¿Una vacuna contra el estrés?

Eso es lo que postula un reciente estudio científico español: la posibilidad de una vacuna contra el estrés...

Un grupo de genetistas del Instituto de Caja Madrid, España, ha descubierto un gen que sintetiza un compuesto denominado adrenomedulina.

El experimento efectuado en ratas ha demostrado que a aquellos animales a los que se les había suprimido el gen del sistema nervioso central, se movían más que los otros ratones y presentaban movimientos exagerados, típicos de las conductas obsesivas-compulsivas que genera la ansiedad.

El estudio comprobó que la carencia de adrenomedulina cerebral hace mucho más sensible al sistema frente a los agentes que dañan el cerebro, se traten de perjuicios externos como los traumatismos, o isquemias o internos, como el exceso de estrés y ansiedad.

Los científicos están trabajando actualmente en la búsqueda de una sustancia que se pueda aplicar mediante un fármaco que pueda aumentar la acción del compuesto y así poder anular la acción del estrés en el organismo.

El hallazgo es vital para la vida moderna. La cantidad de personas enfermas de estrés es cada vez mayor.

El ritmo de vida no marcha hacia atrás, sino que cada vez es más complicado poder detenerse, respirar y vivir de manera tranquila.

Las exigencias presionan cada vez más a la gente y esto se nota en la saturación del cuerpo y la mente.

Si se logra que esta vacuna funcione, muchos pacientes con patologías derivadas del estrés podrán mejorar notablemente la calidad de vida tan estropeada que a lo largo de los años han tenido que ir acumulando
”, sostiene el sociólogo argentino Esteban Miradito.

Las enfermedades que devienen del estrés son innumerables y depende de cómo se encuentre el organismo, éstas podrán ser crónicas o pasajeras.

Teniendo en cuenta el amplio abanico de patologías, el estudio muestra optimismo y una esperanza para todos aquellos que sufren de los nervios.

Características y síntomas del estrés 

 cansancio

 irritabilidad

 falta de concentración

 depresión

 pesimismo

 susceptibilidad a enfermedades

 baja productividad

 insomnio

 abuso de alcohol, tabaco y medicinas.

 Perdida de apetito

 Trastornos digestivos

 Obesidad

 Alergias cutáneas

 Contracturas musculares

 Dolor de cabeza y espalda

 Disfunciones sexuales

 Caida de cabello.

 Disfunciones ginecológicas 

Algunas causas 

 Falta de tiempo

 Exceso de responsabilidades

 Falta de apoyo. Soledad para asumir tareas

 Escasa autoestima

 Alimentación incorrecta

 Adicciones: fumar, beber, etc.

¿Quieres aprender técnicas para desterrar el estrés de tu vida? Inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Manejo del Estrés