Home > Salud y Bienestar > Psicología

Pareja y Familia

Casarse por dinero: Un fenómeno cada vez más común

Un estudio reciente revela que cada vez más mujeres piensan en la opción del matrimonio por conveniencia. Y tú, ¿también lo habías pensado?

¿Cuándo casarse... por dinero?

Según un sondeo de una firma de investigación de riqueza de Estados Unidos realizada a 1.134 personas, reveló que el 66 por ciento de las encuestadas y el 50 por ciento de los hombres estarían extremadamente dispuestos a casarse por dinero.

Las respuestas variaron según la edad. Las mujeres de treinta años fueron las más proclives a una respuesta afirmativa mientras que los hombres en sus veinte resultaron los menos interesados en la propuesta.

Las cifras finales son shockeantes, pero están representando una realidad social ya que tanto hombres como mujeres parecen estar de acuerdo en algo: es importante tener dinero y cuanto más se tenga, mucho mejor, hasta me casaría”, comenta la socióloga mexicana Cielo Cárdenas Marín.

El matrimonio entonces no tiene una relación directa con el amor y con las motivaciones que culturalmente lo han estructurado? “Las prioridades han ido cambiando de acuerdo con las necesidades y exigencias sociales.

Es más probable que una pareja se case cuando tienen dinero y cuando hay una estabilidad, lo cual es lógico, pero de ahí a que cualquiera comprometa su vida a la de otro sólo por dinero es ya una exageración que preocupa por lo masiva que está resultándola opinión tanto en hombres como en mujeres”,
agrega la especialista.

El precio matrimonial varía según la edad y el sexo. Cuando se les preguntó a las mujeres de veinte años, cuán grande debía ser el patrimonio del hombre para casarse, el promedio fue de 2,5 millones de dólares.

La cifra desciende a 1,1 millones para aquellas de treinta años y vuelve a ascender a 2,2 millones para las mujeres de cuarenta.

Los hombres, tienen exigencias más económicas. El precio promedio fue de 1,2 millones de dólares. Aquellos de veinte años pidieron 1 millón y los de cuarenta, 1,4 millones.

Aquellas mujeres de veinte años que dijeron que se casarían por dinero, el 71 por ciento afirmó que se divorciarían más adelante. Sólo el 27 por ciento de los hombres de cuarenta años coincidió en que se divorciaría en un futuro cercano.

¿Casarse por dinero... o por aburrimiento?

Hay muchos motivos por los que una pareja se casa: “por amor, por obtener legalidad en el país en donde se esté, por curiosidad, por ganas de tener hijos y hasta por aburrimiento”, sostiene la socióloga norteamericana Marcy Richardson, especialmente para www.enplenitud.com.

En realidad, no debería por qué espantarnos el resultado de esta investigación ya que al menos refleja de manera sincera lo que los protagonistas piensan y sienten.

Quizás, hasta es mejor casarse por dinero y no por aburrimiento o curiosidad que son motivaciones absolutamente inútiles
”, agrega.

Lo cierto es que estos datos, sumados a la avalancha de anuncios de personas que se ofrecen para casarse por dinero, despertaron la sensibilidad de muchos.

La gente se asombra porque culturalmente el mandato que recibimos es casarnos por amor, sin importar si se tiene o no dinero. Eso de “contigo pan y cebolla” es anticuado y anti funcional.

Las sociedades han cambiado. Ahora la mujer persigue lo que quiere sin ser pacata y sin tener en cuenta el qué dirán. Si quiere dinero, pues a eso se dirige y no está mal desde el punto de vista de la motivación.

Cada uno gobierna sobre su destino. Nadie asegura que desear el amor por sobre todas las cosas dentro de un matrimonio sea lo mejor. Mucha gente se casa teniendo en cuenta esa premisa cultural y religiosa y luego se divorcia sin más.

No todo lo que nos han enseñado de pequeños hay que tomarlo como verdad absoluta o que sirva de modelo para todos, porque queda demostrado que cada quien es diferente y con necesidades y gustos absolutamente dispares”
, finaliza diciendo.

Establecer un límite de importancia y de prioridades parece ser la clave para encontrar, en el mejor de los casos, un equilibrio entre el dinero y el matrimonio, más allá de que se elija un compromiso para gozar de bienestar financiero o amor, con todo aquello que estas dos condiciones encierran.

¿Quieres conocer los Pasos para Encontrar a la Pareja Perfecta?
Inscríbete ahora en nuestro curso gratis y comienza a buscar la pareja ideal, haciendo clic aquí.
Y luego, aprende cómo usar la ley de la atracción para encontrar a la pareja ideal

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Ushuaia, refugio austral

Ushuaia, refugio austral

Ushuaia, la ciudad más austral del mundo, ofrece un sinfín de atractivos naturales, incluyendo algunos de los paisajes más hermosos del mundo. Ven a conocerla... 

Modales en la mesa

Modales en la mesa

Una serie de consejos para mantener el protocolo en la mesa, apto para cualquier tipo de reunión...

El día que el diablo se llevó a don Antonio

Cierto o falso este acontecimiento, en Paracho se comenta como un suceso real...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: