Home > Belleza y estilo > Estética

Productos de belleza

Cómo reconocer juguetes tóxicos y elegir solo los seguros

¿Cómo comprar juguetes seguros para tus niños, evitando los tóxicos y contaminados?

Juguetes tóxicos, un peligro actual
 

Importantes marcas retiran cientos de miles de productos del mercado por ser peligrosos para la salud de los niños. Todos hemos escuchado las noticias acerca de la presencia componentes tóxicos en juguetes.

¿Es que acaso ya no podemos comprar un juguete para nuestros hijos con tranquilidad? Si bien la compra de un regalo para un niño debe ser una tarea gratificante, también debe conllevar un alto grado de responsabilidad. Generalmente, un juguete para un chico de cinco años no es apropiado para uno de tres.

Barbie. Batman. Dora. Razor Scooters. Thomas, el motor del tanque. Todos compiten encarnizadamente por un lugar bajo el arbolito de navidad, pero ¿es seguro que lleguen allí?

Digamos que es seguro siempre y cuando no violen la lista de seguridad. Los peligros van desde la pintura con plomo hasta asfixia por atragantamiento con piezas pequeñas.

Según el Public Interest Research Group (PIRG) de los Estados Unidos, los accidentes relacionados a heridas provocadas con juguetes enviaron a casi 73.000 chicos de menos de cinco años a las salas de emergencias en dicho país. Asimismo, veinte niños murieron por las mismas causas en el mismo año.

Más de 170 millones de unidades de joyería —la mayoría fabricadas en China y comercializadas a niños en Estados Unidos— han sido retiradas del mercado desde 2004 según cifras oficiales, y casi 32 millones de unidades de juguetes fueron retiradas en los últimos 14 meses.

Para muchos padres, la preocupación principal pasa por saber si los juguetes que hoy ocupan los estantes de las jugueterías podrían —o deberían— ser retirados del mercado.

Varias asociaciones civiles y grupos de consumidores han encontrado que si bien la mayoría de los productos son seguros, todavía existen algunas posibles amenazas.

Entre los mayores peligros se encuentran la pintura de plomo, los riesgos de asfixia, los imanes, juguetes demasiado ruidosos, y otros químicos tóxicos contenidos en el producto.

Juguetes contaminados: no sólo plomo —no sólo de China—

Es una pregunta común en las asociaciones de consumidores; los padres quieren saber dónde encontrar juguetes seguros, y buena parte de ellos muestra especial preocupación por el tema del plomo en la pintura. Incluso, al escuchar las noticias acerca de juguetes retirados del mercado, muchos han optado por echar a la basura los juguetes de sus hijos.

Hay quienes han optado por comprar únicamente primeras marcas. Sin embargo, lo importante no es quién fabrica el producto, sino dónde se fabrica. Esto es lo verdaderamente importante. Existen juguetes seguros fabricados en los Estados Unidos y en la Unión Europea.

De todas formas, es necesario comprender que los riesgos no se limitan únicamente al envenenamiento con plomo o a los juguetes provenientes de China.

Actualmente, los imanes son uno de los mayores problemas que presentan los juguetes, tanto por su gran presencia como por su capacidad de poner en riesgo la vida. Si un niño traga más de un imán, las distintas partes pueden fusionarse en el intestino, ocasionando un bloqueo que generalmente requerirá de cirugía.

Si los médicos no hacen una placa de rayos X con la celeridad suficiente y no consiguen ver que es necesario realizar una intervención quirúrgica, entonces estaremos ante un problema muy serio, que con frecuencia puede terminar en la muerte.

El problema de los imanes no se limita a los niños más pequeños. De hecho, casi el 50% de los casos se presentan en niños de entre 6 y 12 años.


Cómo reconocer los juguetes peligrosos

Evita siempre…
 

  • Juguetes de pinturas brillantes fabricados en la cuenca del Pacífico, especialmente China, por los peligros que implica la pintura con plomo. Asimismo, a raíz de los problemas experimentados en los últimos años, será conveniente rechazar aquellos juguetes de colores brillantes fabricados en moldes.

    Los niños que están constantemente con estos juguetes en sus bocas pueden sufrir un envenenamiento por plomo, lo que puede generar un daño neurológico irreversible.
     
  • Juguetes de cerámica fabricados fuera de los Estados Unidos y de la Unión Europea por la posible presencia de plomo. Por ejemplo, si tus hijos beben té de unas tazas de cerámica, el plomo en la cerámica podría pasarse a la infusión.
     
  • Productos de cualquier país fuera de los Estados Unidos y Europa. Por ejemplo, la cerámica y los caramelos mexicanos han demostrado tener grandes niveles de plomo.
     
  • Muñecos blandos vinílicos que también pueden contener toxinas, incluyendo plomo.
     
