Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Remedios caseros para el acúfeno

 El acúfeno –los molestos zumbidos en los oídos- afectan a millones de personas. ¿Qué puedes hacer para controlarlos?
  
  


Es triste
decirlo, pero no existe una cura segura para esos
inalterables zumbidos en los oídos , la angustiante dolencia que afecta a
muchísimas personas  es comúnmente conocida como acúfeno. Sin embargo, la TV y
los medios de comunicación no se ocupan de ello.


 Los frustrados pacientes
que han oído hablar de las hierbas medicinales a menudo buscan cierto respiro
con el Ginkgo biloba o el cohosh negro, que se dice mejoran la
circulación sanguínea en la parte superior del torso y por lo tanto proporcionan
alivio.

Pero estas dos hierbas no pueden curar el trastorno, sino proveer un
alivio temporal. Dado que la homeopatía ha reaparecido en la actualidad como uno
de los modos alternativos de tratamiento más eficaz para muchos, los pacientes
con acúfeno a menudo se apresuran a recurrir a este tratamiento con la esperanza
de obtener alivio real y cuando eso también falla, lo único que les queda es el
viejo remedio casero.

El
problema con los medicamentos de venta libre, reside en sus
efectos secundarios que con frecuencia han demostrado tener consecuencias
desastrosas en la mayoría de los casos.

Estos incluyen vértigos, nauseas,
estreñimiento agudo, agotamiento, mareos, pérdida de control y también puede
conducir a esa vulnerabilidad corporal poco envidiable llamada Síndrome del
Colón Irritable.

En cuanto a otras opciones de tratamiento alternativo que
incluyen la hipnosis y la terapia de oxígeno hiperbárico, la acupuntura o
terapia magnética, lo decisivo es que con frecuencia no representan ningún
alivio. 

Sin
embargo, el remedio casero para el acúfeno puede ser eficaz sólo si las causas
pueden coincidir con sus parámetros.

Y para hacer esto uno tiene que entender lo
que en la mayoría de los casos causa el acúfeno. Los factores causales, sin
embargo, podrían ser un solo problema o múltiples factores de activación que dan
lugar al acúfeno.

Para una mejor comprensión del tema, se proporciona a
continuación una lista de algunos de los factores importantes.


Causas del acúfeno (zumbidos en los oídos)


·  Continua exposición al ruido ensordecedor que se produce en campos de prueba
de misiles, equipos de forjado en metal o estampado en acero, canchas de tiro
con carabina de alta potencia o talleres de fabricación de metal con frecuencia
terminan ocasionando acúfeno en un oído o en ambos.

Escuchar música rock a alto
volumen durante días y días también ha provocado acúfenos a muchas personas.

·  El
flujo insuficiente de sangre en la parte superior del torso a causa del
estrechamiento de los vasos sanguíneos en esa región debido al colesterol
también puede desencadenar acúfeno en personas que sufren de
hipertensión.

Uno
de los ejemplos más característicos de este tipo de problema de audición está
relacionado con el acúfeno pulsátil donde el paciente puede oír sus
propios latidos.


·   Aunque ciertos tipos de alimentos y bebidas, como los alcoholes a base de
granos, el vino tinto, los chocolates y los quesos pueden provocar acúfeno en
muchas personas que nunca han sospechado ese diabólico vinculo existente entre
esos inocuos productos y el acúfeno.


·  Algunos tipos de problemas en las articulaciones maxilares, especialmente
en la Articulación Temporomandibular,
se ha detectado recientemente que
puede causar acúfeno en muchos pacientes.

·  Se
sabe que el uso prolongado de Anti-Inflamatorios No Esteroides (AINEs), las
terapias para combatir el cáncer y algunos de los diuréticos de asa causan
acúfeno.

·  El
desarrollo de tumores no cancerosos o alergias cerca de los oídos o en los vasos
sanguíneos principales que transportan sangre a la cabeza o el cuello puede
activar acúfeno en personas que son susceptibles a tales condiciones.

·  Acúfeno
relacionado a la pérdida de audición.

