Ventajas de tener cara de inocente

La ingenuidad se asocia a la sinceridad, al optimismo y a la bondad. Y hay muchos mas beneficios para quienes ostentan un rostro angelical…

Los rostros inocentes despiertan la incredulidad ajena. Rara vez, el entorno se sentirá desafiado o incómodo ante una persona que parece no tener maldad ni malas intenciones.

Es muy fácil poder defraudar a alguien cuando se tiene un aspecto que despierta confianza y comodidad. Quienes tienen una imagen angelical deben ser más inteligentes que el resto de la gente ya que una cosa puede ser la que se ve y otra la que realmente es cuando se habla o se desarrolla una tarea específica.

“Quien tiene una cara inocente debe conservar un bajo perfil ya sea con la palabra y también con las actitudes. Cualquier situación en la que se vea expuesta este tipo de persona será tremenda y puede jugarle muy en contra.

Lo ideal es ir con cuidado y estudiar muy bien a qué clase de gente se tiene alrededor ya que cualquier paso puede darse en falso si no se conoce muy bien el terreno”, determina la asesora de imagen argentina, Isabel Ranni.

La idea no es parecer tonta o sentirse así. “Socialmente la diferencia entre ingenuidad y tontería es casi inexistente, pero con el tiempo se puede descubrir perfectamente ante qué clase de persona estamos parados.

Muchas de las personas que tienen carita de “yo no fui” sacan ventaja para bien o para mal, con lo que también como interlocutor se debe tener cuidado de lo que se cuenta y de la clase de vínculo que se establece con este tipo de personas”, aconseja la experta.

Entre las virtudes más evidentes que se atribuyen a los rostros inocentes se pueden mencionar:

1.- Despiertan confianza

2.- Resultan seres más simpáticos y agradables

3.- Son capaces de suavizar cualquier crítica o comentario simplemente con un gesto

4.- Son poco amenazadores ante los ojos de los demás

5.- Dan la sensación de ser seres más sensibles y comprometidos socialmente

La imagen puede manifestar una cosa, pero al abrir la boca es cuando realmente se puede avalar lo que se piensa a primera vista de quien porta un rostro inocente e ingenuo.

“Hay que ser muy cuidadoso con lo que se dice para que no exista una evidente contradicción que en definitiva termina lastimando a la propia persona quien es la que se debate cómo debe ser y cómo debe actuar.

La situación no es tan sencilla o superficial como parece. En definitiva, lo importante es poder ser uno mismo aunque el lenguaje no verbal no ayude o no se asimile a aquello que realmente somos.

Siempre es mejor ser verdadero y sensato primero con uno mismo, saber fehacientemente quiénes somos y mostrarnos tal cual ante la mirada ajena.

Así podremos estar seguros que nos aceptan y nos estiman por lo que somos y no por aquello que aparentamos ser”, finaliza diciendo la especialista.

¿Quieres atraer mas dinero?, ¿Quieres mejorar tu relación de pareja?, ¿Quieres atraer a la persona de tus sueños? El sistema "Ley de Atracción Subliminal", de Carmelo Sánchez puede ser la llave para lograrlo. Encuéntralo haciendo clic aquí ahora