  • Juguetes con partes pequeñas que conlleven riesgo de asfixia para los niños pequeños. Las regulaciones gubernamentales especifican que los juguetes para niños menores de tres años no pueden contener piezas de menos de 3 cm de diámetro y de 6 cm de largo.
     
  • Aquellos juguetes con cuerdas de un largo mayor a 30cm dado que representan riesgo de estrangulamiento para bebés.
     
  • Juguetes magnéticos, que pueden ser tragados por los niños pequeños.
     
  • Toda la joyería, especialmente la de metal, para chicos de todas las edades. Buena parte de las piezas de joyería —incluso algunas catalogadas como “libres de plomo”— contienen niveles peligrosos de plomo.
     
  • Artículos que contengan “ftalatos” o químicos tóxicos, como el xileno, dibutil ftalato, tolueno, benceno, que pueden ocasionar problemas de salud en los chicos.
     
  • Juguetes que no son apropiados para la edad. Los juguetes destinados a los niños más grandes pueden lastimar a los más jóvenes. Al mismo tiempo, un chico mayor que juega con un juguete diseñado para uno menor también puede resultar lastimado, generalmente a causa del aburrimiento, cuando intente buscar otros usos para el artefacto.


Los expertos sostienen que los padres deberían prestar atención a las etiquetas de advertencia, que avisan cuándo y cómo un juguete puede ser peligros. Asimismo, no deben dejarse llevar ciegamente por lo que diga un cartel en un envase, ya que a veces no se ajustan bien a la realidad. Esto incluye esas etiquetas que dicen “libre de tóxicos” o “Sin plomo”.

Juguetes seguros: cómo hablar con los niños

¿Qué pueden hacer los padres si sus hijos están esperando por el último juguete de moda y éste representa ciertos riesgos para los niños? Pues bien, las tendencias actuales del psicoanálisis señalan que se les debe decir la verdad a los niños, es decir, que ese juguete puede hacerles daño.

Claro que, a la hora de hablar con los niños, hay que hacerlo en forma sencilla. Muchos padres modernos suelen dar demasiados rodeos para llegar al punto concreto de la situación. Ve directo al grano y ponlo con las palabras más sencillas que conozcas.

Por otra parte, es cierto que hay gran cantidad de juguetes en la mayoría de las casas, y buena parte de los mismos son del tipo inadecuado. En consecuencia, es una buena oportunidad para los padres de librarse de aquellos juguetes peligrosos o superfluos.

En el mejor de los casos, los chicos no deberían convivir con más de 10 juguetes a la vez y, en lo posible, estos juguetes deberán estimular su imaginación y creatividad. Efectivamente, las investigaciones concuerdan en que mientras menor es la cantidad de juguetes que poseen los niños, mayor es el uso que hacen de su imaginación y creatividad.

Asimismo, existen menos problemas entre hermanos y los chicos juegan durante períodos de tiempo más largos, no que implica que sus padres pueden descansar un poco más.

¿Tu hijo no quiere estudiar? Inscríbete ahora en nuestro curso gratis Ayúdame a entender cómo estudiar

 

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

Jugetes Toxicos

Por SIEMPRE PADRE


Mas notas del autor:

La Redacción

Los primeros 40 días con el cachorro

Los primeros 40 días con el cachorro

La llegada de un animalito a la casa siempre es motivo de alegría. Siempre que se sigan estas recomendaciones…

Si vives en los Estados Unidos, debes conocer las cuentas de retiro individuales (IRA)

Si vives en los Estados Unidos, debes conocer las cuentas de retiro individuales (IRA)

Los cuentas de retiro individuales (IRA) son el primer paso para aspirar a una jubilación en los Estados Unidos. Conocer las distintas opciones disponibles es imprescindible para hacer la mejor elección para tu caso específico. Aquí te las presentamos y describimos

Postales de vida

Hubo un tiempo en que la gente utilizaba las postales al igual que nosotros usamos el e-mail, es decir, para realiz

 

La primera postal fue introducida en Austria, en 1869, por el Dr. Emanuel Hermann. En una de sus caras, tenía un espacio para redactar un mensaje, mientras que en el otro, había un lugar para inscribir la dirección.

 Sin dudas, eran mucho más prácticas que la carta, ya que no requerían sobres, su franqueo era más barato, y brindaban la oportunidad de mostrar el lugar en el que se estaba residiendo o visitando. Para 1900, las postales ya se contaban por miles, y no había persona que no tenga una colección de ellas.

La evolución de las postales

 Al analizar la evolución de las postales, se pueden descubrir 7 etapas diferentes

 1. La era pionera, 1893-1898: Para 1893, las postales empezaron a comercializarse en Estados Unidos, más precisamente en la Columbia Exposition Chicago, y rápidamente se propagaron por toda América. Estas postales, que suelen aparecer con las estampillas de los presidentes de aquel entonces, se dividían en tres categorías: “Souvenir Card”, para entregar como obsequio, y “Mail Card” para enviar cualquier tipo de mensaje.

