Zapatos caros: ¿valen la pena?

Aparte de la calidad y terminación de los zapatos, muchos hombres eligen comprar zapatos de marca, por ende más caros, con el simple objetivo de impresionar al género femenino, teniendo en cuenta que muchas de ellas, fijan su primera impresión en la inversión que hace el hombre al vestir.
  
  

Comprar
buenos zapatos, no significa un gasto sino una inversión a futuro, pero no
siempre el precio significa calidad. Las virtudes del calzado van mas allá de
la marca, camine y elija… no se deje deslumbrar por el brillo y esplendor de
una presentación engañosa.

Los
mejores zapatos son generalmente hechos a mano, con costura de calidad y garantía
de calidad
final. Se diferencian por los errores de fabricación y las
terminaciones. Todo eso determina la durabilidad y calidad del zapato. Los pequeños
detalles hacen a ese plus que hace al adjetivo de “buen calzado”.

Esto
significa que mas allá de la calidad del zapato, la elegancia tiene un
condimento extra: la exclusividad. Haciéndose ver con zapatos costosos, los
hombres, ganan cierto estatus y se adecuan al nivel económico que desean
exhibir.

Además,
los zapatos son un gran elemento de contraste. Vestir un traje de marca
importada y llevar zapatos de una marca menos prestigiosa, hace decrecer el
nivel de prestigio de quien así viste. Se dice que los detalles hacen a la
vestimenta, pues esos detalles son los zapatos.

Esa
es la razón por la cual los hombres que deseen vestir buenos zapatos, eligen
los de marca más reconocida, los más caros. Ante la diferencia, la ganancia es
mayor, se genera una imagen diferente ante las personas que observan sus hábitos.

Sin
embargo, esta teoría puede ser vista desde otro punto de vista. La mujer
observa al hombre y qué tipo de zapatos utiliza. Si el calzado no es de marca,
pero es de verdadera calidad, está hipótesis podría darse vuelta.

Llevar
buenos zapatos aunque no sean de marca, también puede significar buen gusto.
Saber elegir y decidirse por lo bueno antes que por lo conocido. Hablando también
de cual es su forma de ser y de pensar.

Por
otro lado, no dejarse llevar por una moda comercial, mostrará que usted es
capaz de imponer su estilo, que tiene una personalidad no arrollada por los
estereotipos, y en definitiva ser un individuo claro y con valores propios.
Usted elige por donde caminar.