·  Daños
microscópicos que pueden producirse en las terminaciones de los nervios
responsables de la audición.

·  Cuando
los huesos de la porción media del oído se endurecen.

·  En
muchos casos el acúfeno se genera por la infección del oído medio que causa el
llenado del espacio con fluido o descargas e incluso demasiado acumulación de
cera en el oído.

Aunque
algunos Remedios Caseros para el Acúfeno se supone que proporcionen alivio
perdurable a este trastorno angustiante, en la mayoría de los casos tristemente
no son más que vudús. Sin embargo, en aras de la identificación, algunos de
ellos son mencionados a continuación.


Remedios caseros para el acúfeno

·        
La bastante promocionada Ginkgo biloba que se sabe que tiene esa característica
especial para ayudar a apresurar el flujo sanguíneo y así fomentar una mejor
circulación en la región de la cabeza y cuello, y precisamente la falta de ello
es lo que ocasiona el acúfeno. Se cree que proporciona alivio al trastorno de
una manera más positiva.

·        
Corteza de malagueta, raíz de bardana, hojas de espino blanco, goma de sello de
oro y la mirra son algunas de las hierbas más conocidas que proporcionan alivio
a los pacientes con acúfeno.

·        
Rodajas de piña recién cortada a las que se atribuye propiedades de reducción de
inflamaciones se cree que fomentan la circulación de sangre en la región de la
cabeza y cuello, aliviando así los síntomas del acúfeno.

·        
La coenzima Q 10, tomada en dosis de 300 mg al día también puede mejorar la
circulación de la sangre en el torso superior al elevar el sistema inmunológico
de manera significativa lo que a su vez proporciona un alivio para el ácúfeno.

·        
Una cucharadita de sal común mezclada con la misma cantidad de glicerina y
rociada en la nariz y la garganta se supone que brinde cierto respiro de los
zumbidos a los pacientes de acúfeno que probablemente se consideren bendecidos o
afortunados.

·        
El ajo crudo ingerido diariamente también pueden ofrecer un alivio para el
acúfeno.

Los
Remedios Caseros para el Acúfeno, pueden trabajar eficazmente sólo cuando
funcionan como un componente de los Remedios Holísticos para curar el acúfeno
definitivamente

No
importa cuántas rodajas de piña recién cortada uno pueda consumir o cuantos
brebajes de Ginkgo biloba o cohosh negro se tomen en forma diaria o mensual,
nunca se producirá ningún alivio apreciable del acúfeno por la sencilla razón de
que ninguno de estos trata el trastorno en forma alguna.

Lo que estos hacen
realmente es amortiguar los síntomas por un tiempo corto y tan pronto como el
tratamiento provisional se retira, los síntomas se intensifican. Los remedios
Holísticos, por el contrario, tratan el cuerpo como un todo, en vez de de
ocuparse de los síntomas.

Los síntomas son meras manifestaciones de la
enfermedad y cuando esto es permanentemente enajenado del cuerpo, los síntomas
terminan de forma natural.

Los remedios holísticos, como cuestión de hecho, van
mucho más allá del nivel superficial con el fin de determinar las causas
fundamentales que han creado el desorden y luego especificar el rango apropiado
de medicamentos que puede incluir el cambio de los hábitos alimentarios y de ser
necesario, el cambio de estilo de vida, la acupuntura, la acupresión y los
aeróbicos.

Pero uno puede hacer bien al tener en cuenta que los remedios
caseros, ya sea a base de hierbas o de otro modo sólo funcionan cuando forman
parte de los remedios holísticos – pocas veces por sí solos.


Este artículo está
basado en el libro, "Milagro para el Acúfeno" de Thomas Coleman. Thomas es un
autor, investigador, nutricionista, y consultor en salud, que ha dedicado su
vida a la creación de la solución final para el Acúfeno para revertir de forma
permanente la raíz de los zumbidos en los oídos y mejorar natural y
espectacularmente la calidad global de su vida,  sin el uso de medicamentos con
prescripción médica y sin utilizar ningún procedimiento quirúrgico. Obtenga más
información visitando su sitio web:


http://bit.ly/sinzumbidos