2. La era de las postales privadas, 1898, 1901: Se empezó a oficializar en toda América el permiso para imprimir postales con sello postal propio. Estas postales solían tener la inscripción “Private Mailing Card” o “Tarjetas de Correo Privadas”.

 3. La era del mensaje delantero, 1901, 1907: Por esos años, se comenzó a utilizar una postal que poseía un espacio a la izquierda del frente para escribir el mensaje, y otro detrás, solo para incluir la dirección.

 4. La era de la dirección y el mensaje trasero, 1907, 1915: Aquí, ya se podía incluir el nombre y la dirección en el reverso del cartón.

 5. La era del borde blanco, 1915, 1930: Para ese entonces, comenzaron a importarse postales de Alemania, que por su baja calidad, eran retocadas en los Estados Unidos.

 6. La era de las “económicas”, 1930, 1945: Durante ese lapso, se empezaron a masificar por su bajo precio.

 7. La era del fotocromo, 1939 al presente: parecidas a como las conocemos ahora, con mucho color y brillo. Se comenzaron a utilizar para hacer propagandas de hoteles, moteles, motos, automóviles, o negocios, y se empezaron a entregar gratuitamente en estaciones de servicios, restaurantes, hoteles, teatros, y estadios.

Esta masificación en el uso de las postales, produjo que casi todas las personas enviaran o recibieran alguna, por lo que en la actualidad, a través de ellas, se pueden rastrear muchos vínculos familiares.

 Introduciéndose en las postales

Tomas Glus, un empresario de Estados Unidos, no estaba tan interesado en sus raíces genealógicas, puesto que no tenía familiares perdidos, como sí en conocer en el pueblo donde ellos habían vivido. Esto pudo ser resuelto por una postal enviada por su abuelo, que tenía inscripta la frase “esta es mi ciudad” en el frente, en donde se podía observar una estación con el nombre de la ciudad.

 Es que en ese entonces, era muy común que las postales posean la fotografía de las estaciones de tren, de las escuelas, parroquias, calles, negocios, u otras instituciones.

De hecho, es muy posible que se sorprenda de la gran cantidad de postales que había sobre su pueblo o ciudad, sobre a partir de 1900, cuando se masificó la fotografía, mostrando inclusive sus rincones más escondidos. Esas postales, se pueden comprar hoy en día por pocos centavos.

 Las postales suelen ser entonces una excelente manera de ver el paso del tiempo, comparando la fotografía del lugar tomado décadas atrás, con ese mismo sitio en la actualidad.

Familia y amigos

Las postales también le permiten identificar a miembros de la familia y amigos. Son varios los casos de personas que tuvieron en sus manos postales firmadas con el nombre y apellidos de quienes las enviaban, y que luego se comunicaron con personas que poseían ese mismo apellido en la guía telefónica, ofreciéndoselas así a quienes deseaban tener objetos de sus antepasados. También, pueden ser recontactados familiares de amigos de nuestros ancestros, o parte de su familia política, ya que los nombres y apellidos de los parientes de estas personas, figuraban en alguna de nuestras postales.

Encontrando postales

El primer lugar para encontrar postales es en las cajas de fotografías y/o cartas que guardamos en nuestros roperos. Pero además, y por unos pocos centavos, podemos conseguirlas en las casas de antigüedades, ferias, puestos de venta de revistas y libros usados, e internet.

 Los investigadores afirman que no es muy difícil conseguir postales usadas, y tampoco dar con la de un familiar si es que ésta todavía existe, ya que la red de ventas es relativamente pequeña, y un vendedor suele contactar, en caso de no poseer lo que se busca, con otro vendedor.

 Muchas personas evalúan las postales por el estado en que se encuentran. Pero nosotros pensamos que las mejores son aquellas que tienen inscriptos mensajes, ya que tienen más vida, son más interesantes, cuestan menos, y pueden otorgarnos mucha información. Por lo tanto, revise su alrededor y fíjese que postales puede encontrar... para ilustrar su pasado.

Para buscar en internet

En internet, existe una gran cantidad de sitios (en inglés) destinados a las postales:

Internet Postcards and Collectibles Club: www.web-pac.com/mall/club/default.htm

Jim Mehrer´s Postal History: www.postal-history.com

Metropolitan Postcard Collectors Club: www.metropc.org

Postcard International: www.vinagepostcards.com

Web-Pac Antiguedades, Postales, Autógrafos, estampillas, y todo lo relacionado al correo: www.web-pac.com/mall/


 

 

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: