están pésimamente señalizados —ni siquiera están pintadas las líneas que separan ambas manos— y no es raro cruzarse con ganado suelto. Luego, el camino está bien.

En Uruguay la velocidad máxima es de 110 kilómetros por hora, es obligatorio usar el cinturón de seguridad y llevar siempre las luces bajas encendidas.

Si se opta por Paso de los Libres-Uruguayana, se gastarán otros 3,70 pesos de peaje. Por ser el paso más elegido, en los primeros días de enero puede haber colas de hasta 2 horas.

Desde la frontera uruguaya-brasileña deberán hacerse 110 kilómetros por las rutas BR-293 y BR-158, que lleva hasta Rosario do Sul.

Ambos caminos están en buen estado y señalizados. Si se entra a Brasil por Uruguayana, se tomará la BR-290. Entre la frontera y Rosario do Sul hay 243 kilómetros. Ese tramo tiene partes señalizadas y otras en las que no hay carteles; además el asfalto está desnivelado.

Desde Rosario do Sul debe seguirse por la BR-290, que lleva a Porto Alegre. Aunque tiene pocas curvas y bastante abiertas, es una ruta peligrosa: el asfalto es angosto y precario y en su mayoría tiene un sólo carril por mano.

A partir del kilómetro 225 empiezan a cobrarse peajes. En el primer puesto deben pagarse 2 reales (casi un dólar). Y en el kilómetro 129 se cobra otro del mismo valor. Desde el kilómetro 108 (en las afueras de Porto Alegre) hay dos carriles por mano. No hace falta entrar en esa ciudad. La señalización es muy clara.

A la altura del kilómetro 77 —donde hay un puesto de peaje en el que se cobran 1,50 reales— la ruta tiene tres carriles. Y en el kilómetro 20 se cobran otros 4 reales.

Por ese camino se llega hasta la ciudad de Osorio. Ahí nace la BR-101 que lleva a las ciudades de la costa de Santa Catarina.

Los que vayan a Torres deberán tomar desde allí la RS-389 (conocida como la "Estrada do Mar"). Esta ruta también es una excelente alternativa para los que viajen a Florianópolis o Camboriú: al tomar ese camino —100 kilómetros—, se evita una parte de la BR-101.

Casi entrando a Torres, está el desvío para retomar el camino hacia el norte. Hasta Florianópolis hay un solo carril por mano, a partir de la isla y hasta Camboriú hay carriles dobles sin peajes.

La velocidad máxima en casi todas las rutas del sur del país es de 80 kilómetros por hora. En unos pocos tramos, que los turistas encontrarán bien señalizados, se podrá acelerar un poco más y alcanzar los 100 kilómetros por hora. Hasta un 20 % en el exceso de velocidad se multa con 60 dólares. Si es aún mayor, con 270 dólares.

Viajar sin el cinturón de seguridad puesto —la ley dice que todos los ocupantes deben colocárselo— se multa con 60 dólares; manejar hablando por un teléfono celular, con 40 dólares; llevar antirradar en el auto, con 90 dólares.

 

 

 

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

rutas de brasil

Por RALESA


GNC

Por MARIANAOD


Re: GNC

Por LAPLATANET


GNC

Por MARIANAOD


Hojas de Ruta

Por RFELIUABG


Alguien tiene mas informacion

Por LAPLATANET


DATOS ACTUALIZADOS-REGRESE HOY(26/01/05)

Por 10GO


MUY BUENA VUESTRA PAGINA

Por GALLUZI


Actualización

Por MONTENSE


podrían actualizarlo?

Por SOLRITMICO


Mas notas del autor:

La Redacción

Cómo calcular el retorno de una inversión inmobiliaria

Cómo calcular el retorno de una inversión inmobiliaria

El negocio inmobiliario y de la construcción es uno de los más atractivos en todo el mundo pero, ¿cómo calcular si realmente recuperaremos lo invertido.... y tendremos alguna ganancia?

¿Por qué es maravilloso ser hombre?

¿Por qué es maravilloso ser hombre?

La única duda que tenemos es si esto lo escribió un hombre o una mujer...

Consejos para no perder la información del disco rígido

Consejos para no perder la información del disco rígido

Suele suceder. Muchas veces pensamos que nunca nos tocará a nosotros pero cuando nos pasa no sabemos qué hacer. Por eso como dice la famosa frase “más vale prevenir que curar”. Para ello, te contamos los secretos de backup.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: