Rollo de ricota al chocolate

Un postre ideal para al hora del té o para después de las comidas, sobre todo para aquellas personas que no sean amantes de los postres excesivamente dulces, mantiene el equilibrio justo, no empalaga, es muy agradable y se deja comer….
  
  



Ingredientes


(para unas
12 porciones)




Para el bizcocho o pionono:





6 huevos





3 cucharadas de harina





1 cucharada de nueces o almendras muy
molidas





6 cucharadas de azúcar





1 cucharadita de esencia de vainilla




Para el relleno:





700 g de ricota (si es de oveja mucho
mejor, es más dulce y esponjosa)





350 g de chocolate negro (amargo o
semi-amargo)





200
ml de crema de leche




Procedimiento



Separar las claras de las yemas y batirlas a punto de nieve. Batir las yemas con
las 6 cucharadas de azúcar y la esencia de vainilla hasta que tomen color
amarillo casi blanco y su consistencia sea como la de una crema (punto letra).
Incorporar al batido de yemas las claras a nieve en tres partes, la primera
enérgicamente y batiendo para igualar densidades, las dos restantes en forma
suave y envolvente para no bajar el batido.

Una vez bien mezcladas agregar la harina pasada por un cernidor de maya fina y
la cucharada de nueces o almendras molidas (como harina).
Mezclar todo muy suavemente y colocar en una fuente para horno previamente
forrada con un papel enmantecado o colocando un silplat (silicón) en el fondo
(de un tamaño de 30 X 50 cm.)



Cocinar en horno fuerte por unos 8 minutos aproximadamente. Retirar del horno,
espolvorear la superficie con azúcar molida y cubrir con un lienzo húmedo, sobre
el que se invertirá el molde para desmoldar, se le retira el papel, si es que se
utilizó papel enmantecado y se deja enfriar.




Relleno



Colocar en un recipiente la crema y llevarla al fuego hasta que comience a
hervir. Retirar e introducir el chocolate dentro para que se derrita con el
calor. Una vez bien unida crema y chocolate, habiéndose derretido totalmente
éste, se mezcla con la ricota y se esparce en forma pareja sobre el bizcocho.



Con ayuda del lienzo húmedo se va enrollando sobre sí mismo y se lo deja
envuelto (con forma cilíndrica) con el mismo lienzo, se apoya en una placa y se
lo lleva a la heladera (nevera, refrigerador) por lo menos unas seis horas.
Luego de lo cual se retira el lienzo y se corta en porciones para servir.



Se puede espolvorear la mitad del plato con azúcar impalpable y la otra con
cacao en polvo, se decora con unas hojas frescas de menta.


¿Te gustaría cocinar como los mejores chefs? Pues inscríbete ahora en nuestros
cursos gratis de:




Salsas paso a paso



Cocina japonesa

¿Quieres ser nombrado Chef del Mes?

Todos los meses el autor de la receta más leída por los dos millones de
visitantes de En Plenitud recibirá el título de Chef del mes, y a fin de año
competirá por el título de Chef del año.

¡Tú puedes ganarlo!
Envíanos ahora tu receta favorita haciendo

clic aquí
y comienza a participar !!