Home > Dinero > Empleo

Entrevistas de empleo, CV y tests

Técnicas de negociación del salario

Consejos de negociación para no perder la batalla por un sueldo mejor...

Allí estás, sosteniendo en tus manos la carta con la oferta al trabajo de tus sueños. ¡Felicitaciones! Sin embargo, hay un pequeño detalle que no termina de satisfacerte: el salario no colma tus expectativas.

Si verdaderamente quieres este empleo, pero con un salario diferente, deberás tener en cuenta las siguientes tácticas de negociación:

  • Espera hasta que la lista de candidatos se haya reducido al máximo, momento en el que ya te habrás convertido en una opción seria para el empleador.
  • Haz uso completo del tiempo entre la recepción de la carta de oferta y tu aceptación. Posiblemente, todas las negociaciones hechas después de la aceptación terminen en la “papelera de reciclaje”.
  • Deja pasar una buena cantidad de tiempo antes de comenzar tus negociaciones.
  • Procura estar bien informado de tu verdadero valor —lo que tú crees que vales NO es información—.
  • No tengas miedo de negociar porque crees que será antipático o desagradable. La mayoría de las empresas esperarán que negocies.
  • Utiliza el modo de comunicación que más cómodo te haga sentir.
  • Pide un poco más de la suma que te haría feliz. Lo más factible es que no te den lo que pides.
  • Si el salario básico es “estrictamente no negociable”, entonces intenta obtener un incremento de beneficios en las categorías no salariales.
  • Agrega algunos extras en tu lista de deseos. En forma educada, échalos sobre la mesa de negociación durante la discusión salarial.
  • Recuerda que el salario no es lo único que está en juego. Tú puedes negociar otros beneficios adicionales.
  • Nunca permitas que se olviden de lo provechoso que resultarás para la compañía.
  • Si ya tienes decidido que rechazarás su oferta, no hagas perder el tiempo a todos negociando innecesariamente.
  • No ejerzas presión diciendo a una empresa que otra te ha hecho una oferta salarial mucho más redituable. Posiblemente, te digan que te quedes con esta última.
  • El truco es conseguir que la mayoría de los puntos de tu lista de deseos sean aceptados al tiempo que les haces sentir que han hecho un excelente negocio.
  • No todos los empleadores negocian. Mientras más rápido reconozcas qué tipo de empleador tienes enfrente mejor.
  • No intimides. No funcionará. ¡Nunca!
  • Espera lo peor. Si las cosas no salieran bien, al menos ya estarías preparado. En cambio, si las cosas resultan favorablemente, serás gratamente sorprendido.
  • Sé realista. Si necesitas este empleo desesperadamente, entonces tu posición frente a la negociación es mucho más débil.
  • Todos conocemos la naturaleza humana: una vez que hayas cerrado un acuerdo, otras demandas comenzarán a rondar tu cabeza. Lo conseguido no será lo suficientemente favorable y querrás ir por más. No obstante, si no quieres arriesgarte a perder el empleo, deberás sepultar todas estas nuevas pretensiones.
  • Nunca aceptes menos que un acuerdo escrito de los términos y condiciones, en el que se detalle claramente tu paquete salarial.  

El contrato de empleo

Todos, alguna vez, hemos firmado o firmaremos un contrato de empleo. Sin embargo, muchas veces no entendemos lo que dice ese escrito que está frente a nuestras narices, e igual así muchas veces los firmamos, como quien cuenta hasta tres antes y se tira de un risco en ala delta.  

Desde luego, hay profesiones que están más desamparadas que otras ante la firma de los contratos.

Por ejemplo, muchos diseñadores de software aceptan términos desfavorables en los contratos porque tienen miedo de perder sus empleos si cuestionan las cláusulas contractuales.

No obstante, al aceptar estos términos, pierden el control sobre su progreso. Asimismo, algunas de estas cláusulas obligan al trabajador a largas jornadas que terminan perjudicando su vida privada o sus proyectos paralelos.

Si caes dentro de las categorías de diseñador o desarrollador de propiedad intelectual, usa estas guías cuando vayas a firmar tu acuerdo laboral.
 

Cláusulas en el contrato

La excitación que sentimos en el momento que conseguimos un nuevo empleo o nos confirmar que hemos sido contratados es tan grande que lo último que queremos es generar una mala impresión en el empleador, de modo que, muchas veces, hasta llegamos a firmar un contrato sin reparar en las cláusulas desfavorables que éste presenta.

Muchas personas caen en cuenta de que esas cláusulas  tienen un impacto negativo sobre su tiempo o trabajo, pero igual así deciden firmar.

Otras se sienten inseguras acerca de los términos legales y, como no quieren parecer desinformados, no piden aclaraciones.

Estas reacciones —tan comunes— pueden ser muy costosas para un empleado.

Ésta es la razón por la que un empleado debería leer y comprender su contrato, y dejar saber cualquier discrepancia antes de firmarlo.
 

Si la cláusula parece poco razonable o no va contigo, aproxímate al departamento de recursos humanos en busca de una clarificación.

No dudes en expresar tus deseos de cambiar la cláusula si así lo deseas. Si el contrato no te ofrece protección alguna, deberías solicitar que se realice un contrato más razonable.
 

El peligro de las cláusulas de innovación

La cláusula de innovación es la más riesgosa en el contrato de empleo para los diseñadores. Este inciso protege a la compañía estipulando que el empleado cede todos los derechos de sus innovaciones al empleador.

