Y mañana será tarde

La gente se equivoca. Va y viene sin sentir, simplemente pensando...

Se analiza, se calcula, se multiplica cada palabra para promediar el éxito o fracaso de una transacción afectiva. Siempre va a pérdida. 

El mayor porcentaje de interés lo deposita a plazo incierto, con ningún mínimo de amor disponible asegurado y sin póliza de seguro contra el desamor. 

Se equivoca la gente y mucho cuando busca un rédito en el amor que es un bien invalorable pero tan útil y productivo como la vida misma. 

Cuando la gente se dé cuenta, ya será tarde. Habrá llegado al umbral de la última extracción afectiva existente. 

Autora: Cristel Demkow. 

Y si quieres superar tus temores y mejorar tu calidad de vida, te sugerimos inscribirte ahora en nuestro curso gratis de Superación Personal, haciendo clic aquí.