Home > Vida cotidiana > Hogar y decoración

Decoración

Aluminio: un material con estilo 

Últimamente se están utilizando para decorar materiales en otros tiempos impensables, y uno de ellos es el aluminio. Conózcalo e incorpórelo a su hogar 

El aluminio, además de aportar un estilo especial, también hace que los objetos sean muy útiles. Incluso existe una técnica que sirve para colorearlos, lo que le da un toque diferente al ambiente.

 

La historia del aluminio data de 1825 cuando fue descubierto por el danés Hans Christian Oersted pero recién comenzó a ser utilizado en 1886.

Este metal hoy es el más utilizado, ya que debido a sus propiedades es un muy buen protector de luz, agua, y aire. También es muy útil para envasar alimentos y bebidas debido a su rápido enfriamiento.

Otra característica que sobresale en el aluminio es que es muy liviano, no produce toxicidad y es resistente a la corrosión. Es conductor del calor y la electricidad, no se magnetiza y es de fácil manejo.

Este metal comenzó a utilizarse para realizar objetos decorativos debido a su capacidad de reciclaje. Puede utilizarse por mucho tiempo sin que disminuya su calidad. Muebles, lámparas, adornos de todo tipo se pueden fabricar con el aluminio.

Antes no se le daba este uso decorativo debido a que se lo consideraba un material frío, alejado de la calidez hogareña. Estaba más ligado a la industria. Pero con el paso del tiempo los jóvenes diseñadores comenzaron a tomar partido por su uso.

Una de las claves al utilizarlo para decorar ambientes es su combinación con otros materiales, como por ejemplo madera y vidrio.

Por ejemplo: existen diseños de mesas o sillas en las cuales sus patas son de aluminio, mientras que el respaldo o la parte superior son de madera. O las mesas con tapas de vidrio y pies de aluminio, que se están imponiendo en el mercado.

 

También se los puede ver combinados con otros materiales como el PVC o la resina. Pero lo más común es ver lámparas hechas con aluminio.

Otra posibilidad es usar aluminio coloreado. Se puede hacer con pintura normal o con otra técnica a base de anodizado. Este proceso consigue teñir al aluminio en diferentes tonos.

 

A diferencia de la pintura, que es una capa que recubre el metal, este proceso permite dilatar los poros del aluminio para que luego absorba el color deseado.

Con este material usted puede darle un aire minimalista para su hogar. Y si usted no se anima a decorar su casa con grandes objetos de aluminio puede comenzar con pequeños utensilios como posavasos, floreros, candelabros, ceniceros, etc.

 

Y ya que estamos hablando de lograr el hogar que siempre soñaste, ¿has pensado en el feng shui?
Inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Feng Shui, haciendo clic aquí.

 

 

Recomendar a un amigo:

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: