SOS: ¡mi perro tiene pulgas!

Las pulgas son un problema importante en la calidad de vida de nuestras macotas. Absorbiendo aceleradamente su sangre a tal punto de superar en muy corto tiempo, veinte veces la capacidad de su propio estómago, las pulgas constituyen uno de los problemas más comunes y complicados de solucionar.
  
  

Estos
ectoparásitos nunca abandonan voluntariamente la piel de su hospedante y se
quedan indefinidamente hasta morir en ella. Uno o dos días después del primer
acto de succión, las hembras empiezan a producir huevos blancos.

La hembra pone
en promedio unos 30 huevos por día, alcanzando la cifra máxima entre el día
cuarto y el noveno. En condiciones favorables, las hembras pueden poner mas de
100 huevos diarios.

Es
importante tratar este inconveniente, de la manera mas rápida posible, ya que
sus efectos son realmente peligrosos para la salud del animal.

La infección de
pulgas puede causar severas perdidas de sangre, produciéndose anemia. También
puede sufrir diferentes formas de enfermedades cutáneas como dermatitis por
picadura o alergia, y caída del pelo, mas lesiones por auto mordeduras en
diferentes zonas del cuerpo.

Los
motivos mas comunes de infección de
pulgas, comienza con los lugares provistos
de calefacción central y alfombras, que durante todo el año proporcionan
condiciones ideales para los estadios de desarrollo de las pulgas, y la
desinformación de los propietarios del animal.

Es
necesario saber que no basta con someter a la mascota a un proceso de desinfección,
también se debe “limpiar” la zona de influencia, comenzando por los lugares
mas comunes de transito e incluyendo los sillones, trapos, sabanas, etc.

La
forma de darse cuenta de que su mascota tiene pulgas, es cuando se observa
cierta inquietud e incomodidad en ella. El perro comienza a rascarse sobre todo
en la región abdominal, en la intersección de la cola y patas, o se notan
ciertas alteraciones de la piel (manchas rojas e irritaciones).

Entonces deberá revisar su pelaje e ir pasando un peine especial para pulgas
que tiene los dientes muy juntos, pudiendo descubrir pulgas o excrementos
caracterizados por su reacción química.

Si
se depositan estos grumos sobre un papel tipo filtro, humedecido, al poco tiempo
se formará una mancha pardo-rojiza de hemoglobina alrededor de la partícula de
excremento.

Otra forma de tratamiento anti pulgas es pasar una aspiradora sobre el pelaje
del perro, utilizando un filtro (puede ser gasa) y aspirando cualquier tipo de
infección y residuos de pulgas.