No se trata de una cláusula injusta, ya que la empresa paga por el tiempo y las facilidades para desarrollar la idea o el software, aunque sí será injusto cuando el contrato señale que cualquier idea o desarrollo hecho por el empleado se convierte en propiedad de la empresa.

Si esto incluye proyectos fuera de las horas laborales, significa que la empresa se ha adueñado incluso de aquellos proyectos que no están relacionados a sus actividades. No firmes el contrato si la cláusula de innovación es tan extensa.
 

Los contratos con artículos de innovación deberían tener espacio para la exclusión de proyectos completados o proyectos en proceso de desarrollo.

Pon por escrito todo el trabajo o las actividades que quieres excluir del contrato.
 

Cláusulas de empleo adicional

En su mayoría, los empleadores están en contra de que sus trabajadores tengan otras actividades laborales fuera de las horas de la empresa, ya que un trabajador sólo puede soportar una cantidad limitada de horas laborales antes de quemarse por exceso de trabajo.

Esto significa, en consecuencia, que el empleado será menos efectivo durante las horas de trabajo en la empresa.

La única forma de esquivar este tipo de cláusulas es estipulando que tienes derecho a asumir proyectos paralelos después del trabajo con el debido permiso de tu jefe. A menos que tengas un trabajo extra, deberías dejar esta cláusula como está.
 

Definiendo el contrato de empleo

El contrato de trabajo regula la relación laboral entre el empleador y el empleado. En éste, se estipula la remuneración por la actividad realizada por el trabajador.

Un acuerdo es firmado una vez que la oferta laboral es aceptada. Tanto el empleador como el empleado tienen derechos y obligaciones que están explícitos en el contrato, y que pueden ser ejecutables por la ley.
 

Un contrato es legalmente vinculante, incluso cuando se trate de un acuerdo verbal.

Sin embargo, siempre será más seguro tener un contrato de empleo por escrito. La información mínima que de debe incluirse en el contrato es:

  • Nombre de la empresa o razón social
  • Nombres y apellido del empleado
  • Una descripción apropiada de la función laboral
  • Fecha de inicio del empleo
  • Dirección del sitio de trabajo
  • Remuneración
  • Mínimo y máximo de horas laborables
  • Acuerdos sobre licencias y estipulaciones en cuanto al trabajo en días festivos
  • Condiciones en cuanto al ausentismo por enfermedad
  • Regulaciones de jubilación
  • Tiempo mínimo de preanuncio de renuncia
  • Procedimiento de quejas
  • Procedimientos disciplinarios
  • Procedimientos de negociación colectiva  

Términos indirectos del contrato laboral

Los términos y regulaciones recién mencionados son términos directos. Los términos indirectos, por su parte, son aquellos que no están explicitados, pero que son inferidos indirectamente por la firma del acuerdo.

Aunque no figuren por escrito, todos los contratos contienen los siguientes términos:

  • Preservar la confianza y la confidencia mediante la colaboración

·         Confianza en términos del trabajo que efectuará una parte y de la paga que realizará la otra

·         Asegurar un sitio de trabajo seguro

 

Cuando no hay regulaciones directas explícitas, las condiciones indirectas pueden formar parte del acuerdo:

·         A través de las conductas del empleador y del empleado

·         A través de las rutinas y acciones

·         A través de las reglas corporativas si el trabajador estuviera informado de su existencia

 

Derechos del empleado

Desde luego, los empleados tienen sus derechos. Éstos son los derechos que la ley asegura a los empleados:

·         El derecho a un tratamiento justo, independientemente de la edad, raza, religión, género, discapacidades, o preferencias sexuales

·         El derecho a un tratamiento igualitario, también en cuanto a los salarios

·         El derecho a no ser despedido sin una causa apropiada y sin respetar los procedimientos correctos

·         El derecho a no ser despedido por dar a luz a un niño

·         Los empleados también tienen derecho a una notificación por escrito sobre la finalización de su acuerdo de trabajo, que estará relacionada al período que haya dudado el vínculo laboral

·         Los empleados tienen el derecho a ser indemnizados ante el despido

·         Los empleados tienen derecho a un lugar de trabajo seguro

 

La información recién propiciada es sólo una guía de lo que tú, como empleado, tienes derecho a hacer, incluso cuando el contrato no diga nada al respecto.

Las leyes laborales y las condiciones básicas de empleo difieren de país en país. No obstante, en general, podrás usar los términos y regulaciones de los párrafos anteriores como pautas de qué debe contener un buen contrato laboral.


¿Buscas empleo?
Entonces, estos libros GRATIS son para ti. Descárgalos ahora haciendo clic en el nombre del libro:

Cómo prepararse para buscar empleo
Consejos para una entrevista laboral exitosa
Cómo hacer frente a la desocupación

El primer empleo después de los estudios

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Robos en los viajes: cómo actuar

Robos en los viajes: cómo actuar

¿Qué harías si te roban la billetera en medio de tus vacaciones?

Tai Chi para vivir en plenitud

Tai Chi para vivir en plenitud

Todo lo que el Tai Chi Chuan puede hacer por ti, a toda edad

Compartir coche para ahorrar (carpooling)

Compartir coche para ahorrar (carpooling)

En época de crisis, cualquier medida que ayude a reducir gastos puede resultar de una gran ayuda. Compartir el auto para ir al trabajo y volver puede resultar en un gran ahorro, y permitir a la vez conocer gente y contribuir con la movilidad sostenible

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: