Un metro solo para mujeres

Funcionan en Japón debido a las vejaciones a las que estaban expuestas las mujeres al viajar en metro o tren. Una medida que asegura la tranquilidad de ellas, sobre todo, cuando hay aglomeraciones

El trasladarse en transporte público puede ser una verdadera pesadilla. Así lo entendió el gobierno japonés que decidió establecer vagones de uso exclusivamente para las mujeres.

Se ha llegado a esta decisión tras comprobar que muchos hombres aprovechaban la excusa de las aglomeraciones para tocar impunemente a las mujeres.

Las denuncias se fueron sucediendo y a raíz de esto, se decidió reservar vagones solamente para el uso de las mujeres. Esta medida está en vigencia en el metro de Tokio.

Estos vagones suelen estar situados en el centro del convoy, aunque a veces también se hallan en los extremos. Son fáciles de distinguir porque están pintados de otro color, en general, de rosa.

Las mujeres y el metro en otros países

Brasil: el tren subterráneo de Rio de Janeiro tiene vagones especiales para mujeres desde el año 2006 debido a las quejas por acoso sexual. Funcionan todos los días y en todo momento, no solamente en las horas pico.

El Cairo: los dos vagones delanteros de los trenes disponen de esta modalidad.

En México: desde 2004, se han establecido dos vagones del metro para niños y mujeres, pero solamente en horarios de mucha afluencia de público.

En Indonesia: en el 2010 se estableció que los primeros vagones de los trenes serían solamente para las mujeres. Solamente se dispuso esta medida en 20 vagones de la ruta ferroviaria que une Yakarta y la ciudad de Bogor.

El acoso sexual en los diferentes transportes públicos es un tema que no se puede obviar. “Es una conducta delictiva que se tienen que castigar ya que son muchas las mujeres que padecen de este abuso de manera diaria. Las mujeres no tienen que sentir miedo y animarse a denunciar para que los casos no sigan aumentando y que esta actitud sea tomada como algo normal a la que deben someterse las mujeres cada vez que viajan”, sostiene la asistente social argentina Susana Quiroga.

Motivos por los cuales se dejan pasar las situaciones de acoso:

Porque se creen que son hechos aislados, puntuales y por lo general la duración del acoso suele ser breve. Los comentarios y actos no son fáciles de detectar y pueden ser disfrazados de modo muy sencillo ya que suelen manifestarse cuando hay mucha aglomeración de gente dentro del transporte.

Según estadísticas facilitadas por el Sistema de Transporte Colectivo Metro, (STC), de México, cada día, las mujeres que viajan en transporte público denuncian al menos un acoso sexual. La edad de las mujeres agredidas en este país oscila entre los 8 y 65 años. La edad del agresor va desde los 16 a los 75 años.

Todos los viajes dejan en nosotros huellas imborrables, que reviven al transmitir a otros nuestras experiencias. Y, al hacerlo, podemos ayudar a otros a alcanzar su viaje soñado.

¡Hazlo tú también !!
Envíanos ahora tus experiencias, consejos -o el relato completo- de ese viaje que tanto recuerdas, a [email protected]