Sexo en el embarazo

A partir del segundo trimestre de embarazo las mujeres experimentan un deseo sexual elevado. Conozca los detalles y las posiciones seguras para disfrutar a pleno del sexo en el embarazo

¿El deseo sexual si se está embarazada es inmoral?, ¿indecente? ¿Vergonzoso?. Aunque todavía hay muchos prejuicios con respecto al tema, y muchas parejas piensan que abstenerse sexualmente durante nueve meses es la única posibilidad para que el embarazo no corra riesgos, no es así.

Hay mujeres que como consecuencia de los cambios hormonales, el malestar general, la ansiedad y el miedo al parto, ven alterado su deseo sexual, pero esta sensación suele desaparecer en el segundo trimestre.

Desean tener relaciones sexuales con mayor frecuencia que antes del embarazo y la voluptuosidad que han ido adquiriendo las hace sentir más atractivas y se despierta una excitación hasta el momento desconocida.

Con respecto al bebé, salvo que el embarazo tenga problemas puntuales, no existe riesgo alguno de dañarlo ya que se encuentra protegido.

El sexo en el embarazo es más usual de lo que se cree, debido a la irrigación sanguínea y los estrógenos que se exaltan, las mujeres se sienten más predispuestas”, comenta Alejandro Zaldívar, sexólogo argentino.

A pesar del deseo femenino, es probable que al hombre le siga pareciendo peligroso, pero “no hay que olvidar que el sexo es mucho más que la penetración y se pueden concebir otros juegos que estimulen y satisfagan a la pareja sin necesidad de que exista el coito”, explica el especialista.

Según un estudio efectuado por un ginecólogo de la Universidad de Malasia, realizado en colaboración con la revista estadounidense Gynecology and Obstetrics, los orgasmos estimulan al feto y hacer el amor durante la fase final del embarazo ayuda a tener un parto más fácil.

Estas afirmaciones eran impensadas en la época de los abuelos. Para ellos el coito durante el embarazo era antihigiénico y vergonzoso y no se hablaba del tema.

Actualmente las barrigas embarazadas son eróticas y las famosas se desnudan mostrando sus cuerpos voluminosos sin ningún pudor.

Hablar de estos temas es mucho más fácil y es saludable que así sea”
, explica el profesional y agrega que: “tras el orgasmo femenino, se produce la liberación de endorfinas que llegan hasta el feto provocándole una sensación de placer”, sostiene.

A partir del cuarto mes, la mujer ve aumentada su libido ya que se libera de la etapa cargada de náuseas, molestias corporales y miedo a la pérdida del hijo. La mujer comienza a sentir cómo se excita con mayor facilidad. Aumenta la hinchazón de sus labios mayores y menores y también la vagina se lubrica con mayor facilidad.

Contraindicaciones para la actividad sexual en el embarazo

Si hay sangrado.

Si hay molestias.

Si el ginecólogo determina que es un embarazo de riesgo.

Si hay infección genital.

Evitar los movimientos bruscos durante la penetración.

Posiciones adecuadas para el sexo en el embarazo

El hombre tumbado y la mujer encima.

De lado en donde la penetración no es tan profunda.

La mujer con los brazos y rodillas apoyadas en el piso. El vientre no se presiona ni se aplasta contra nada.

La postura del misionero (el hombre encima de la mujer) no se recomienda ya que la presión del vientre o del útero puede causar incomodidad.

¿Quieres aprender gratis técnicas para tener un embarazo feliz y un parto sin dolor?

Inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Fecundación consciente