Home > Tus raices > Genealogía

Genealogía: cómo buscar

Comenzando a armar el rompecabezas de sus antepasados

Consejos para organizar la información genealógica: tomar notas, clasificar, transcribir y resumir.

Siguiendo los consejos de notas anteriores, usted ya recogió toda la información disponible en el seno de su familia, y se apresta a iniciar la búsqueda en archivos y repositorios de documentación.

Antes de hacerlo, es conveniente estar preparado para sacar el máximo provecho de esa búsqueda.

¿Sabe qué está buscando?

Para cada ancestro o familiar, es necesario tratar de averiguar:

-Nombre completo (y apodo, si los hubiera). En comunidades bilingües pueden existir dos “juegos” de nombres, el civil (el del documento) y el de la comunidad de pertenencia (es el caso, por ejemplo, de los judíos de Europa Oriental). Existen casos, también, en los que la persona es conocida por todo el mundo, durante toda su vida, por un nombre diferente al que figura en sus documentos.

-Fecha y lugar de nacimiento.

-Fecha y lugar de matrimonio/s.

-Fecha y lugar de fallecimiento.

-Nombre de los padres.

Esta es la información básica, imprescindible para saber dónde y cómo buscar mayor información.

Tenga en cuenta que, si bien ancestros son sólo aquellos de quienes usted desciende en línea directa, no son sus únicos familiares. También existen los parientes colaterales, que tienen un ancestro común con usted pero que no se encuentran en su línea directa: los hermanos de sus padres, sus primos, sus tíos abuelos, los tíos de sus padres y abuelos, etc.

No deje de recoger datos sobre ellos si tiene la oportunidad, pues no dejan de ser su familia y pueden conducirlo a información sobre sus ancestros. Lo ideal es recabar sobre ellos los mismos datos que sobre sus parientes directos.

Dónde tomar las notas

Aún en la era de las computadoras, la mayor parte de la información terminará estando en un momento u otro en papel. Y eso puede significar MUCHO papel. Usted ni se imagina la cantidad de tiempo que puede perderse buceando en pilas de papel desorganizado.

Algunos consejos prácticos:

-No anote en cualquier pedacito de papel que tenga a mano. Tarde o temprano se perderá. Use un cuaderno espiral o en hojas sueltas sostenidas por un clip.

-Lo ideal son las hojas sueltas: no necesita andar con el cuaderno (es decir, con su investigación entera) por todos lados, y las hojas pueden clasificarse en forma separada.

-Use papel de tamaño estándar y siempre el mismo. Andar lidiando con hojas de distinto tamaño puede ser muy engorroso, sobre todo cuando se tienen que adjuntar o fotocopias o formularios.

-Escriba de un solo lado del papel. Recordará este consejo cuando tenga su conjunto de hojas unidas por un clip y su cuello se transforme en péndulo para ver de ambos lados.

Cómo tomar las notas

-Idee su propio sistema y utilice siempre el mismo. Comience por anotar en cada hoja el “tema” sobre el que contiene información, típicamente en la esquina derecha superior (apellido investigado, lugar en que se toman las notas, y fecha).

-Use hojas diferentes para apellidos diferentes, aunque la información provenga de la misma fuente. Cuando empiece a investigar cada rama de la familia por separados, notará la utilidad de esto.

-Organice su material para no tener que estar recopiándolo con frecuencia. Con cada copia aumenta geométricamente la posibilidad de errores.

-Siempre haga una cita completa (la autoridad o fuente de la que proviene la información) de la fuente que está usando, con todos los datos disponibles. En genealogía, cada hecho necesita al menos una cita completa en que apoyarse.

Esto es particularmente importante si usted está realizando la investigación con algún objetivo que depende de la aprobación ajena: publicación, membresía en sociedades, cuestiones de herencia, ciudadanía, etc. Por otro lado, necesitará la información para comparar fuentes diferentes o para volver a revisar la fuente en cuestión.

-Recuerde que aparte de escribir tiene que poder leer lo que escribió. Lo ideal es que los demás también puedan leerlo. Use abreviaturas, flechas y símbolos que luego sepa qué significan. Escriba TODO, algo que parece superfluo en el momento puede revelarse crucial más adelante.

En la próxima nota: Los secretos de un nombre

 

 

Mario Casale

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

Será verdad.......

Por LILIANANLUTZ


Mis antepasados....

Por JASINA


Mas notas del autor:

Mario Casale

Tener un hijo para salvar el matrimonio

Tener un hijo para salvar el matrimonio

Es un pensamiento recurrente para muchas parejas que no atraviesan una buena relación sentimental. Sin embargo, pensar que un niño puede salvar un vínculo que está quebrado es un error que se pagará muy caro en el futuro...

Novedades e historia de los Archivos del Estado de Nápoles

Novedades e historia de los Archivos del Estado de Nápoles

Si tiene ancestros que vivieron en Nápoles, Italia, posiblemente le interese conocer la historia de los Archivos del Estado de esa ciudad, así como sus recientes novedades, puesto que esta información podría serle muy útil para rastrear algún documento de su antepasado.

¿Qué edad debe tener un niño para dejarlo solo en un shopping?

¿Qué edad debe tener un niño para dejarlo solo en un shopping?

Para muchos pre-adolescentes, reunirse en centros comerciales parece una buena idea, porque la mayoría de ellos tienen seguridad, proporcionando un lugar tranquilo para juntarse con amigos. Y en ese momento surge la duda: ¿qué tan grande debe ser un niño para dejarlo solo entre extraños?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: