Home > Vida cotidiana > Espiritualidad

Religión

Credo de la resurrección

A los argentinos les recuerdo que esto fue lo que se cantó en el año 1983 (Juventud Católica) en la cancha de Vélez Sársfield, festejábamos que era el primera año de democracia. Pero si leen atentamente verán que los años nopasaron, eran igualitos antes y en todo lugar.

Creo Señor en la vida,

creo que vale la pena apostar.

Creo en las manos abiertas,

la cárcel desierta, el trabajo y el pan.

Yo creo en toda palabra,

Que no esconda la verdad

Toda señal, todo abrazo,

Que apriete los lazos de fraternidad

CREO EN UN DIOS COTIDIANO

QUE LLENA LAS PLAZAS DE SOL

QUE HABLA CON LOS JUBILADOS

Y PAGA AL CONTADO LO QUE PROMETIÓ.

Creo en el tiempo del hombre,

Cuando pelea el dolor.

En el que rompe mordaza

Construye su casa

Comparte el dolor.

Creo que vale la pena

Fundir espadas y hacer

Miles de rejas de arados

Y en surcos callados

Fundir otra vez.

CREO EN EL DIOS DE LOS RITMOS

DE CUERDAS Y VIENTOS

DE QUENA Y CANTOR

DIOS BUSCADO POR GUITARRAS

CADENCIAS QUE AMARRAN LA VIDA Y EL SOL.

Creo en una tierra nueva

Bajo esta misma ciudad

Crece en silencio y madura

Por la cerradura se puede espiar.

Creo que bajo los puentes

corre agua de manantial

riega el esfuerzo del hombre

y enhebra sus días con la eternidad..

CREO EN UN DIOS COMPAÑERO

QUE PARTE CONMIGO SU PAN

LLORA CONMIGO EN EL LLANTO

Y CANTA EN EL CANTO CUANDO HAY QUE CANTAR.

Creo que el tiempo nos lleva,

A tu retorno final

Cuando se alce tu voz fuerte

Que manda a la muerte su presa volar.

CRISTO SEÑOR DE LA HISTORIA

CREO EN LA RESURRECCIÓN

CLAVE DE TODO DESTINO

DERRAMA TU VINO SOBRE ESTA NACIÓN.

ALELUYA, ALELUYA, ALELUYA.

 

 

Marty

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

Resurrección

Por SOLDADO DE CRISTO


GRACIAS MARTY

Por


Mas notas del autor:

Marty

Queridos amigos de En Plenitud

Queridos amigos de En Plenitud

El viernes pasado, como es de su conocimiento nos hemos encontrado, algunos de nosotros, para vernos a los OJOS, no solo físicos sin con los OJOS DEL CORAZON.

¿Te acordás, hermano...?

¿Te acordás, hermano...?

Te acordás de aquel tiempo en el que...

¿Para qué nos reunimos?

¿Para qué nos reunimos?

Si todavía tenés dudas, leé esto y vení al próximo encuentro. ¡Te esperamos!

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: