Sáquese el miedo a los video juegos.

Se los explica un adolescente.
  
  

Por qué los adultos no
entienden los
video juegos es una pregunta que siempre los adolescentes
nos
hacemos.

¿Qué hay de complicado en
saltar obstáculos, derrotar a los enemigos, juntar objetos?, ¿Cuánta
dificultad representa para una persona que ya ha pasado los 40 años?

Al parecer mucha, pero esto
se debe a un preconcepto, ya que al ver a su hijo, sobrino, jugarlos se cree que
estos representan una gran dificultad y que solo están hechos para atraer al
adolescente, cuando esto no es así.

Vamos a tratar de desmentir
algunos mitos, sobre los video juegos y analizar la cantidad de juegos de video
que hay en el mercado.

En
primer lugar, como todos sabemos, el objetivo del video juego es divertir,
experimentar con cosas que no están al alcance de la mano, como manejar autos
deportivos, salvar al mundo y ese tipo de cosas.

Una
de las cosas que se suele pensar frecuentemente es que hay que tener un
conocimiento previo para entenderlos, pero este el primer error.

A
medida que fueron pasando los años los juegos se volvieron más sofisticados.
Algunos se preguntarán dónde quedaron esas viejas épocas del Tetris, pero los
“games” se volvieron mejores en cuanto a gráficos, proporcionando más
realismo, y mucho máx. simples en su manejo, ya que para muchos basta con saber
manejar el mouse y apretar un par de teclas.

El
mercado ofrece una gran diversidad con respecto a géneros, los más conocidos
son:

Primera
Persona
:
Se denomina así a los juegos en el que nosotros manejamos al protagonista como
si estuviéramos dentro de él, los más comunes son aquellos en los que
manejamos armas y debemos ir disparando y matando “monstruos” alrededor del
nivel.

Tercera
Persona:

Aquellos en que manejamos al protagonista, esta vez no dentro de él, sino viéndolo
desde “arriba”, este tipo es el habitual para aquellos en los que hay
sortear obstáculos, como saltar, agacharse, para lo cual es mucho más practico
este tipo de vista.

Estrategia:
Este género posee una gran diversidad en cuanto a estilos de juego. Por empezar
un juego de estrategia se basa en manejar muchos personajes al mismo tiempo,
haciendo que hagan una serie de acciones como caminar, luchar, patrullar.

Aquí
tenemos una vista de “arriba” pero muchísimo más amplia. Estos juegos son
los más fáciles a pesar que se piense que manejar una gran cantidad de
individuos representa todo un desafío.
En la mayoría de los de este género solo hace falta el mouse y pensar un
poquito.

Simuladores:
Estos son los que más se asemejan a la realidad. Como su nombre lo indica, se
quiere simular, en particular, el manejo de distintos tipos de vehículos, como
autos, aviones, barcos, etc.

Para
esto se necesita un conocimiento previo, en especial en los de aviones, ya que
intentan simular al máximo la realidad, pero sirven para experimentar
diferentes sensaciones, como subirse a un Ferrari de $ 100.000 y chocarlo a
gusto y sin remordimientos.

Conversacionales
o “de avance”:

Estos juegos son los más fáciles de usar, para la mayoría con el mouse basta,
pero hay que usar más el razonamiento. En particular se maneja un personaje, al
que debemos guiar a través de una serie de lugares juntando objetos, hablando
con gente, para poder ir avanzando y lograr nuestro objetivo.

A
pesar de haber muchos mas como RPG, deportivos, estos son los que más cabe
resaltar, y cada persona puede elegir a su criterio, el que más le guste.

Ahora
ya sabemos que géneros hay y a que se refieren cada uno, y les voy dar una
ayudita para saber cual nos conviene.

Cuál
nos conviene